CríticasSeries españolasSeries españolas 2021

Ruiz-Mateos, el primer fenómeno viral: Héroe o amenaza

La docuserie de RTVE Play analiza con gracia pero sin tapujos la figura del polémico personaje, tan payaso de circo como oscura figura empresarial

ruiz-mateos-el-primer-fenomeno-viral-cine-con-n

Ruiz-Mateos, el primer fenómeno viral, resume en cuatro episodios la trayectoria empresarial y judicial del fallecido José María Ruiz-Mateos, a la sazón fundador expropiado de Rumasa, azote del ministro Miguel Boyer, presidente del Rayo Vallecano y mediático personaje televisivo conocido por sus protestas en forma de performance y que en su momento llenó telediarios. Además de repasar sus numerosas polémicas, la docuserie analiza cómo llegó a convertirse en un fenómeno viral avant la lettre.

Roger Gual ha dirigido un documental tan ciclotímico como el personaje al que intenta retratar, en el que los testimonios acaban casi al servicio de una revista de prensa insuperable y el pequeño añadido de recrear momentos especialmente estrambóticos de los que no hay constancia. Hablamos de tartazos a Isabel Preysler, huidas en maleteros de coche y demás parafernalia del personaje, difíciles de procesar con la perspectiva del tiempo pero que entonces formaban parte del paisaje.

El recurso del «viral» es literal, ya que cada episodio juega con alguna de las performances más famosas del empresario y la adapta al formato redes sociales, imaginándose un «qué te pego leche» trending topic en Twitter o al youtuber Wismichu analizando la manera en la que el público actual habría recibido al personaje, hasta poner en palabras la principal cuestión que plantea la serie: ¿Payaso o villano?

Ruiz-Mateos y la cultura del pelotazo

Ruiz-Mateos

El documental sobre la historia reciente de España se está convirtiendo en un subgénero incluso con especializaciones, sean por ejemplo fenómenos concretos de la cultura POP o sonados casos judiciales. Ruiz-Mateos, el primer fenómeno viral, une ambas de cada además a dos tipos de público: el suficientemente mayor para acordarse pero no tanto como para tener frescos los detalles y el tan joven como para no tener ni idea de qué iba aquello y quedarse a cuadros ante el esperpento.

Ruiz-Mateos es uno de esos empresarios que florecen en la España de los 60 y 70 con el respaldo del Opus Dei, el boom urbanístico, el turismo y la especulación. La docuserie da voz a colaboradores directos del finado, pero también a los investigadores que destaparon la arquitectura de su entramado de empresas y a las víctimas de los famosos pagarés de Nueva Rumasa. De paso, los gobiernos de Felipe González quedan como ciertamente chapuzas, aunque en algún caso se defiendan sus decisiones, algunas por parte de los mismos ministros, como Carlos Solchaga, o de periodistas económicos muy crítica como Mariano Guindal, al que Ruiz-Mateos casi odiaba a nivel personal.

El logo de la abeja, además, es desmontado sin piedad. Algún antiguo empleado lo defiende, en especial la que fuese jefa de prensa de Ruiz-Mateos, Cuca García Vinuesa, que defiende su modelo de trabajo. Pero el tramo final, que no ha contado con la participación de la familia y sigue pendiente de juicio tras más de década, deja poco margen cuando se comprueban los efectos que ha tenido en los pequeños ahorradores que apostaron por apoyar al empresario cuando se presentó como una víctima de la corrupción del PSOE que intentaba rehacer su imperio.

Ruiz-Mateos y su circo de tres pistas

Ruiz-Mateos, el primer fenómeno viral: Héroe o amenaza 1

El documental es un festival de anécdotas que empiezan por el detalle de que Ruiz-Mateos no solo no improvisaba, es que incluso contrató un guionista y, para el día del famoso puñetazo, llegó a tomar clases de boxeo. Cuesta creer afirmaciones de Javier Sáinz Moreno, acreditado como «ideólogo de la guerrilla» sobre cómo llegaron a planificar el robo del botafumeiro de la mismísima Catedral de Santiago. El empresario, en fin, lo mismo intentó mediar entre Bush Sr. y Saddam Hussein para impedir la Guerra del Golfo que pensó en financiarle a Mel Gibson una segunda parte de La pasión de Cristo centrada en la Virgen María.

Encima uno de los episodios sirve para analizar la prensa del corazón y parte de la moral pública de la España de los 80 y 90, con Ruiz-Mateos atacando personalmente al ya ex ministro Boyer a través de su pareja, Isabel Presyler. La periodista Rosa Villacastín llega a revelar como sus compañeros compraban mentiras a sabiendas. Puestos a reflexionar sobre los populismos, señalar que entre 1989 y 1994, con dos fugas de los jueces ya perpetradas, el entonces también presidente del Rayo Vallecano ejerció como diputado europeo, que ahí es nada.

En resumen, un documental esperpéntico a sabiendas, disfrutón en cuanto al indudable sentido del humor que hace falta para leer todo esto, pero que no renuncia a mostrar las consecuencias de determinadas prácticas empresariales de la cultura del pelotazo o las chapuzas administrativas y políticas de la Transición. En fin, nada nuevo bajo el sol, para saber de dónde venimos e imaginarnos hacia donde vamos.

Imágenes: Fotogramas de Ruiz-Mateos, el primer fenómeno viral – RTVE Play

Puedes ver Ruiz-Mateos, el primer fenómeno viral completa online aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú