1. Críticas
  2. Alma anciana: El duelo eterno

Alma anciana: El duelo eterno

La ópera prima de Álvaro Gurrea se burla de forma elegante de la búsqueda de sentido ante la pérdida en una interesante mezcla de ficción y documental

Alma anciana: El duelo eterno 1

Alma anciana cuenta la historia Yono, un trabajador de las minas de azufre en el volcán Kawah Ijen de Indonesia al que, un día, su mujer abandona de forma inexplicable. La búsqueda de respuestas y el paso del duelo llevará al protagonista por varias creencias: el animismo, el Islam y, finalmente, el capitalismo y las criptomonedas.

Álvaro Gurrea ha parido una película de larga gestación, hasta cuatro años de convivencia con su protagonista y su entorno, en la que la ficción se mezcla con el documental, con sus dosis de drama y crítica social pero también de un sentido del humor entre negro y juguetón que va haciéndose más evidente conforme avanza el metraje.

El filme se pudo ver en la Berlinale de 2021 o el FIJR de Granada y ha tardado casi un año y medio en llegar al estreno comercial. Nació como un trabajo de fin de Master y sigue siendo, en el fondo, una presentación de credenciales de Gurrea, que se encarga de guión, dirección y dirección de fotografía (aunque lo acompañan un puñado de destacados profesionales como Manuel Muñoz Rivas al montaje). Es una película notable, pero que requiere cierto interés por los jardines que quiere visitar y no tener miedo a tratarlos de forma poco reverente.

Alma anciana y cuando no pasa nada

Alma anciana: El duelo eterno 2

Alma anciana es una película lenta, no especialmente difícil de entender pero si exigente por momentos, y cuya reflexión, vamos a decir sin miedo a parecer pedantes o flipados, existencial, aunque obvia, pretende llegar por goteo, no entre formas grandilocuentes. Se acompaña además de imágenes poderosas que aprovechan muy bien los escenarios, un lenguaje a base de planos fijos bastante pensado -y que no dista mucho de otros cineastas de su generación- y un falso naturalismo que subraya con la composición o algún juego final de cámara su naturaleza de artificio. Sabiendo las circunstancias de producción, se puede decir que es un largometraje construido a base de paciencia y que solo pide eso de su espectador.

Los planos de composición repetitiva pero con juego de las siete diferencias, al fin y al cabo, tienen una función narrativa… y humorística. Aunque las circunstancias de Yono supuestamente cambian con cada giro en su búsqueda del sentido, pasando de una «religión» a otra, las formas de relacionarse con los otros y con su entorno permanecen, con apenas cambios de maquillaje por encima. El viaje del protagonista es tanto el de Sísifo como una parodia de aventura órfica: trabaja cargando azufre en la ladera del mismísimo infierno, pierde a su mujer a pesar de no mirarla y jamás encuentra el camino al más allá.

Invierta en el «cripto más allá»

Alma anciana

Las rupturas de la cuarta pared que propone Gurrea rompen la aparente frialdad del planteamiento mitad con retranca mitad recordándonos que aunque las vicisitudes de Yono se planteen según sus circunstancias culturales -el paso del hinduismo al Islam o las formas en que se manifiesta el turbocapitalismo a su alrededor-, el filtro europeo de los cineastas es muy ajeno al día a día real de la sociedad que se está retratando, en un análisis de la ensalada de referentes de la globalización. El cámara en mano final tiene la virtud de «salvar» al personaje por medio de una paz que se alcanza sin falsos deseos de trascendencia y se revuelca en el doble juego de ficción y documental.

En fin, Alma anciana es lo que solemos definir de forma repipi como una película que no es para todo el mundo, pero que si se conecta con su propuesta guarda recompensas finales. Merece la pena por su propuesta estética y también por constatar la capacidad del actual cine español independiente por trascender fronteras de esta manera. Por otra parte, precisamente esa capacidad de sumergir en algunos de los ambientes que se ficcionan es la que hace recomendable ir a verla en la sala y en una pantalla grande que respete la propuesta.

Imágenes: Alma anciana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú