1. Noticias
  2. Audiencias
  3. ‘Intimidad’ se convierte en la serie de habla no inglesa más vista en Netflix

‘Intimidad’ se convierte en la serie de habla no inglesa más vista en Netflix

Supera a ‘Entrevías’ con más de 30 millones de horas reproducidas en su segunda semana en la plataforma

audiencia de Intimidad

La audiencia de Intimidad ha superado las 30 millones de horas vistas en la segunda semana tras su estreno y ya es la serie en habla no inglesa más vista de Netflix y la octava a nivel global, apenas superada por el fenómeno de Strangers Things -cuyas cuatro temporadas copan la clasificación- y títulos como Peaky Blinders. Toma el relevo así de la primera temporada de Entrevías, que durante casi un mes había dominado las visualizaciones en lengua no inglesa.

Aunque los números de la plataforma norteamericana siempre deben ser tomados con la debida cautela, a través de su web Top 10 Netflix se puede comprobar como la audiencia de Intimidad ha hecho que la serie española trepe de la cuarta a la primera posición en la semana del 13 al 19 de junio, la última de la que hay datos. Ha doblado sus números, pasando de 15,9 millones de horas reproducidas a 30,2.

Así, la serie creada por Verónica Fernández y Laura Sarmiento se ha situado como la más vista en España y países como Uruguay o Venezuela y aparece, como mínimo, en el Top 10 de contenidos con más horas visualizadas en al menos 58 países, la mayoría de habla hispana -Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Nicaragua- pero también otros del resto del mundo Alemania, Bélgica, Irlanda, Serbia, Kenia, Arabia Saudí, Kuwait, Israel o la exótica Nueva Caledonia.

La audiencia de Intimidad supera a Entrevías

'Intimidad' se convierte en la serie de habla no inglesa más vista en Netflix 1

Al contrario que con Entrevías, que aún tiene pendiente de estrenar su segunda tanda de ocho episodios en Netflix y que ya fueron emitidos en Telecinco, en el caso de Intimidad, al tratarse de una miniserie con una historia cerrada, no se ha especulado con una posible continuación como si se ha planteado la posibilidad de una tercera de la otra producción.

Aunque siempre con la debida reserva a la fiabilidad que quiera darse a los datos de la propia Netflix, sus buenos números han pasado relativamente inadvertidos en España más allá del debate que pone sobre la mesa sobre el acoso y los chantajes de carácter sexual, que le ha generado buenas críticas, pero no en América Latina, donde al igual que la serie de Aitor Gabilondo se está convirtiendo en todo un fenómeno.

Menú