Suscríbete Iniciar sesión

Críticas

Cuéntame cómo pasó, episodio 407: Yo de joven era trosko

La última temporada de la mítica serie de RTVE arranca con muchos guiños internos, drama familiar y algún comentario político actual con mucha retranca
Cuéntame cómo pasó, episodio 407: Yo de joven era trosko 1

El 407, primer episodio de la última temporada de Cuéntame cómo pasó, que se dice pronto, empieza con una reunión familiar de todos los Alcántara muy tensa en el año 2001 y luego vuelve a 1994, donde se quedó al temporada anterior, para explicar cómo hemos llegado ahí. Sin desvelar muchos detalles, Merche anda preocupada por su salud, Inés estrena un documental en La 2, Toni recibe una oferta de trabajo un tanto inquietante y Oriol continua infiltrado para la Policía entre los neonazis, que preparan algún tipo de golpe ante las inminentes elecciones.

Pues ya está. Todo lo que empieza acaba y Cuéntame lo hará para mitad de diciembre más o menos, previa de Navidad según se emita episodio en los puentes de Todos los Santos y la Constitución o no (o si no empieza otra guerra, que a este paso). La serie llega hasta aquí tras una lenta agonía fruto, quizás, de cierto agotamiento creativo, pero también y sobre todo de los cambios en la forma de consumo de la ficción y la atomización de las audiencias. Va a ser, parece, una muerte digna.

Las cosas han cambiado tanto por el camino que ahora Ganga se dedica más a formatos de talents shows, como Cover Night, y ha sido absorbida por Squirrel Media, antigua Vértice 360. Imanol Arias ya no es el novio de España, ni el padre, ni siquiera el cuñao, solo otro tipo mayor enfadado con la vida (y con un inmenso talento y sus cositas con Hacienda, claro). Ricardo Gómez se faja como actor en cosas como El sustituto o La Ruta, que eran impensables en 2001. Etcétera, etcétera.

Elecciones generales

última temporada de cuéntame cómo pasó temporada 23 temporada final

Es solo un episodio de siete que compondrán la temporada final, así que es difícil saber si se mantendrá el nivel o si el esquema de saltos anuales resultará confuso. El arranque es tan directo, y confirma tantas teorías sobre el hipotética final de Cuéntame, que no lo vamos a desvelar. Cumple la doble función de esta despedida por todo lo alto: homenajear la propia historia de la serie y al mismo tiempo reflejar vivencias «normales». Las de todos. Cierra así un círculo que supondremos que subrayará el episodio final, de aquí a mes y medio.

Luego hereda de la temporada 22 alguna subtrama que dialoga con el presente y ellos, ya de paso, aprovechan y subrayan. Recordemos que esto se escribió antes de las municipales, y por tanto de la convocatoria de elecciones generales del 23J, y se terminó de rodar en septiembre, antes de la no investidura de Nuñez Feijóo. Así que una de las subtramas, montada explícitamente como paralela a la de Oriol infiltrado entre neonazis armarizados, es Toni Alcántara dudando si aceptar una oferta de trabajo del entonces emergente PP, vía un trasunto de Miguel Ángel Rodríguez, MAR, interpretado con mucha guasa por Carlos Santos.

Lo demás son guiños habituales de Cuéntame, menos explícitamente convertidos en comentarios políticos de actualidad, como la aparición de las Torres Gemelas, las referencias a música o cultura pop de la época y demás. La novedad es la forma: menos episodios, más presupuesto por episodio. Óscar Aibar y compañía —esta temporada solo dirigen los viejos rockeros: Aibar, Agustín Crespi, Antonio Cano y Joaquín Oristrell—, lujos impropios de Cuéntame: más y mejores exteriores, iluminación, ambientación, etcétera… Un exceso de despedida que también se agradece.

Yo soy tu madre

última temporada de cuéntame cómo pasó temporada 23 temporada final

Y ahora vamos a poner alguna pega. Cada episodio estará dedicado a un miembro de la familia nuclear (los padres, los cuatro hijos y la abuela Herminia, que suponemos que cerrarán o ella o Carlitos con el regreso triunfal del actor). Este primero supuestamente está dedicado a Mercedes y la acredita como ‘La fuerza’ de la familia. Pero… en realidad es una secundaria que recibe cero desarrollo o definición más allá de ponerse por detrás de los intereses de su familia en todo momento. Que la lectura de texto y subtexto es obvia, tanto que hasta lo comenta la voz en off de Carlos Hipólito, pero vamos, no fastidies.

En parte la culpa es de la temporada 21, que hipotecó el futuro de los personajes al presentarlos a todos los biológicamente posibles vivos en 2020. Pero al final el episodio es un comentario sobre los problemas de Cuéntame con su presunta protagonista principal femenina: en realidad, no saben qué hacer con ella. ¿La empoderan o la convierten en una personificación de las mujeres de su generación, como Antonio ciertamente es de cierta imagen sobre los hombres de la suya? Porque si es lo segundo, el tufo que acaba desprendiendo todo es paternalista y machista.

Pero bueno, se compensa con todo lo demás, que incluye muchas cosas que no podemos desvelar. Este episodio 407 de Cuéntame cómo pasó, primero de la temporada final, último de 1994 —me quedé sin Antonio cagándose en el árbitro del Italia-España del Mundial, pero gané en nazis humillados— es un buen indicio de que la serie se despedirá pensando más en darle un final adecuado que en eso de las audiencias, que a RTVE parece que solo le importa muy de vez en cuando. Llevamos uno, quedan seis.

Imágenes: Capítulo 407, 23×01, de Cuéntame cómo pasó – RTVE

Jose A. Cano

Jose A Cano (Sevilla, 1985), es licenciado en Periodismo. Ha colaborado en medios como El Mundo, 20 Minutos, El Confidencial o eldiario.es, entre otros, como periodista de local, internacional o Cultura. Actualmente ejerce como redactor en Cine con Ñ y colabora con El Salto, El Español o revista Dolmen. Socio de la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE).