1. Reportajes
  2. Recuperar a los jóvenes para salas y festivales a través de TikTok

Recuperar a los jóvenes para salas y festivales a través de TikTok

Festivales, premios y crítica tradicional se acercan a la nueva red de vídeo para adaptar los contenidos de siempre a la forma de consumirlos de nuevos públicos

Recuperar a los jóvenes para salas y festivales a través de TikTok 1

Hace poco más de un mes el director argentino Arturo Castro competía por el Colón de Oro en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva con Rinoceronte. Después de la presentación de su película, se dispone a ser entrevistado por los medios oficiales del certamen. La reportera le indica que ya le están grabando y le pregunta: «¿Apodo?». «Arturito». «¿Signo del Zodiaco?». «Leo». «¿Si tuvieses que elegir un género para un biopic sobre tu vida?». «Musical», responde Castro entre risas. La siguiente: «¿Con quién del Festival te irías de fiesta?».

Por supuesto la película de Castro, y todas las demás de Sección Oficial (el Colón finalmente fue para la chilena Blanquita, de Fernando Guzzoni) tuvieron su rueda de prensa, nota oficial y presentación con análisis más tradicionalmente cinematográfico. A lo que respondía el cineasta era a las preguntas del TikTok del certamen y a un experimento, el del programa Jóvenes Comunicadores de Cine, que quiere, básicamente, traducir el boato festivalero al lenguaje de la Generación Z, y mantener «vivo» al festival en las redes más allá de su semana de celebración en mitad de noviembre. Son las iniciativas para conectar TikTok y cine.

«La idea era llevar una parte de la comunicación de Festival a la gente en la franja entre los 17 y los 20 y pico de años, que es una parte de la población que ha dejado las salas de cine», explica a Cine con Ñ Carlos Loureda, periodista, crítico y responsable de la sección de Cine y Valores del certamen andaluz. «Nosotros, que somos el sector, nos pasamos la vida preguntándonos por qué la gente no va al cine y luego nos respondemos a nosotros mismos. La idea con esto era que respondiesen ellos, desde sus medios de comunicación, buscando la forma de difundir la información de un festival de cine tradicional de la manera menos tradicional».

TikTok y cine: sin spoilers, por favor

Recuperar a los jóvenes para salas y festivales a través de TikTok 2
Diego Merayo, ‘Te lo cuento sin spoilers’. Cedida por el autor.

El de Huelva está lejos de ser el primer festival con Instagram o TikTok, y de hecho todos están presentes en la primera de las dos redes. En la «zeta» TikTok, eso sí, de los grandes certámenes españoles solo están San Sebastián, con 11.000 seguidores y muy activo también por la reciente colaboración oficial firmada con la propia red social china, y la Seminci, con apenas 22 followers.

En la última edición de Donosti, sin ir más lejos, se habilitó un espacio solo para TikTok, que organizó un acto con el ministro de Cultura e invitó a varios influencers cinematográficos, igual que a entregas de premios como la muy recientes de los Forqué. Un ejemplo de ir a buscar al público joven a donde suele consumir cualquier tipo de información y adaptándose a sus lenguajes sería Te lo cuento sin spoilers, el canal del periodista Diego Merayo, profesional habitual de la radio, colaborador de Cadena SER en Valladolid, pero que no ha tenido problemas en saltar de YouTube a Instagram y de allí a TikTok, donde acumula casi 700.000 seguidores.

Merayo es uno de los influencers de audiovisual ya integrado en el sistema tradicional. Nos explica que parte de su contenido se enfoca «a transmitir la experiencia de ir al cine, que no es lo mismo que en casa, porque yo mismo voy a la sala una vez por semana» y que no cree que TikTok, su red estrella, lleve necesariamente a gente más joven: «Tengo seguidores a lo mejor menores de 18, pero también mayores de 60, sobre todo diría que abre el abanico de gente que no consume información por medios tradicionales».

En su caso tiene comprobado que lo más popular no es «ni rescatar un clásico que a los jóvenes les suene a chino ni hablar de Avatar 2, que ya hay miles de cuentas haciéndolo. Me funciona rescatar alguna joya enterrada en el catálogo de una plataforma o una película no tan taquillera. Españolas, por ejemplo, Contratiempo (2016), de Oriol Paulo, o Secuestrados (2009), de Miguel Ángel Vivas. En mi perfil funcionan los thrillers porque al final es lo que me gusta a mí y acabas teniendo un público que responde a eso».

La principal diferencia frente al periodismo tradicional radiofónico con el que compagina su actividad en redes es «la relación con la audiencia, mucho más directa. En las redes, y concretamente en TikTok, tienes mensajes todos los días en cada vídeo. No hay una barrera, pueden escribir a cualquier hora».

La estela del Museo del Prado y el Circo del Sol

Recuperar a los jóvenes para salas y festivales a través de TikTok 3
El equipo de Jóvenes Comunicadores de Cine. Festival de Huelva.

Sofía Torres, una de las participantes del experimento onubense, explica que el modelo, más que otros certámenes de cine, fueron instituciones culturales como El Circo del Sol o el Museo del Prado. «Después del confinamiento y durante la pandemia fui una de las personas que se enteró que El Circo del Sol había vuelto porque subieron vídeos de los ensayos a su TikTok. Y pensé en como hay Museos que han conseguido tener muchos seguidores muy jóvenes precisamente con contenidos de ese tipo, cuando se supone que son instituciones más alejadas de sus gustos».

El equipo de Jóvenes Comunicadores de Cine, además de Torres, se completa con David Franillo, Laura Liñán, Pedro González y Rosalía Fernández,. «Al final las entrevistan son entrevistas», comentan, «la diferencia quizás es la duración y un tipo de pregunta menos formal que a lo mejor en los festivales los directores no están acostumbrados. La cosa es llevarlo a un lenguaje que sea el que usa la gente joven en esas redes».

Loureda relaciona Jóvenes Comunicadores de Cine con el programa de Cine y Valores del certamen que el programa y que este año ha llevado a niños de Primaria de Huelva por primera vez a una sala, que nunca habían pisado entre la pandemia y el reino de las plataformas. «Algunos nos decían que iban a películas que ya habían visto, pero que querían verlas en sala por ver cómo era. Si queremos que los festivales sobrevivan y no sean endogámicos, hay que probar cosas así. A los jóvenes hay que buscarlos donde están, no donde los queramos ver. Al final, si no, nos leemos entre nosotros. Si lo hacen ellos mismos, los van a escuchar, no a nosotros, que somos unos dinosaurios».

Imagen de portada: Creatividad del acuerdo de TikTok y cine con el Festival de San Sebastián – Festival de San Sebastián Zinemaldia
Menú