1. Críticas
  2. Élite historias breves T2: Sobre ir a escribir en taxi

Élite historias breves T2: Sobre ir a escribir en taxi

Las miniseries de vacaciones del popular culebrón de Netflix son a la crítica social o las series sobre Educación lo que ‘La casa de papel’ a la economía o los policiales

Élite historias breves T2: Sobre ir a escribir en taxi 1

Élite historias breves sigue a los personajes de la popular serie en sus vacaciones de Navidad durante este 2021, igual que la anterior entrega echó un vistazo al parón en las clases del verano. Cayetana participa en un mercadillo solidario y conoce a un nuevo aspirante a novio mientras su ex la sigue a todas partes o Samu se enfrenta a un posible desahucio al tiempo que Patrick recupera la fe en la Navidad durante una orgía con drogas.

Resumiendo rápido: si eres fan, te va a gustar. Si no lo eres, te va a dar completamente igual, más allá de cierto interés antropológico. Siguen siendo las muy locas tramas de culebrón de la Élite «normal», con sus giros de clase -social- tan desquiciados y su toquecito entre lo tóxico y lo morboso para las relaciones que harían desear una muerte rápida al personaje de Gillian Anderson en Sex Education. HIT de profesor sustituto en Las Encinas, eso le pedimos ya a la vida.

En fin, que Élite es al drama o las series adolescentes lo que La casa de papel al policíaco, no sé si me explico, y casi siempre al verla hay que tener en cuenta las toneladas de retranca de cada diálogo y la cantidad de autoironía que empieza a alcanzar tras casi cinco temporadas. Otra cosa es que la tramas que tratan las diferencias de clase entre los personajes, supuestamente presentes por definición en la misma raíz de la serie, acaben de funcionar más allá de como excusa culebrónica.

Reseña de Élite historias breves T2 con ligeros spoilers

Élite Historias Breves

Élite historias breves, edición navideña, se divide en tres miniseries. Una se dedica a Cayetana, la limpiadora e hija de limpiadora que mentía sobre su extracción social y se recupera de su ruptura con un príncipe de Genovia o país similar -personaje, por cierto, creado antes del estreno de Young Royals-. Otra, a Samu, el presunto protagonista, Peter Parker de Las Encinas, que intenta conseguir dinero para no perder su casa desnudándose en un onlyfans. Y finalmente Patrick, el überpijo hijo del actual dueño del exclusivo colegio, que vive un particular Cuento de Navidad en una orgía con drogas donde vuelve a descubrir el verdadero significado de la familia.

Madre del amor hermoso, menudo cacao maravillao. Es que solo escribir las sinopsis marea. Es que es maravilloso. Recordemos que la premisa original de Élite era meter «chavales pobres» en un colegio superexclusivo de la muerte de megapijos y jugar con ello en clave de culebrón, sin preocupaciones sociales de ningún tipo más allá de meter cierta diversidad, más efectiva en lo sexual que en lo racializado, además. Siempre con algún asesinato o similar para darle gravedad policial y algo de suspense al tema y poco más. Y carne, mucha carne, lo del only fans en realidad es de lo más tierno que se ha visto en la serie.

En fin, a lo que iba. Hace unas semanas Diego San José, creador de Venga Juan, era entrevistado en El País por Manuel Jabois y recordaban una cita de Azcona -por el que aquí sentimos auténtico devoción- sobre cómo un guionista está acabado cuando dejar de usar el transporte público y se pasa al taxi, como metáfora de cierta desconexión con la realidad social que quiere reflejar. Carlos Montero, creador de Élite, escribió un tuit que luego borró tomando la frase literalmente y afirmando que le parecía un pobre baremo para medir la calidad de un escritor. Y claro, por supuesto, entendida así la afirmación es una tonterida española.

Azcona, desahucios y only fans

Élite historias breves T2: Sobre ir a escribir en taxi 2

La cosa es que Élite historias breves es divertida si uno no se la toma en serio ni por casualidad, algunos de los actores son bastante buenos y se nota que se lo están pasando bien -sobre todo en la parte de Samu- y hasta la miniserie de Patrick la dirige Eduardo Chapero-Jackson, aparentemente recién llegado de filmar las sobredósis de Coral en Sky Rojo, vamos, con el truco pillado al asunto. Y puedes decir que trata temas sociales, más o menos como lo haría un telefilm estadounidense de Navidad, con mensaje familiar pero sin tocar lo religioso -aunque con el precioso detalle cañí de reivindicar a los Reyes Magos frente a Papá Noel además en formato chulazos que te ofrecen no oro o mirra sino droga de calidad-.

Pero luego es lo que es. La sublimación del modelo aspiracional de los colegios exclusivos como única puerta de entrada a un futuro mejor. La trama del desahucio que ni se plantea la injusticia del hecho en sí o lo enfermo que es que la única salida sistémica para evitarlo sea empelotarse por dinero -que aquí lo hacen por gusto, pero creerse que todo el mundo puede elegir eso es vivir en los mundos de Yupi-. Meterle girito feminista a Cayetana mandando a freír monas al novio überpijo -príncipe de Borduria o país similar, recuerden- pero nadie parándose a decir que esta cosa de la donación de ropa para que los pobres estén calentitos es más clasista que cuando ella mentía sobre el trabajo de su madre.

En resumen. Si no tiene usted ganas de darle tantas vueltas a la cabeza como en estas críticas y le gustan los culebrones de adolescentes interpretados por adultos en los que se enseñan toneladas y toneladas de tabletas abdominales en las que rayar queso y firmes cuartos traseros, bienvenido a casa, que aquí hasta lo sazonan con buenos sentimientos navideños. Si lo que busca es tramas con mucha retranca y crítica social, estas miniseries, sobre todo la de Cayetana, serán un coitus interruptus. Para todos los demás, pues yo que sé. Filmin.

Imágenes: Fotogramas de Élite historias breves T2 – Netflix

Puedes Élite historias breves T2 completa aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú