1. Críticas
  2. Caribe, todo incluido: Verano mix 1996

Caribe, todo incluido: Verano mix 1996

Comedia veraniega de gente muy guapa haciendo el mamarracho que cumple tan bien todos los tópicos que no tiene personalidad

Caribe todo incluido

Caribe, todo incluido cuenta la escapada de dos amigas al susodicho mar paradisíaco cuando una de ellas descubre que su prometido la engañaba. Lo que no saben es que llevan con ellas un objeto de gran valor que el caradura ex pretendía vender y que este y un compañero de trabajo las han seguido cada uno por su cuenta para recuperarlo. Cuando se crucen con un atractivo guía local y los enredos del extraño hotel al que han ido a parar, todo saltará por los aires.

Esta película tiene el loable propósito de hacer un episodio de La que se avecina cruzándolo con el tipo de comedia de enredo veraniega de turno y algo de horteridad noventera prestada del ambiente dominicano. De hecho cuando la cinta se mezcla con la comedia de enredo dominicana, ya que la cinta se estrenó allí primero, remonta un poco, aunque sea porque la forma de hacer el mamarracho es ligeramente diferente a la que se acostumbra en nuestra mamarrachadas íberas.

Ojo, Caribe, todo incluido es la típica comedia que se disfruta apagando las funciones cerebrales avanzadas, y esto lo digo como algo bueno. Está bien saturarse de Atlàntida Mallorca Film Fest y sentirse conocedor de las obscuras cimas del alma humana gracias al cine francés o el serbio, pero reírse viendo a personas muy guapas en bañador tampoco está mal y es mejor pasar las olas de calor voluntariamente, no sé si me explico. Pero hay que tener claro a lo que se va a la sala.

Caribe, todo incluido máquina total mix

Caribe, todo incluido: Verano mix 1996 1

El título original de Caribe, todo incluido iba a ser Caribe Mix, dándole un toque de anacronismo hortera noventero que habría sido loable, porque habría admitido que es una comedia un poco anticuada en sus planteamientos y que de sus referentes televisivos solo toma la superficie, sin centrarse en la libertad temática desacomplejada que hace que funcionen series como la mencionada La que se avecina. La mencionamos mucho no solo por Cristina Castaño, que hace casi el mismo papel, también porque se entienda la mecánica de gags que se plantean.

Miguel García de la Caldera ha dirigido un mix curioso en el que se nota que ha trabajado en diferentes industrias con diferentes estilos, y no es una película técnicamente mal realizada. Pero no tiene personalidad, ni en lo que cuenta ni en la forma de contarlo. Más allá de un par de resoluciones más o menos provocadoras, casi todo es bastante tópico y previsible. En ese sentido el casting está bien elegido, porque cada intérprete tiene su papel muy claro y lo ejecuta con mucho oficio.

Matizo ese «provocadoras»: si esto fuese 1997. O 77. El problema es que la comedia popular reciente se ha vuelto tan conservadora, salvo excepciones tipo Donde caben dos (2020), que insinuar un trío o que un hombre joven se sienta atraído por una mujer mayor ya parece una punkada. Y esto último se presenta como un chiste. García de la Caldera va con el pie un poquito más levantado del acelerador que en su anterior largo, The P.I.M.P. (2018), y muy lejos de los planteamientos estéticos de sus cortometrajes.

La comedia fresquita, fresquita

Caribe, todo incluido: Verano mix 1996 2

Por otra parte, aunque el desaparrame cafre del trabajador del turismo macizorro que desatiende a su familia y liga con turistas sin importarle género y número tiene gracia por lo desvergonzado, toda esa subtrama roza el larguero al pasarse de exagerada y previsible. Porque lo que hace que algunos chistes caduquen no es tanto lo políticamente correcto o incorrecto, que al público en general le (nos) importa tres pimientos si el resultado es gracioso. El problema es cuando te imaginas el remate, que la broma no tiene tanta gracia.

En fin, que Caribe, todo incluido, busca ser el epítome de la comedia fresquita de verano, y lo intentan tan fuerte que cumple todos los tópicos hasta el punto de que se difuminan los tres o cuatro detalles que podrían darle personalidad propia. Ahora bien, si lo que a uno le apetece es precisamente eso, un elenco guapísimo enseñando cacho y metiéndose en enredos imposibles gracias a una excusa que importa poco, es la película perfecta.

Imagen: Caribe todo incluido – Apetece Cine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú