1. Reportajes
  2. Las creadoras de ‘Chavalas’ vuelven al barrio pero con adolescentes migrantes en ‘The gang’

Las creadoras de ‘Chavalas’ vuelven al barrio pero con adolescentes migrantes en ‘The gang’

Carol y Marina Rodríguez Colás participan en las Residencias Academia de Cine con un futuro largometraje sobre los hijos de la migración africana o latina en Cataluña

Las creadoras de 'Chavalas' vuelven al barrio pero con adolescentes migrantes en 'The gang' 1

«Chavalas respondía al ambiente en que nosotras crecimos, el de la migración interna. La nueva migración ha venido de fuera de España: Magreb, América Latina, China…», explica Marina Rodríguez Colás, guionista del título mencionado y futura directora de The gang. «Ahora los hijos nacidos en Cataluña de esas personas se chocan con el racismo sistémico: no se los considera ni españoles ni catalanes aunque se hayan criado aquí. Son los nuevos charnegos».

Con título provisional, The gang ha sido seleccionada por las Residencias Academia de Cine junto a otros 19 títulos en su tercera edición, actualmente en desarrollo. El nuevo título de las Colás, que hace poco menos de tres meses estrenaron Chavalas tras el paso de esta por el Festival de Málaga, es en muchos aspectos tanto la cara B como la continuación de los temas de la ópera prima de Carol, que ahora también dirigirá Marina.

La cineasta explica a Cine con Ñ por teléfono que de alguna manera The gang sí puede ser «un vistazo a cómo evolucionan los barrios. Esas zonas del extrarradio en la que ahora se relacionan los vecinos de toda la vida con las nuevas migraciones y en los que existe un clasismo y un racismo que no siempre se admite«. Los personajes serán adolescentes, en lugar de las treintañeras precarias de su anterior película, «porque no ha dado tiempo a que estas nuevas generaciones sean mucho mayores».

De volver al barrio a salir de él por primera vez

Chavalas
Fotograma de ‘Chavalas’

En The gang los protagonistas serán un grupo de jóvenes hijos de migrantes que hacen un viaje «tanto físico como emocional» cuando son invitados a una fiesta en otra parte de la ciudad, en una casa de un barrio más exclusivo al que no han ido nunca. «Esta vez no es volver, sino salir por primera vez del barrio», comenta Rodríguez Colás, «porque los protagonistas son más jóvenes y además nunca han tenido ese proceso de extrañamiento, de salir de su lugar de origen. Es la primera vez que se enfrentan a eso».

Para la escritora, la película «es lo que se llama un coming-of-age, un trayecto de madurez en el que descubren cosas sobre sí mismos. Todo cambia para ellos por lo que les va a pasar en ese viaje, tanto lo bueno como lo malo, porque cada personaje tendrá sus debilidades y sus fortalezas y ambas van a salir a la luz».

El de las hermanas es de los proyectos que han llegado a las Residencias con productora bajo el brazo, en este caso la barcelonesa Fasten Films. Ya existe una fase de documentación y un primer tratamiento de guión completado, y el objetivo es tener el definitivo para el próximo 2022. Marina Rodríguez Colás, que es la que participa en el programa de la Academia, aclara que en esta ocasión las hermanas ejercerán de codirectoras. El filme ya ha pasado por otros programas similares, como el Acció viver de Donnes visuals.

Actores no profesionales y personajes en construcción

Las creadoras de 'Chavalas' vuelven al barrio pero con adolescentes migrantes en 'The gang' 2

La cineasta cree que lo que puede hacer interesante a The gang es que «esta segunda generación de migrantes se ha tratado poco en el cine español, quizás porque no hemos llegado un punto de maduración suficiente en el debate público sobre el tema. Miras a los países vecinos y en Francia ha aparecido mucho más, pero siempre desde el drama social».

En este caso, y al igual que en su película prima-hermana y vecina de barrio, no quieren que sea un drama sino «una comedia dramática». También está el objetivo de «naturalizar a los personajes desde su propio carácter. Por ejemplo, la idea es que uno de ellos sea afrodescendiente, y el debate que tenemos ahora es cómo naturalizar la cuestión de la raza sin obviar el racismo. Para ellos, en los grupos que forman, que cada uno tenga un origen es algo natural, pero ignorar el racismo exterior al que tienen que enfrentarse no es posible».

El proceso de documentación ha incluido entrevistas con adolescentes y la constatación de sus diferencias con generaciones de jóvenes de barrio anteriores como las protagonistas de Chavalas. «Al contrario que otras segundas generaciones de migrantes, no tienen este complejo que nosotras hemos visto de querer ocultar las raíces raíces según el entorno en que se muevan», admite Rodríguez Colás. «También son muy activos en las redes sociales, y las usan para expresarse y vivir sin tapujos esa doble identidad».

Por otro lado, la propia naturaleza del argumento hace que la construcción de The gang vaya a ser muy alejada de su anterior experiencia: «Chavalas era una narración más tradicional con diálogos muy medidos. Aquí es diferente, sabemos que no podemos reproducir su forma de hablar», explica. «La idea es hacer castings en institutos y contar con actores no profesionales, dejando un espacio a la improvisación y a la experimentación para que cada uno construya su personaje».

Imagen: Marina Rodríguez Colás en una de las localizaciones para The gang – Cedida por la entrevistada
Menú