CríticasSeries españolasSeries españolas 2021

Ana Tramel. El juego, episodio 1: Contra el imperio de las apuestas

La serie de RTVE es un thriller extremadamente correcto que confía en su reparto y la denuncia social destacar sobre el resto

Ana Tramel. El juego, episodio 1: Contra el imperio de las apuestas 1

Ana Tramel. El juego nos presenta a la abogada protagonista y que da nombre a la serie, retirada y en medio de una depresión pero obligada a volver a ponerse la toga por un asunto familiar. Su hermano, jugador de póker profesional, ha sido detenido por cometer un delito que el afirma no haber cometido aunque tiene todas las pruebas en contra. En la investigación, Ana y su equipo descubrirán a una trama mucho mayor que implica casinos, casas de apuestas y grandes intereses políticos y económicos.

La gran apuesta por la ficción de RTVE para esta temporada, Cuéntame como pasó y miniseries de PlayZ aparte, es un thriller en el que todo es correcto, sin fisuras, pero sin llegar a destacar por nada, al menos en su primer episodio. La serie se la juega a tener identidad gracias a su reparto, lleno de grandes nombres con Maribel Verdú a la cabeza, y a la denuncia social, con la que además se posiciona claramente sin vergüenza alguna en un debate de actualidad, algo raro para nuestra televisión, aunque sea pública.

Ana Tramel. El juego llega tras meses de promoción, pases en el Festival de Málaga y el FesTVal de Vitoria e incluso ser candidata a la Ninfa de Oro en el Festival de Montecarlo. Además de por su innegable calidad técnica -que busca tanto la frialdad que quizás se arriesga a dejar así al espectador si el elenco no tiene el día-, habrá que destacarla precisamente porque TVE decida jugarse el formato de prestigio, de serie de prime time en abierto en La 1, a una producción que se enfrenta directamente al lobby de las casas de apuestas y su fomento de la ludopatía.

Crítica de Ana Tramel. El juego, episodio 1, con spoilers

ANA TRAMEL. EL JUEGO

Como decíamos, y a tenor de lo visto en este primer episodio de seis, Maribel Verdú en particular y el reparto en general -así por ejemplo Natalia Verbeke, Luis Bermejo o Israel Elejalde, a cuyo personaje se le presupone mucha más enjundia, por lo ambiguo que se presenta, de la que muestra en sus primeras apariciones-. Sin embargo, el que está espectacular, en una de sus mejores interpretaciones, es Unax Ugalde, lamentando que no vayamos a verlo en más episodios que en este.

Esta primera entrega es, en cualquier caso, un estado de la cuestión, que otorga a la heroína -o antiheroína que roza el tópico sino fuese porque es abogada y no policía o detective privada– la motivación para la investigación que vamos a ver en el resto de la serie. Los conflictos y los personajes, ya lo íbamos comentando, están un poco vistos, pero la sobriedad de la puesta en escena y el buen hacer de secundarios eternos como Luis Bermejo consiguen salvarlos.

En Ana Tramel. El juego, en fin, de momento nada molesta. Quizás la mayor debilidad de la protagonista es que el guión se empeña en que es carismática y no, el carisma es todo de Maribel Verdú. Ana Tramel, el personaje, al menos de momento, simplemente acumula los requisitos que se le exigen al sheriff para volver a ponerse la estrella tras mucho tiempo retirado y poco más. Aunque el final de este primer capítulo apunta a hacer diferente y derriba de golpe toda la fachada que había ido construyendo, si de verdad anuncia algo diferente está por ver.

Eurovegas Connection

Ana Tramel

Por otro lado queda la cruzada contra el mundo de las apuestas, que se plantea de frente y sin ningún tipo de ambigüedad. Viene de la novela, ya que el autor, Roberto Santiago, también es guionista y cocreador de la serie, y se permite algunos de los momentos formales menos habituales para la ficción española, con despliegue de gráficos y cifras que bien podrían estar sacados del Telediario 2 o El Objetivo para apabullarnos con los números que maneja el mundo de las apuestas en España.

De nuevo pendientes de lo que desarrolle la serie en sus capítulos futuros, Ana Tramel. El juego parece que no quiere quedarse en la superficie y, con la mínima sutileza imprescindible que pida desarrollar una trama de suspense, piensa atacar por todos los frentes al lobby de las apuestas: adicciones, publicidad invasiva, trampas, corrupción, especulación inmobilaria, conexiones políticas… Tan acostumbrados a thrillers inofensivos, desideologizado o que incluso blanquean determinadas prácticas, es una novedad más que bienvenida.

En resumen: un thriller muy solvente, que no se esfuerza demasiado en alejarse de los tópicos del género porque sabe que cuenta con la fuerza del tema y su actualidad. También confía mucho en el reparto para darle alma a unos personajes que no parece que acaben de tenerla por el guión -no era tan fríos en la novela-, pero de nuevo habrá que tener paciencia y ver cómo los desarrollan. La primera oportunidad, desde luego, se la merece de sobra.

Imágenes: Fotogramas de Ana Tramel. El juego – RTVE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú