1. Reportajes
  2. El éxito de ‘Veneno’ en HBO Max, ¿se abre una nueva puerta para las series españolas?

El éxito de ‘Veneno’ en HBO Max, ¿se abre una nueva puerta para las series españolas?

El éxito de Veneno en HBO Max arrastra a influencers como el mismísimo RuPaul. Vulture se rinde ante ella y la destaca entre sus recomendaciones. The New Yorker pide más. La serie de Los Javis es un hito en cuanto a crítica que pocas series españolas han alcanzado a nivel internacional, y menos en Estados Unidos.

Hace apenas dos años La casa de papel hizo historia al ganar el primer Emmy para una serie de televisión española. La internacionalización y el boom posterior de la ficción española posteriores son evidentes. ¿Puede ser ahora Veneno la que abra brecha en el acceso a un mercado tan complicado como el anglosajón y además con la etiqueta tan complicada del prestigio crítico?



Concepción Cascajosa, profesora de la Universidad Carlos III y experta en análisis de ficción televisiva, señala a Cine con Ñ que es «es pronto» para valorar el futuro impacto del actual éxito de Veneno. Y recuerda un precedente a nivel crítico: La cabina, de Antonio Mercero, que en 1973 ganó el primer Emmy para una producción española y «tuvo su influencia en el circuito del cine de terror anglosajón de la época».

La experta recuerda que hasta ahora «las series españolas en EEUU han tenido una presencia apenas marginal». Por ejemplo, El Príncipe o Gran Hotel se distribuyeron únicamente en canales hispanoparlantes. La casa de papel, a pesar de su enorme éxito internacional y de que tuitease sobre ella Stephen King, apenas fue contemplada por la crítica anglosajona. Élite sí es seleccionada por los distribuidores de Reino Unido y sus nuevas temporadas se celebran en la prensa, pero queda recluida al circuito de las series juveniles.

Lo que cree Cascajosa que demuestra Veneno es que las plataformas de vídeo bajo demanda han cambiado la forma de consumo «y nos han acostumbrado, a los espectadores pero también a los críticos, a ver y escribir sobre series internacionales que antes eran más inaccesibles. Saben que esas series tendrán un público. Hace 3 ó 4 años habría sido imposible».

Aunque el mencionado éxito de las series españolas, en realidad, demuestra que para abrirse mercado precisamente no es necesario Estados Unidos. La casa de papel es la serie más vista de Netflix en 2020 en todo el planeta salvo en la tierra de las oportunidades, y su primera adaptación a otro país será en Corea del Sur. Vis a vis ha cruzado el charco, pero a América Latina, el mismo espacio geográfico donde son más populares Élite o Merlí.

 

Atresmedia, marca internacional

«El éxito de Veneno es el reflejo de los grandes profesionales que hay detrás. Del talento de Los Javis, de las actrices y de la producción de Buendía Estudios» celebra Emilio Sánchez Zaballos, responsable de vídeo online de Atresmedia y desarrollo, estrategia y contenidos de Atresplayer. «Estamos muy contentos, es un caso espectacular», resume.

La compañía de Grupo Planeta es ya veterana en producir series de repercusión internacional. De las mencionadas anteriormente, Vis a vis, Élite, Gran Hotel, Velvet o El Príncipe llevan su nombre, además de, por supuesto, La casa de papel. En casi todas, como en Veneno, por la vía de colaboraciones de algún tipo con otras cadenas o plataformas, como Netflix o la joint-venture con Movistar+, su competidor tradicional en España.

Desde la casa de Antena 3 y La Sexta entienden que la difusión de las series de televisión «ya no depende tanto de la afinidad cultural o el tipo de consumo de cada país», ahora «lo principal es la ficción de alta calidad. Lo sabemos aquí y lo empiezan a saber en otros mercados». En este sentido «las colaboraciones son una necesidad competitiva en el actual mercado. Al unir fuerzas», explica Sánchez Zaballos, «no se cierran ventanas de exhibición, y así gana el contenido, el productor y la cadena».



Aún así, aunque la fórmula haya demostrado ser efectiva, el directivo explica a Cine con Ñ que no se debe asumir que todas las series se vayan a distribuir con acuerdos como los que tiene su cadena actualmente con Veneno en HBO Max o diversas series de Amazon Prime o Netflix. «Dependerá de las circunstancias de cada producto», pero «AtresPLAYER ya está disponible en toda la tecnología y no renunciamos a ser un operador que crea y distribuye su propio contenido».

Además «no es fácil hacer una serie como Veneno«. Lo que permite esta difusión es «tener una visión más ambiciosa del tipo de producto que se quiere hacer. En AtresPLAYER hemos potenciado nuestro área de ventas internacionales, y con éxitos de crítica como este la credibilidad de nuestros servicios aumenta».

Un cambio notable es como, hace no tanto tiempo, solo contaba Netflix al comienzo de este proceso de internacionalización de la ficción española. En el último año Atresmedia -con Buendía o por su cuenta- o la propia Movistar+ mueven sus productos para encontrarles acomodo en el mercado. 30 monedas de HBO Europe se estrenará en HBO Max y HBO en abierto en EEUU, y medios angloparlantes destacan entre los estrenos mundiales de Amazon Prime Video la reciente El Cid.

 

Tras las huellas de AlmodóvarPaquita Salas

Concepción Cascajosa recuerda a Cine con Ñ que el mercado angloparlante «puede colocar los productos en un contexto cultural diferente». No es imprescindible «pero hablamos de comentaristas y críticos con un público global, que además en el caso de The New Yorker o The Vulture tienen una audiencia muy sofisticada. Futuras series de Los Javis que puedan hacer con su contrato en exclusiva con Buendía se pueden apoyar en esa expectativa».

La profesora extrae un ejemplo del cine que no es ajena a la obra de Ambrossi y Calvo: Pedro Almodóvar. «Ser especialmente apreciado en el ámbito angloparlante ha permitido a Almodóvar jugar en una categoría más elevada en la financiación de sus proyectos, siempre por encima de la media española gracias a que sus expectativas de distribución eran mayores».

Otros éxitos, como el de Élite, han abierto la puerta a fichajes como el de su cocreador -y también de otra serie de Atresmedia, Los ProtegidosDarío Madrona por la plataforma Peacock, propiedad de NBC, para la que será showrunner de One of us is lying.

En cualquier caso «el futuro es un lugar desconocido». Es muy posible que «parte del triunfo de Veneno en HBO Max es que claramente tiene un nicho. Nos demuestra que la cuestión cultural ligada a lo nacional no es tan importante como contar historias que puedan resonar a nivel global«.

Cascajosa valora que la serie ha sido capaz de presentar a Cristina Ortiz «de una manera que por un lado es accesible pero sin renunciar a que esté bien localizada. Quizás el público de otros países no entiende lo mismo que nosotros con algunas referencias culturales, pero la fuerza central del relato se mantiene«.

Lógicamente «siempre que hay un éxito de un país que funciona en el ámbito angloparlante es mucho más fácil que más contenido vaya detrás«. La ficción nórdica, empezando por la danesa, se internacionalizó a raíz de la emisión en Reino Unido de Borgen o Forbrydelsen. El problema es que «quizás no es tan fácil encontrar algo similar a la obra de Los Javis. Los operadores del mercado pueden estar más interesados, pero tardaremos un poco en verlo».

 

Jose A Cano (@caniferus)

Menú