1. Listas
  2. Cuando Raphael fue una estrella de cine

Cuando Raphael fue una estrella de cine

Aprovechando el estreno de la docuserie ‘Raphaelismo’, hacemos un repaso a la particular y notable filmografía del cantante nacido en Linares

las películas de Raphael

Casi todas las estrellas de la música de los 60 y 70 saltaron al cine, pero las películas de Raphael fueron un género aparte. El baladista nacido en Linares llegó a la gran pantalla en el arranque de su éxito y de la mano nada menos que de Mario Camus, con el que rodó hasta tres largometrajes. Como muchos otros antes y después, casi siempre interpretaba a un cantante en apuros, aunque también le tocó hacer de latin lover y de granuja perseguidor de turistas.

Pero en las películas de Raphael van a destacar dos cosas. Primero, la autoparodia -que en su momento cultivaría también con bastante éxito Manolo Escobar-, con la cual alcanzará otro nivel cuando Álex de la Iglesia le proponga regresar como actor tras más de 40 años en Mi gran noche. Y segundo, la tragedia. Por que los personajes Raphael… suelen perder. Su drama viene más de circunstancias familiares o sociales que de un amor no consumado, y cuando este último está presente, es raro que tenga final feliz.

CUANDO TÚ NO ESTÁS (1966), de Mario Camus

Cuando Raphael fue una estrella de cine 1

Tiene un apartado especial, como fenómeno que fue, en el documental que estrena Movistar+ este jueves 13 de enero. No se trata exactamente la primera de las películas de Raphael, ya que apareció sin acreditar como «cantante» en números musicales en alguna anterior. Sí que debuta aquí como protagonista y junto a Mario Camus, realizador que nunca le perdió la cara al cine popular. En algunos aspectos, la más plana de su filmografía común, aunque interesante por el argumento que plantea: Raphael se interpreta a sí mismo, un joven cantante que tras pasar hambre haciendo girar por los pueblos de España, consigue triunfar gracias a la radio y al interés de una periodista. El espectáculo como camino de desclasamiento en un país desigual, muy presente tanto en la vida del propio artista como en la España de la época, edulcorado con algo de romanticismo.

La puedes ver en

DIGAN LO QUE DIGAN (1968), de Mario Camus

La película que convirtió a Raphael en una estrella en la Unión Soviética, aunque les cueste a ustedes creerlo. Coproducción con Argentina que se estrenó doblada al castellano peninsular, por lo que un taxista bonaerense podía dar los buenos días en vallisoletano. Un melodrama tontorrón solo en la superficie -Antonio Gala participó en el guión-, ya que con la excusa del flirt romántico con el personaje de Serena Vergano -más conocida por su trabajo en los filmes de la Escuela de Barcelona que por hacer cine popular- se cuenta una historia de miseria y desarraigo a través de la relación entre dos hermanos, uno que emigró a Argentina y no le fue tan bien como esperaba y otro que malvive en España actuando para turistas en cruceros. Si se ve con los ojos de los españoles a ambos lados del Atlántico de la época, una tragedia devastadora de final esperanzador, a pesar de todos sus defectos.

SIN UN ADIÓS (1970), de Vicente Escrivá

Una de las tres películas en las que el cantante fue dirigido por Escrivá, un clásico de la comedia y del cine populachero que también se contagió del aire melodramático de las canciones de Manuel Alejandro. El argumento es más previsible (aunque su final no): Mario Leyva, famoso cantante, vive una vida vacía, acosado por las fans y manejado por un abusivo manager. Pero todo cambiará cuando un concurso de una marca de tabaco le regala a una humilde seguidora del músico un fin de semana junto a él en Mallorca. Más allá de la historia de amor, el número en el que Raphael interpreta ‘Balada triste de trompeta’ caracterizado de payaso triste es historia del cine español, en más de un sentido. Y luego tiene diálogos tan desopilantes como «¿Por qué te drogas?». «Si no me drogo, soy así de simpático».

La puedes ver en

MI GRAN NOCHE (2015), de Álex de la Iglesia

Cuando Raphael fue una estrella de cine 2

La más loca de las películas de Raphael. Aunque principal inspirador de Balada triste de trompeta, Raphael no aparece en el filme de Álex de la Iglesia, apenas su voz, archivo y dejes de su estética. Pero cinco años después el director bilbaíno se atrevería a proponerle la autoparodia definitiva: el papel de Alphonso, un cantante en el ocaso de su carrera, divo que roza el supervillano de tebeo y obsesionado con ser el protagonista de la primera actuación tras las campanadas de Nochevieja en una gala de Año Nuevo que se rueda en octubre. Un espectáculo donde tanto Raphael como Álex de la Iglesia están en su salsa: falso, exagerado, violento, grotesco… pero con una energía y un ansia de celebrar la vida imparables.

La puedes ver en

RAPHAEL, DESDE RUSIA CON AMOR (2020), de Xavier Baig y Jordi Rovira

Cuando Raphael fue una estrella de cine 3

Entrega del Imprescindibles de RTVE casi complementaria a Raphaelismo, que desbordada por tener que condensar en cuatro episodios toda una carrera como la suya no tiene espacio suficiente para el casi desconocido éxito de Raphael en la mismísima Unión Soviética de Brezhnev. Esto no es broma. En 1970, con el Muro de Berlín recién levantado y la invasión de Checoslovaquia aún calentita, Digan lo que digan, las más internacional de las películas de Raphael, revienta los cines de la URSS y el cantante español es invitado a visitar el país. Este documental explica la relación entre el artista y 40 millones de soviéticos y como llegó a ser condecorado por ser la persona más que ha contribuido a la enseñanza del español en el país.

La puedes ver en RTVE Play.

Imagen de portada: Fotograma de Volveré a nacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú