Suscríbete Iniciar sesión

El final de una serie diaria histórica

Por qué ‘Amar es para siempre’ ha sido tan importante, según mi suegra

Se despide el buque insignia de las tardes de Antena 3, un hito industrial de más de 4500 episodios, pero también un entretenimiento cotidiano que un par de millones de españoles han seguido a diario durante nada menos que 19 años
Por qué 'Amar es para siempre' ha sido tan importante, según mi suegra 1

Amar es para siempre la veo desde que empezó en TVE como Amar en tiempos revueltos. De hecho, en mi casa seguimos hablando de “los revueltos”. Cuando la pasaron a Antena 3 continúe viéndola, y ahora a veces si me salto un capítulo, me la veo luego en la aplicación…. Y alguna vez los he visto por adelantado por impaciente. Es una serie que me encantaba y me siguen encantando, ninguna temporada me ha decepcionado”.

La serie diaria de Antena 3, que hoy emite su última entrega, dice adiós tras casi 20 años, si contamos su etapa en La 1 de RTVE como ‘los revueltos’. 19 temporadas —7 en la pública, 12 en Atresmedia— y más de 4500 episodios —1707 y 2829 respectivamente— que si se hubiesen emitido bajo el mismo título la convertirían en la serie española con más capítulos de la historia —por separado les gana la vasca Goenkale, con 3707 episodios entre 1994 y 2015—.

final de amar es para siempre
Ángeles Martín y Ana Belén Alonso, dos veteranas de Vietnam que han formado parte del enorme elenco de ‘Amar es para siempre’ en estas últimas temporadas.

Un hito televisivo, industrial y también, la verdad, doméstico. Cuando una serie se emite durante tiempo, se convierte en parte de la cotidianidad de muchas familias. Y muchas son muchas. En La 1 llegó a pasar de los 2,8 millones de espectadores, en Antena 3 tuvo su pico con 1,7, y aunque notó el cambio, la competencia de la TDT o los cambios en los hábitos de consumo por las plataformas, nunca ha bajado del millón.

Podemos seguir con más datos, de hecho, alguno más va a aparecer, es inevitable, pero las personas no consumimos ficción solo por presumir de músculo industrial (aunque los políticos se empeñen en medirlo solo así y de vez en cuando los periodistas caigamos en la trampa). La gente vemos series para entretenernos, vernos representados o sentirnos parte de algo.

«Han formado como una familia de muchos hijos. Es un poco como nosotros»

En el año 2005, cuando empezó a emitirse Amar en tiempos revueltos, este redactor aún no se había licenciado en Periodismo, iba a turno de tarde y tenía clase a la hora que emitían la serie. Así que he consultado mejor a dos seguidoras de largo recorrido. Una, la que habría esta información, es María José, como anuncia el titular, mi suegra. La otra, Toñi, es la madre de una conocida.

Son señoras, aunque no sean de Murcia, y saben mejor que yo, y probablemente que usted, por qué Amar es para siempre ha sido tan importante.

Toñi: «La veo desde que empezó, ya hace veinte años, y la verdad que me fui enganchando. Iban cambiando de actores con otra historia, y me iba enganchando también, siempre había algo que nos mantenía pendientes».

María José: «Casi veinte años y todos los días espero el momento con ilusión, es mi momento del día. Solo una vez había visto una misma serie tanto tiempo: ésta y Cuéntame«.

Por qué 'Amar es para siempre' ha sido tan importante, según mi suegra 2
Carol Rovira y Paula Usero son Amelia y Luisita, #Luimelia, un hito televisivo de nuestro país. Háganme caso.

Cuéntame cómo pasó arrancó en 2001 y finalizó justo en diciembre del año pasado. En apenas tres meses se han ido las dos series más veteranas de la parrilla, lo que son las cosas.

La de TVE aventaja en años y en temporadas, 23, pero en episodios se queda en nada: poco más de 400 frente a los ya comentados 4500 de Amar es para siempre. Ambas tienen en común ser memoria histórica, en un sentido vamos a decir que más cotidiano que político. La diaria empezó en 1939, en plena posguerra, y ha llegado hasta 1983, resaca de Naranjito y la mayoría absoluta de Felipe González.

María José: «Mis favoritos son la familia Gómez: Pelayo, Marcelino, con sus meteduras de pata pero al mismo tiempo con su sensibilidad, y, por supuesto, Manolita. Otro personaje que me encanta es Justo Quintero, el que hace Iñaki Miramón«.

Toñi: “Ahora estos últimos actores que están son los que más me han gustado, porque han formado como una familia de muchos hijos. Es un poco como nosotros, que nos hemos casado y hemos tenido más hijos de los que normalmente tiene hoy la juventud”.

Manuel Baqueiro como Marcelino, Itziar Miranda como Manolita y José Antonio Sayagués como Pelayo tienen el récord absoluto de interpretar a un personaje durante más episodios, más de 4000 cada uno, aunque Baqueiro se lleva el oro con 4303. Eso solo entre Amar y Amar, luego está el cameo de la pareja en #Luimelia, el conocido spin-off digital de la serie.

Paula Usero y Carol Rovira, con carreras ya consolidadas tras interpretar a Luisita y Amelia, son la prueba de lo que menciona Toñi con la renovación constante del elenco. Esa sensación de renovación de la vida diaria que solo alcanza a una ficción de este tipo, pero que además ha sido cantera de intérpretes mientras colocaban en primer plano a veteranos con mucha mili.

«Han avanzado tanto que han llegado a alguna época que sí que recuerdo bien»

Por citar unos cuantos. Si lo van a leer en voz alta, cojan un poco de aire antes:

Ángela Cremonte, Alfonso Bassave, Asier Etxeandía, Nadia de Santiago, Ana Milán, Andrea Duro, Pedro Casablanc, Anna Castillo, Juanjo Artero, Pepón Nieto, Miguel Ángel Muñoz, Fernando Cayo, Víctor Clavijo, Olivia Molina, Jesús Olmedo, Ana Polvorosa, Adriana Torrebejano, Bárbara Lennie, Lola Herrera, Juanjo Puigcorbé, Jon Plazaola, Inma Cuestas, Álex García, Nancho Novo, Marc Clotet, Elena Furiase, Antonio Garrido, Belén López, Octavi Pujades, Toni Cantó, Michelle Calvó, Maria Castro, David Castillo, Ana Labordeta, Jaime Blanch, María Barranco, Melani Olivares, Antonio Durán ‘Morris’, Adelfa Calvo, Pepa Rus, Miriam Díaz-Aroca, Roberto Álvarez o Jordi Rebellón…

Si los vuelven a repasar, hay algún Goya por ahí y actores que les sonarán de otras series. Y sí, todos los más jóvenes los vio usted primero en Amar es para siempre.

María José: “Me gustaba ver los peinados, la forma de vestir. Han avanzado tanto que han llegado a alguna época que sí que recuerdo bien, como la muerte de Franco y la llegada de la democracia. Para mi lo han bordado todo, sobre todo Pelayo”.

Estos días Atresmedia y Diagonal, la productora, andan presumiendo de cifras. En los 12 años que ha estado en emisión en la cadena de Grupo Planeta Amar es para siempre ha contado con más 1.700 actores y 30.000 figurantes para los cuales se han utilizado más de 7.500 vestuarios distintos. Se han usado más de 300 decorados en dos platos de 1500 m2  y otro plató exterior de 1.000 m2 en el que está construida la mítica Plaza de los Frutos. Y como en los últimos años también se han atrevido con los exteriores, presupuesto mediante, añaden el dato de que los coches de producción han recorrido más de 450.000 kilómetros.

Lo cierto es que la representación de la historia reciente de Amar es para siempre ha sido discutida, como la de Cuéntame, pero en su caso menos. Quizás porque el culebrón a veces se considera un género menor y su repercusión va en consonancia, sea cual sea la audiencia, quizás por se entendió que su propósito era más blanco, menos con propósito de crónica política.

Aunque en muchas series el enfoque cotidiano siempre está presente, en Amar se trataba de visitar el salón de la casa de los demás a la hora de la sobremesa o la siesta. Eso no quiere decir que fuese neutra o que no tocase temas delicados. Además de abordar la homosexualidad en otros tiempos, como era el caso citado de #Luimelia, se trataron la corrupción en el franquismo y en la democracia, el machismo, la vejez, la soledad, la liberación de la mujer…

Por qué 'Amar es para siempre' ha sido tan importante, según mi suegra 3
El detalle del cartel con el bocata de tortilla francesa o el pepito de ternera, eso sí que es amar y es para siempre.

Toñi: “Son tantos años los que hemos visto que ya como que los primeros capítulos no me acuerdo de todo, tengo más claro lo reciente. Pero para mí ha sido una de las series mejores que hemos tenido desde tengo uso de razón, la más entretenida, y no creo que tengamos otra como esta”.

Irónicamente, Amar en tiempos revueltos se despide cuando el género de las series diarias vuelve a estar de moda e incluso a crear competición en esa franja que la serie ha dominado durante casi una década. La 1 de RTVE, tras parecer que renunciaba a ella cancelando Mercado Central y Servir y proteger, dio paso a La Promesa y La Moderna, además de 4 Estrellas en horario más tardío. Antena 3 ya ha estrenado el relevo de su buque insignia, Sueños de libertad. Tres de estas cuatro son series de época que vuelven a tratar los mismos temas de derechos de la mujer y cambios en la sociedad que acabaron recogiendo ‘los revueltos’.

Jose A. Cano

Jose A Cano (Sevilla, 1985), es licenciado en Periodismo. Ha colaborado en medios como El Mundo, 20 Minutos, El Confidencial o eldiario.es, entre otros, como periodista de local, internacional o Cultura. Actualmente ejerce como redactor en Cine con Ñ y colabora con El Salto, El Español o revista Dolmen. Socio de la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE).

APÚNTATE A LA NEWSLETTER DEL CINE ESPAÑOL

Get the latest business resources on the market delivered to you weekly.
Recibe en tu correo las últimas novedades sobre el audiovisual estatal
LA NEWSLETTER DEL CINE ESPAÑOL
Recibe en tu correo las últimas novedades del audiovisual estatal