1. Noticias
  2. Muere Verónica Forqué, la actriz que reinó en el cine español de los 80 y 90

Muere Verónica Forqué, la actriz que reinó en el cine español de los 80 y 90

Fallece la actriz a los 66 años, uno de los grandes talentos cómicos del cine español de los últimos 40 años y ganadora de 4 Premios Goya

Muere Verónica Forqué, la actriz que reinó en el cine español de los 80 y 90 1

Fallece Verónica Forqué, sin esclarecerse aún las razones de su muerte. Muere a los 66 años la actriz madrileña, que deja tras de sí una gran carrera en la interpretación tanto en el mundo del teatro como en el del cine, donde se inició por herencia familiar y donde estuvo presente durante más de 40 años. Durante esas décadas protagonizó algunas de las películas y series cómicas más emblemáticas de los años 80 y 90, que le valieron hasta 4 Premios Goya, siendo la actriz que más galardones tiene junto a Carmen Maura.

Verónica Forqué venía de una familia que estaba metida de lleno en el mundo del arte: era hija de la escritora Carmen Vázquez-Vigo y nieta del músico José Vázquez Vigo y, sobre todo, era también hija del director José María Forqué, uno de los nombres básicos del cine español durante el franquismo y que introdujo también en el sector al hermano de Verónica, Álvaro Forqué, fallecido en 2014.

Después de estudiar arte dramático, la joven Forqué empezó a trabajar en teatro y cine en los años 70, especialmente haciendo pequeños papeles en las películas de su padre (Madrid, Costa Fleming, El segundo poder, El canto de la cigarra), de Carlos Saura (Los ojos vendados) o José Luis García Sánchez (Las truchas). Pero el papel más relevante, el que la descubrió como actriz en sus inicios, fue ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (Pedro Almodóvar, 1984). A partir de esa icónica película, se convirtió en una de las intérpretes más cotizadas de la España de entonces.

La brillante década de los 80 como reina de la comedia

Muere Verónica Forqué, la actriz que reinó en el cine español de los 80 y 90 2
De izquierda a derecha, Massiel, Verónica Forqué y Ana Obregón en ‘La vida alegre’

Los nuevos directores de los 80, encabezados por Fernando Trueba y Fernando Colomo, quisieron inmediatamente contar con ella por su vis cómica y por su capacidad interpretativa para combinarla con momentos dramáticos. Su talento como actriz, con su mezcla de ternura, desparpajo y sensibilidad, le hicieron participar en varias de las películas más destacadas de entonces. Con Trueba trabajó en Sé infiel y no mires con quién (1985) y El año de las luces (1986), película que le valió su primer Goya, y con Colomo en La vida alegre (1987), que le valió el segundo cabezón, o Bajarse al moro (1989). También lo haría con Basilio Martín Patino en la recordada Madrid (1987).

Los finales de los años 80 fueron su gran época dorada, coronada con su papel de reparto en Moros y cristianos (Luis García Berlanga, 1987). Gracias a esta película se llevó su segundo Goya en la misma noche y el tercero en 4 años, un consenso continuado en los Premios jamás visto desde entonces. A principios de los 90 seguiría trabajando con Almodóvar, que confió en ella para ser la gran protagonista de Kika (1992), con la que obtuvo sus últimos grandes y únanimes reconocimientos de su carrera como actriz tragicómica por excelencia.

Verónica Forqué se va con varias producciones por estrenar

Muere Verónica Forqué, la actriz que reinó en el cine español de los 80 y 90 3
Rosa María Sardá y Verónica Forqué en ‘Salir del ropero’ (2019)

Los 90 los inauguró siendo una de las actrices más queridas y reconocidas de España y con gran actividad, especialmente en muchas de las comedias de Manuel Gómez Pereira como Salsa rosa (1991) ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo? (1993), El tiempo de la felicidad (1997) o Pepe Guindo (1999). También participó en las serie de televisión Eva y Adán, agencia matrimonial (1990-1991) o Pepa y Pepe (1995), esta junto a Tito Valverde.

Desde finales de los 90 y con cada vez menos papeles para mujeres de su edad, sus actuaciones en cine se espaciaron cada vez más y fueron cada vez menos importantes, dándole más peso a su carrera teatral y participando sobre todo en las películas de su marido, Manuel Iborra, y de amigos como el propio Gómez Pereira o Joaquín Oristrell, en las que seguía sacando partido a su naturalidad como actriz cómica.

Su última participación en una película estrenada en cines fue Salir del ropero (Ángeles Reiné, 2019), junto a su amiga y también recientemente fallecida Rosa María Sarda. Verónica Forqué seguía muy en activo en los últimos tiempos, como demuestran su comentadísima participación en el programa ‘Masterchef’, pero también las dos películas y la serie aún por estrenar que le quedaban: A 1000 kilómetros de la Navidad (Álvaro Fernández Armero, 24 de diciembre en Netflix) y Espejo, espejo (Marc Creuhet, sin fecha de estreno), y la serie de animación Pobre diablo, que llegará en 2002 para HBO Max.

Menú