1. Opinión
  2. TVE no es Netflix

TVE no es Netflix

La televisión pública lanzará en 2021 RTVE Play, una nueva y ambiciosa plataforma de streaming que tiene que mantenerse como servicio gratuito y accesible para todo el mundo

<i>TVE no es Netflix</i> 1

TVE lanzará en 2021 una nueva plataforma de streaming en España con todas sus series, películas y programas. Lo ha anunciado el director de contenidos del ente público, Fernando López Puig, en una entrevista al diario ABC, donde adelantaba los primeros detalles de esta buena noticia. El servicio, bautizado como RTVE Play, reunirá todo lo que ya hay (lo que está en el repositiorio de A la carta y de servicios como Playz) e incluirá nuevos contenidos exclusivos para la plataforma, con estrenos de series o películas originales.

Hasta aqui, buena nueva para todos: una estrategia ambiciosa de TVE para crear de una vez un servicio completo que pueda ser una alternativa potente y local en el competitivo mercado de las plataformas de streaming, copado en España por Netflix, HBO o Amazon Prime Video. Aunque llega tarde, es un movimiento inteligente y más que bienvenido para adaptarse al tipo de consumo audiovisual en domicilio que ha venido para quedarse. Pero en el camino al deseado 2021 hay que evitar la tentación de mimetizarse del todo con este mercado.


RTVE Play para todos

RTVE Play no debe ser un servicio de pago. La posibilidad de que se acabe por poner precio al usuario por esta plataforma es remota, pero, como apunta Albertini en el medio Espinof, López Puig no ha aclarado aún si este servicio se cobrará de alguna manera. Es algo que en realidad ya hace en Latinoamérica, donde RTVE Play está disponible por 4,99$. Por si acaso, hay que dejarlo claro: tanto en España como fuera, se debería respetar su origen, financiero y ético. TVE es un servicio público, y como tal debe ofrecer contenidos de acceso libre para todos.

Además de ir en contra de sus funciones reguladas, cobrar desde el Ente Público sería un gran error también a nivel comercial. Copiar el modelo de cobro por suscripción de Netflix, Amazon Prime Video o HBO es un suicidio: ellos tienen una capacidad enorme para generar nuevos contenidos -aquí y en cientos de países- y una base más que estable de suscriptores en España. Además, las otras plataformas estatales de pago también tiene su propia cuota de contenidos y ofertas, con Filmin y Flixolé a la cabeza.

Sería también un fallo de cálculo seguir el modelo de los dos grandes grupos mediáticos en España (AtresPlayer y Mitele). Tanto Mediaset como Atresmedia -sobre todo Atresmedia-, se han lanzado a un sistema mixto más allá del freemium: lanzan sus series y programas en exclusiva de pago para luego, en algunos casos, apostar por liberarlas en algún formato en abierto.

<i>TVE no es Netflix</i> 2Fotograma de ‘Si fueras tú’, serie de Playz

RTVE Play puede demostrar que es una alternativa distinta, con otro tipo de oferta que pueda resultar atractiva para el que ya tiene Netflix o para el que no se lo pueda permitir. La televisión pública es capaz de innovar con incentivos distintos y sistemas de fidelización sin dejar de mantener sus contenidos en abierto. Hay múltiples maneras de monetizar y generar ingresos a través del vídeo bajo demanda sin pasar por imitar las estructuras establecidas de este sector. En cuanto al cine español,  asociándose con Flixolé para crear el gran archivo histórico de nuestras películas, por ejemplo.

Apostar por un sistema gratuito no significa tampoco perder capacidad competitiva con Netflix en España, una batalla que está ya desde un inicio perdida. La lucha real tiene que estar en crear y ofrecer los mejores contenidos posibles, en generar interés y atención. Algo, que, en parte, se estaba ya haciendo en Playz: producir series y programas distintos, colocando la marca y acercándose a nuevos públicos con formatos diferentes. Ahora la clave es apostar por la experiencia de usuario, establecer un algoritmo elaborado y mejorar la accesibilidad del streaming en múltiples dispositivos.



Pero la clave de todo esto, repito, va más allá. RTVE Play no debe desmarcarse de los principios de la televisión pública en España. Tiene que ser una nueva referencia que acerque la cultura española a los españoles, no otra manera de dividirla y compartimentarla en un catálogo de pago. Para eso ya están otros. Como televisión de todos, TVE tiene que mantenerse fiel a sus valores y crear una opción distinta y lo más abierta posible para ser una sólida alternativa en el ecosistema del streaming en España.

 

Arturo Tena (@artena_)

Menú