Suscríbete Iniciar sesión

ENTREVISTAS | CRISTÓBAL DE LA ROSA Y NATACHA MORA

«Las productoras que vienen a Canarias lo que nos demandan es más contratación local»

El director general de Innovación Cultural e Industrias Creativas del Gobierno de Canarias y la coordinadora de Canary Islands Film hablan sobre el reto de la cultura en las regiones ultraperiféricas
"Las productoras que vienen a Canarias lo que nos demandan es más contratación local" 1

Un festival de cine del tamaño de la Berlinale es muchas cosas. En primer lugar es, obviamente, una muestra de los trabajos audiovisuales llamados a marcar tendencia en la temporada. Esto sería, claro está, el aspecto más cultural en el sentido estricto del término, pero como digo también es muchas más cosas. Solo falta acercarse al European Film Market, apenas a unos cientos de metros de la Potsdamer Platz para darse cuenta de cómo bulle el edificio de corte neoclásico que lo acoge.

Nos acercamos hasta allí para hablar con Cristóbal de la Rosa, Director General de Innovación Cultural e Industrias Creativas del Gobierno de Canarias, y Natacha Mora, Coordinadora de Canary Islands Film, para poder tener una visión más global de lo que acoge un Festival como el berlinés y también para hacer hincapié en una de las regiones de nuestro país donde, gracias a sus características propias, más se ha desarrollado la industria audiovisual en los últimos años.

Empecemos, si os parece, definiendo cuál es la función exacta que cumple la Dirección General de Innovación Cultural e Industrias Creativas.

Cristóbal de la Rosa (CR): Bueno, fundamentalmente es un departamento que intenta consolidar el sector audiovisual canario a través de una serie de políticas que tienen que ver con la captación de inversión y producciones, con el apoyo al sector directamente en forma de subvenciones porque es dinero público. Pero también con la formación y el apoyo a toda la política de la Film Commission de Canarias. Esto es lo más importante diría yo.

"Las productoras que vienen a Canarias lo que nos demandan es más contratación local" 2
Natacha Mora y Cristóbal Soria en el marco de la Berlinale 2024. ©Canary Islands Film

Natacha Mora (NM): Sí, podemos decir que trabajamos en dos ámbitos. Uno es la parte de atracción de rodajes, que ahí sí estamos posicionados hace tiempo porque hay incentivos, por las localizaciones, etc., y el otro es el apoyo a nuestro propio sector a través de lineas de subvenciones, de formación etc. Aunque es verdad que está totalmente interrelacionado, no podemos ir por separado en estas dos facetas. Trabajamos de forma muy coordinada con todas las instituciones públicas de las Islas porque, al ser un territorio muy fragmentado, si no nos coordinamos bien, las cosas se pueden complicar un poco. Por eso trabajamos muy fuerte en ese sentido.

CR: Y el hecho que hace quince años el Gobierno de Canarias declaró el Audiovisual como un sector estratégico nos ha permitido esa coordinación que dice Natacha. Porque al final, como estás, digamos, en primera línea del trabajo del Ejecutivo, eso te facilita que Hacienda se incorpore en todas las conversaciones, que se sume a que nuestra sociedad que hace intervenciones, la zona ZEC de Canarias con sus beneficios fiscales, Cultura, que somos nosotros. Es decir, todo un conjunto de actuaciones y de administraciones trabajando conjuntamente.

Entrando en concreto en el Festival. Aquí en Berlín se estrenó una película que es 100% producción canaria como es La hojarasca, de Macu Machín. ¿Qué representa para vosotros el estreno en un Festival tan importante como éste?

CR: Significa mucho. Como todo en esta vida es una escalera, esta selección significa un escalón importante. Yo creo que esto es lo más potente. No sólo por el reconocimiento al trabajo de Macu Machín, de Alayón, de todo su equipo y todo el mundo sino además en el sentido de la visualización que se hace del trabajo que se ha venido realizando en el sector. También en el sentido de la historia que cuenta, que es la historia de las mujeres de su familia, una historia que tiene que ver con una reflexión propia… eso también implica cosas, ¿no? No es el caso de una coproducción donde has ido en régimen minoritario, que a lo mejor no tiene mucho que ver contigo. No, aquí has ido con algo tuyo.

Es una película que está imbricada con el territorio, con las personas que lo pueblan…

CR: Cien por cien. Es muy bonito, y es lo que ella dice. Yo cada vez percibo que cada vez más artistas actuales generan obras artísticas que les permiten autoexplicar su existencia. Es curioso. No pasaba hace veinte años pero ahora está pasando. Está pasando un montón con gente joven ¿no? Que perciben la obra artística como uno de los caminos para madurar, para explicar su vida, para entenderte a ti mismo.

De hecho, ha habido varias películas que inciden en esta forma de expresión. Parece un gran momento del cine canario, y es fruto de este trabajo.

CR: Y en la literatura también está ocurriendo, con obras literarias de gente muy joven.

Estas obras ayudan también a mostrar un rostro diferente de las Islas del que estábamos acostumbrados a ver en otras producciones, y se cambia esa imagen típica que todo el mundo podía tener, quizá desde la Península o de otras partes de Europa de la postal de playa, etc. ¿Es una de las intenciones?

CR: Sí, seguro. Al final, afortunadamente, todos somos iguales. Quiero decir, es verdad que el territorio te marca mucho y las relaciones sociales en tu territorio también pero al final las reflexiones que hacemos los humanos son idénticas para un chico joven de Senegal, una chica que trabaja en Mumbai y una persona que vive en Santa Cruz de Tenerife.

En los últimos años hemos visto un gran crecimiento de rodajes en Canarias aprovechando obviamente los paisajes variados, el clima, pero también las ventajas de ser una zona ultraperiférica. ¿Ha servido todo este trabajo, todos estos rodajes, para elevar la categoría de los técnicos de las Islas?

NM: Nosotros llevamos diez años, desde el año 2015 que fue cuando cambió el Impuesto sobre Sociedades y que fue el cambio más importante que hubo, en esta línea. El pico de incremento de rodajes que vinieron a Canarias, con la contratación de toda la parte técnica, al final a los técnicos le dan un know-how que luego ellos pueden aplicar para sus propias producciones. Creo que sí, que está totalmente relacionado. Ahora mismo estábamos en un desayuno donde una de las empresas que ha hecho el service de la temporada 4 de Jack Ryan (2018-2024) contaba que tenían como 900 contrataciones y el 60% eran canarios.

CR: Es una cifra importante, y es algo que al principio no ocurría.

¿Una cosa implica la otra y se crea un círculo virtuoso donde todo el mundo sale beneficiado?

CR: No sé hasta qué punto porque lo hemos visto con varios productores. No sé si tiene que ver con la vida nuestra allí, digamos, con la facilidad de vida que probablemente se percibe desde fuera, pero cada vez más las producciones prefieren contratar gente de Canarias. Probablemente tiene que ver con costos, pero también tiene que ver con la percepción de “bueno, estoy aquí, me interesa mucho esta forma de vida, tiro de aquí, etc.”. Quiero decir que, al final, tenemos la suerte que las productoras que vienen a Canarias lo que nos demandan es más contratación local, no al contrario.

NM: Sí, la industria ha ido creciendo. Ha ido creciendo toda la parte técnica, ha ido creciendo toda la parte de proveedores y eso si, paralelamente, lo estamos acompañando con una apuesta por nuestro talento, por nuestros creativos como Macu (Machín) o como muchos otros que están saliendo, pues al final el puzzle encaja muy bien porque tienes la parte técnica que está adquiriendo mucha experiencia con todo lo que está viniendo y luego esa parte técnica puede acompañar a la parte creativa y tener una oferta completa.

Entonces hay una apuesta clara para que los beneficios que vienen determinados por esos rodajes redunden en cierto sentido en la gente de las Islas.

CR: Es la única razón por la que está el Gobierno (risas), que se debe a toda la ciudadanía. Ésa es la verdadera razón. Además, como región ultraperiférica, una característica que compartimos con las demás regiones de este tipo es que solemos depender de pocos productos de una manera muy intensa. En el caso de Canarias es el turismo, obvio. Cuando dependes solamente de pocos productos, tienes todo el día en tu cabeza la forma de diversificar. Piensas: “Espera, yo quiero que mis chicos y mis chicas empiecen a estudiar esto, que se especialicen en esto otro”. Un poco para abrirte. Creo que eso es súper importante.

Incluso también, dentro del turismo, modificar el turismo tradicional que asiste a las islas por otro tipo de turismo.

CR: Bueno,como en todo, modificar las demandas de grandes grupos de población siempre es complejo. Las modificas, pero muy poco a poco. Hay demasiadas fuerzas económicas, pero sí es verdad que esta evolución turística internacional, que cada vez aspira a experiencias más personalizadas y más locales, nos está beneficiando.

Hay un tema importante. que es algo cada vez está más establecido, que son los planes para que los rodajes sean económicamente sostenibles. Que no provoquen un impacto ecológico determinado, más en una zona como Canarias. ¿Es algo clave de vuestro trabajo?

NM: Sí, bueno, de hecho hay que decir que Tenerife, la Tenerife Film Commission, fue la primera que publicó y estableció un decálogo de rodajes sostenibles y empezó a poner en marcha un sello de sostenibilidad. Toda Canarias se ha apoyado mucho en esta iniciativa de Tenerife.

"Las productoras que vienen a Canarias lo que nos demandan es más contratación local" 3
Macu Machín y Natacha Mora en el marco de la Berlinale 2024. ©Canary Islands Film

Ha copiado el modelo, por así decirlo, ¿no?

NM: Sí, en cierto sentido han dicho: “Pues sí, tú lo empezaste y lo estás liderando”. De hecho ayer hablando con la gente del ICAA que ahora está exigiendo, para dar subvenciones, el sello de sostenibilidad, le preguntábamos si el de Tenerife y el de Canarias servían como modelos y sí, porque ambos cumplen con los criterios adecuados de sostenibilidad. Y eso, al final, va a ser totalmente obligatorio. Es algo que entiendo yo que en las subvenciones tanto en España y en Europa en general lo van a poner como algo de obligado cumplimiento.

Esto solo puede ir a más…

CR: El tema nuestro es que además se enclava en la agenda 2030 de Canarias, que es la primera de su tipo que incorpora la cultura. No sólo en tanto en cuanto elemento transversal, sino específicamente como un reto. Además, en la agenda 2030 se detalla que la cultura es precursora e impulsora de la sostenibilidad. Eso solo lo ha hecho Canarias, entonces a nosotros nos permite un anclaje en la agenda 2030 que nos da pie para que jurídicamente y administrativamente podamos exigir comportamientos sostenibles que estén amparados por la misma.

Martín Cuesta

Martín Cuesta lleva más de una década vinculado a la industria audiovisual. Como crítico en diversos medios escritos, online o audiovisuales o como programador para diferentes eventos del ramo. Desde 2020 ejerce el comisariado del área cinematográfica en el Centro de Cultura Contemporánea Condeduque de Madrid, además de actuar como asesor de proyectos para diversas entidades como la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, a través de su programa de Residencias, o de la Asociación Madrileña Audiovisual, en su laboratorio Ventana CineMad. También es, en la actualidad, asesor de programación del Festival Internacional de Cine de Gijón.

APÚNTATE A LA NEWSLETTER DEL CINE ESPAÑOL

Get the latest business resources on the market delivered to you weekly.
Recibe en tu correo las últimas novedades sobre el audiovisual estatal
LA NEWSLETTER DEL CINE ESPAÑOL
Recibe en tu correo las últimas novedades del audiovisual estatal