ListasPor tema

Comedias españolas de Nochevieja para despedir 2020 guardando la distancia de seguridad

No son las comedias más ocurrentes ni los filmes más brillantes, pero al menos dejarás atrás este año riéndote.

Si pones estas películas a las 22.21 del 31 de diciembre cuando lleguen las campanadas en la tele no estará pasando nada especial, pero al menos te habrás reído un rato y te sentirás mejor. No se puede despedir el año sin películas de Nochevieja y el cine español tiene su pequeño surtido de comedias muy cafres para ambientarla. Desde la que no soporta los especiales de Año Nuevo hasta la que nos anima a encontrar el amor.



Además las campanadas de la Puerta del Sol forman parte de la historia del cine español, y no es una forma de hablar. En la que está considerada la primera película sonora de nuestro audiovisual, El misterio de la Puerta del Sol, de 1929, se llegan a escuchar las campanadas de Año Nuevo. También otro de los grandes de nuestro cine, Santiago Segura, tenía una frase demoledora sobre las fiestas de Nochevieja: el único día del año donde si un desconocido te agarra por la cintura sin permiso y te grita al oído «¡Conga!» está mal visto pegarle.

Así que si la Nochebuena tiene a La gran familia o Plácido, según las ganas que uno tenga de buenos sentimientos o no… si en EEUU tienen Cuando Harry encontró a Sally o El apartamento… la Nochevieja española tiene…

 

LA PRIMERA NOCHE DE MI VIDA (1998)películas de nochevieja

La primera película de Miguel Albaladejo, por la que fue nominado al Goya a Mejor Dirección Novel, y escrita por la mismísima Elvira Lindo -que también aparece como actriz-. Director y escritora volverían a colaborar apenas un año después para adaptar Manolito Gafotas. Comedia coral ambientada en la Nochevieja de 1999, en ese momento el futuro inmediato. El equivalente patrio al famoso capítulo de Los Simpsons del efecto 2000, aunque tratado con bastante menos drama. Precedente de Noche de Reyes y prima-hermana ibérica de comedias al estilo de Un padre en apuros al presentar la expectativa inflada de una celebración que se va pinchando por diversas razones.

Emilio Gutiérrez Caba y Adriana Ozores encabezaban un reparto de payasos serios en el que destacaba una entonces aún no tan conocida Leonor Waitling. La moraleja está repleta de buenos sentimientos pero sin caer en moralinas ni ñoñerías, un poco al estilo de lo que se puede esperar de su tándem creativo. En su momento tuvo buena acogida, pero hoy es casi inencontrable.

 

NO CONTROLES (2011)películas de nochevieja

La cinta de Cobeaga es una comedia cafre envuelta en las formas de una comedia romántica, lo cual define muy bien muchas obras del director y guionista vasco hasta que se quitó la correa con Negociador y Fe de etarras. El protagonista Sergio, interpretado por Unax Ugalde, se ve atrapado en un hotel en plena Nochevieja junto a un variopinto grupo de turistas y otras fieras mientras su ex novia de la que sigue enamorado, Bea (Alexandra Jiménez) se dispone a volar a Alemania. Si le sumamos tópicos a los que jugar a dar la vuelta no acabamos nunca, pero la Nochevieja vuelve a servir como espectáculo de felicidad forzada en la que la soledad puede llegar a pesar más y su trasfondo subraya el patetismo del «héroe» romántico.



Pero no nos engañemos, de esta entre todas las películas de Nochevieja lo que recuerda cualquier espectador es a Juancarlitos. Ese amigo flipado y completamente insoportable que tiene gracia en pantalla e interpretado por Julián López, pero al que en la vida real estrangularías con el espumillón mientras Anne Igartiburu anuncia que ya vienen los cuartos.

 

CUERPO DE ÉLITE (2016)películas de nochevieja

Sí, esto pasó. Y quizás incluirla entre las películas de Nochevieja vaya un poco forzado. Joaquín Mazón dirigió esta comedia, derivativa de los éxitos de Ocho apellidos vascos y la serie Allí abajo, en la que se explotaban sin ninguna vergüenza los tópicos regionales de esta España mía, esta España nuestra. Con el mosso repelente e individualista, el ertzaina más bruto que hecho por encargo y la guardia civil que reza un Ave María para disparar bien capitaneados por un guardia de tráfico madrileño tan flipado como inútil. La cosa es que el plan malvado del malo -el ministro del Interior que interpreta Carlos Areces, en el toque chanante imprescindible- es hacer estallar una bomba núclear en el reloj de la Puerta del Sol durante los fastos de Nochevieja. Y allá tendrán que ir nuestros héroes, o como los queráis llamar, a impedir tan desopilante villanía.

A efectos prácticos la Nochevieja la podían haber sustituido fácilmente los Sanfermines, la Tomatina o cualquier otra fiesta popular que se considere más o menos idiosincrática de la identidad española, pero hacía falta esa peculiar mezcla de lujo y cutrez, de alegría sincera y caspa, que la define.

 

MI GRAN NOCHE (2015)películas de nochevieja

¿Lo dudabáis? La película de Álex de la Iglesia no está ambientada exactamente en Nochevieja, sino en la grabación de una de esas insufribles galas televisivas de Año Nuevo. Si Berlanga rodó Plácido en parte para echar vitriolo sobre los maratones benéficos de Navidad que no soportaba, lo del director de El día de la Bestia con los especiales de Nochevieja no tiene nombre. Comedia coral con un enorme Raphael que se autoparodia de principio a fin y que aprovecha su contexto mediático y loco para criticar la falsa felicidad de las fiestas. Claro que aquí el peligro no es que Juancarlitos te haga pasar vergüenza ajena, sino que la compañera de mesa gafe provoque que te aplaste un foco o que el cantante con el que compites por la primera actuación tras las campanadas te deje tuerto.

Probablemente no es la película de de la Iglesia que vaya a pasar la primera a la historia, pero si es su comedia más cafre y desenfadada, en el sentido de parecerse mucho a esas mismas fiestas que está criticando: una celebración sin otro objetivo que pasarlo bien y descontrolar lo que no sé descontrola el resto del año.

 

Jose A Cano (@caniferus)

Etiquetas: , , , , , , ,
Menú