CríticasSeries españolasSeries españolas 2021

Dolores: La verdad sobre el caso Wanninkhof: De viva voz

El documental de HBO Max hace examen de conciencia con dos testimonios impactantes: el de la propia Dolores Vázquez y el de Alicia Hornos, madre de Rocío

Dolores: La verdad sobre el caso Wanninkhof: De viva voz 1

Dolores: La verdad sobre el caso Wanninkhof narra el conocido caso del asesinato de Rocío Wanninkhof desde el punto de vista de la principal acusada y durante mucho tiempo considerada culpable, Dolores Vázquez, que por primera vez da su testimonio. Junto a numerosos implicados en el caso o periodistas que lo investigaron, incluida la madre de la víctima o incluso miembros del jurado popular que condenó a Vázquez, se reconstruye no solo la investigación criminal, también el movimiento mediático alrededor del caso.

HBO Max debuta en España con un documental de altura, en profundidad, que elige un caso mediático para, por una vez, analizarlo sin frivolidades, aunque su punto fuerte sean más los testimonios que ninguna clase de enfoque novedoso sobre el tema. Más cerca de Nevenka que de El caso Wanninkhof-Carabantes, ya que este último aspiraba más a resumen que a análisis y aportaba poco más allá de ser una revista de prensa con mucha retranca acerca del papel de los medios en la construcción de culpabilidades.

Si acaso se le puede reprochar ese rimbombante «la verdad» en el título que parece anunciar revelaciones inéditas y una duración que roza lo excesivo. Cada episodio de Dolores: La verdad sobre el caso Wanninkhof tiene su función en la narración, y alguno, como el dedicado al juicio y el jurado popular, subrayan el acierto de la estructura, pero seguramente algunos se podrían haber fusionado. No obstante también esto señala otra ventaja de esta docuserie frente a otras: el tiempo que ha podido dedicarle a su producción.

Las verdades de Dolores: La verdad sobre el caso Wanninkhof

Dolores: La verdad sobre el caso Wanninkhof: De viva voz 2

Hay un testimonio que compite en impacto con el de Dolores Vázquez durante la docuserie, a pesar de que este sea el principal reclamo por motivos más que obvios, y es el de Alicia Hornos, la madre de Rocío Wanninkhof y algo parecido a expareja de la anterior. Más de 20 años después de los hechos, Hornos reformula sus declaraciones pero se mantiene en sus conclusiones en un proceso, incluso incómodo para el espectador, que el montaje explota oponiéndola constantemente a Vázquez.

La entereza de esta última se justifica plenamente en un proceso de recuperación de las secuelas de todo lo vivido que la propia docuserie expone. Por otro lado, es también el retrato de una personalidad fuerte y que no negocia: Vázquez se niega a presentarse como víctima doliente o a resultar simpática. Su rechazo de los testimonios que la llevaron a la cárcel sigue siendo feroz y sus maneras directas. No necesita caerle simpática a nadie para demostrar su inocencia ni justificar su vida personal o sentimental.

Por supuesto, quien acaba recibiendo más palos es la prensa de la época –con examen de conciencia por parte de Toñi Moreno-, tanto por parte de la narración como de la propia Vázquez y su entorno. Pero el sistema judicial no se queda atrás. El abogado de la falsa culpable sigue indignándose con algunas decisiones frente a la distancia, periodistas de tribunales de la época rescatan sus críticas del momento y hasta se hace un salto con doble tirabuzón al conseguir los testimonios de dos miembros del jurado, uno a cara descubierto y otro anónimo, que admiten sin ambages como el relato mediático los había puesto en contra de la acusada.

Algún momento de Dolores: La verdad sobre el caso Wanninkhof roza la falacia de leer los hechos desde 2021, pero eso no resta ni un ápice de potencia a su presentación pormenorizada tanto de las irregularidades del caso como de los prejuicios que llevaron Vázquez a la cárcel. De rebote y una vez más, es analizada la figura de Tony Alexander King y cómo fue posible que siguiese con su actividad criminal por el sur de España, además de las alambicadas teorías de la conspiración que algún implicado sigue manteniendo para sostener la participación de Vázquez en el asesinato.

Dolores: La verdad sobre el caso Wanninkhof es, en última instancia, un documental más que notable en el que, más allá del impacto de tener a la propia Dolores Vázquez repasando los hechos, otros testimonios de la misma época consiguen retratar la lectura a posteriori del caso aún mejor que ella. Y, sobre todo, es una invitación a no dejarse guiar por prejuicios interesados o las emociones a la hora de leer casos judiciales.

Imágenes: Montaje de portada – Cine con Ñ / Fotograma de Dolores: La verdad sobre el caso Wanninkhof – HBO Max.

Puedes ver Dolores: La verdad sobre el caso Wanninkhof online aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú