1. Críticas
  2. HIT T2: Borrachera de amor

HIT T2: Borrachera de amor

La segunda temporada de la serie de RTVE arregla los defectos de la primera y mantiene todos sus aciertos en la ficción sobre Educación más valiente de nuestro audiovisual actual

HIT T2

En HIT T2 tenemos a Hugo Ibarra Toledo, alias HIT, profesor estrella de charlas TED y virales flipados, El Figura, el Artista de la Pista, pidiendo plaza en un centro público para volver a las raíces de la enseñanza. Destinado a un centro de FP de Puertollano, provincia de Ciudad Real, una vez más se enfrenta al reto de ser el tutor de la clase de los alumnos más indisciplinados. Así, al mismo tiempo que la ciudad vive bajo la amenaza del paro por el cierre de una fábrica, HIT vuelve a encontrarse con sus enemigos habituales: extrema derecha, homofobia, narcisismo, violencia… y su propio alcoholismo.

HIT T2, como otras series exitosas pero controvertidas recientes, parece haber recogido parte de las críticas recibidas por su primera entrega para darles la vuelta, y en su caso con notable éxito. Al renovar se jugaba convertirse en otra serie de instituto más, pendiente de los ligoteos entre los profesores y los desarrollos imposibles de mantener a los alumnos vinculados al centro mientras los actores cumplen años. Pero al convertir al protagonista en una suerte de Kung Fu de la Educación -algo que en parte ya era dentro de la ficción- se han abierto un mundo de posibilidades.

Sobre todo, unas posibilidades que aprovechan para poner el foco en todo lo que tradicionalmente se le ha reprochado que deja de lado a este tipo de ficciones. Aunque queden asignaturas pendientes, HIT es el primer profesor de la tele española, Merlí aparte, que ejerce en la pública casi que desde Segunda enseñanza -si consideramos que Querido maestro no iba sobre Educación, aquello era solo una excusa-. Y se mete en muchos charcos, aunque a veces se ahogue en un vaso de agua. HIT usa determinados temas de actualidad porque quiere hablar de ellos, no como una excusa para culebronizar.

Crítica de HIT T2 con spoilers

HIT T2: Borrachera de amor 1
«¡Vuelve a la M30, figurín!»

HIT T2 es una serie que usa como hilo conductor una huelga contra un ERE en la industria y que tiene uno de sus puntos álgidos emocionales en un grupo de sindicalistas reivindicando su ascendencia obrera y minera como identidad grupal perfectamente compatible con la diversidad de sus personajes. En la televisión pública y ambientado en un municipio de la España vaciada, con un profesor de un colegio público y sus alumnos de FP como protagonistas. Entre tanto thriller intensito en adosado con piscina y comedia que es clasista y no lo sabe, se imaginarán que su progretarra servidor está derramando gruesos lagrimones mientras escribe estas líneas

De la primera entrega solo se mantiene al protagonista y sus métodos, más un capítulo con los alumnos del Anna Frank como invitados y un cameo final. Hace poco entrevistábamos por aquí a Joaquín Oristrell, creador y guionista de HIT , a propósito del final de la T2, y confesaba que el modelo para Hugo fue House, entendido como un antihéroe que aplica determinados métodos muy locos en un ámbito como es la Salud o la Educación. Sin embargo, aunque ambos se odian a sí mismos, los diferencia cómo lo proyectan en los demás. Mientras el médico intentaba demostrar que todos sus pacientes eran una mierda de seres humanos, el profesor quiere que sus alumnos tengan la adolescencia feliz y con amor que a él le faltó.

Así que algo hay que celebrar: HIT es mucho mejor antihéroe que House, incluso lo supera, porque no romantiza su misantropía ni convierte en ejemplar el cinismo. De hecho, Hugo no es cínico, solo un poco cobarde y se protege mal. Sí, de todos estos tipos pocos recomendables, como Walter White, el mismo Merlí y demás, aprendíamos que tenían razones para ser así y en el fondo eran muy vulnerables, pero HIT es capaz de admitir esos defectos y pedir ayuda sin necesidad de ponerse intensito ni de matar a nadie. Hasta, dentro de su más que previsible capullez con las mujeres dentro y fuera de la historia, al menos no es un misógino paternalista como el susodicho Merlí.

El discurso de Chaplin y vivir de las propinas

HIT T2: Borrachera de amor 2
«Ah, que das charlas TED. Yo es que tengo un trabajo de verdad aquí en la FP, guapito de cara»

Por supuesto ver a los chavales en el capítulo 10 abrazados, con el fachilla desnazificado y siendo capaz de colaborar con el chico gay al que antes acosaba y apoyando a la persona no binaria, pues bien, pues mola. Y más en RTVE, con debate adjunto y gratis desde su plataforma, venga a recoger Ondas. Y con la chica sindicalista presentada como uno de los personajes más sensatos y que representa la herencia obrera de sus padres. Ni un jardín se deja sin explorar, aunque el personaje más explícitamente LGTBI fallezca en un tropo lamentable y sin explicación o no se explore la patología de la chica narcisista.

HIT es Nueva Sinceridad en vena, tanto que a veces nos satura con tanto hablar del amor y mostrarse vulnerable, casi pareciendo un tuitero que va de aliade. Quizás por ello no tenga igual actualmente como estudio de la masculinidad frágil en toda su gloria, que pasa de la euforia chulesca al miedo al abandono casi infantil en dos frases. Daniel Grao y el elenco de jóvenes actores que lo acompañan, además, se dejan la vida por los papeles, destacando a Álvaro de Juana o Carlota Gurpegui. No por que los demás lo hagan peor, sino porque sus personajes eran los más complicados a los que rascarles algo de simpatía del respetable.

En resumen: la temporada 2 de HIT mejora mucho los defectos de la primera conservando todo lo bueno, como su pulso dramático y la doble lectura -culebrón adolescente para los chavales y movidas de política educativa muy tochas para los adultos-. El protagonista sigue siendo un tonto a las tres irritante, pero forma parte de la premisa, ni su propia serie se lo toma en serio como héroe y a estas alturas sus heridas al aire lo hacen querible. El mérito de HIT T2 ya no es, además, ni siquiera ser ella misma, sino todo lo que demuestra que se puede hacer sin dejar de ser una serie «de instituto» que funciona como un tiro. Y solo por esto, y por ese final que no vamos a desvelar y que es un cliffhanger muy interesante, esperamos que haya T3.

Imágenes: HIT T2 – RTVE

Puedes ver HIT T2 completa online aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú