1. Críticas
  2. Sin ti no puedo: Soy el thriller que tú quieras que sea

Sin ti no puedo: Soy el thriller que tú quieras que sea

Un thriller atrapalotodo que no resuelve sus diferentes tonos y lo supedita todo a rellenar su misterio principal

Sin ti no puedo: Soy el thriller que tú quieras que sea 1

Sin ti no puedo presenta a David (Mauricio Ochmann) y Álex (Alfonso Bassave), una pareja que vive en una apacible urbanización y que sueña con la paternidad. Pero todo empieza a torcerse cuando aparece, tras años en la oscuridad, Blanca (Maite Perroni), la hermana de David. Los hermanos no tienen relación por el incendio que acabó con la vida de sus padres. Ahora Blanca vuelve con la intención de demostrar su inocencia y retomar el contacto con David.

Chus Gutiérrez (El Calentito, Insomnio) vuelve a la ficción con esta coproducción España-México, una propuesta llena de secretos que ir desvelando a medida que la historia de Blanca y David, de las idas y venidas entre estos dos hermanos, tiene un tenso lugar. El guion de Frank Ariza y Alicia Aluna apuesta por jugar con el espectador en una retorcida intriga desplegada en un ambiente de alto standing.

Sin ti no puedo es una película concentrada en sorprender, pero que, a fuerza de tirarse a la piscina, se queda vacía. Ensimismada en preparar sus giros y a la vez ser entendible, la película se embarulla en diferentes declinaciones del thriller más camaleónico e insustancial, ese que aparece hecho para rellenar las diferentes ansias voraces de público de una plataforma y no para ofrecer una experiencia concreta en cine.

Sin el thriller no puedo

Sin ti no puedo: Soy el thriller que tú quieras que sea 2

Sin ti no puedo es un ejemplo perfecto de cómo el thriller se ha convertido en una especie de cajón de sastre para el hambre comercial de estos nuestros tiempos del streaming. Los productores y «creativos» se han asentado en la idea de que el género encaja para meter diferentes elementos y tonos dentro de una trama de misterio/suspense/tensión, y así tener más opciones de resultar llamativos en un catálogo y de que no renuncien al visionado a mitad de la reproducción. Competencia apelando a la emoción primaria.

La película dirigida por Chus Gutiérrez también es un retrato modélico de su versión para el mercado hispanohablante, que pide, junto a un grupo de actores españoles, una parte de reparto que funcione también como reclamo para Latinoamérica (aquí, desde México, tenemos a Mauricio Ochmann y Maite Perroni como hermanos y principales protagonistas de la historia). Aunque, cuidado, hispanohablante no significa que tenga sus rasgos locales. Con sus detalles, quizás, pero lo que se pide son ambientes más o menos neutros que podrían ocurrir en una urbanización en Madrid o en CDMX.

El todo y la nada en Sin ti no puedo

Sin ti no puedo: Soy el thriller que tú quieras que sea 3

Un envoltorio comercial, criticable pero legítimo, que claramente agrava los problemas de partida de Sin ti no puedo. El hándicap de inicio de la película es que está toda pensada desde una idea general, desde una estructura de cómo se va a desarrollar el misterio principal, y a ella supedita todo el resto. Los personajes, los tonos, la dirección… todo va a rebufo y relleno de un esquema principal que no es capaz de almoldarse a los mimbres que tiene e intenta compensarlo dando bandazos en nuestro querido thriller atrapalotodo.

¿Historia para hablar de temas de pareja -ay, la gestación subrogada- o familiar? ¿Jueguetito para denunciar la hipocresía de la clase alta al estilo de «la España de las piscinas» o negro y erótico desfile de cuerpos en tensión? ¿Dispositivos emocionales de novela televisiva o de elegante estudio psicológico? Gutiérrez no sabe bien a qué agarrarse para darle un sentido y una continuidad, al menos estética, a la película, que va acumulando malas decisiones por todos lados. La gran montadora Julia Juániz parece haber hecho lo que ha podido.

Si todo es thriller, nada es thriller. Si todo importa, nada importa. Podría ser esa la principal reflexión de la que salir de Sin ti no puedo, que demuestra no ser capaz de sacar ninguna personalidad entre sus distintas almas. El desempeño de los actores puede salvar de la quema total, pero la resolución anticlimática y su cierre en falso demuestran que se seguía una idea principal para la intriga, pero que no se sabía bien qué hacer con todo el resto.

1 Comentario. Dejar nuevo

  • La película parece una novela mexicana. Tiene contradicciones, mucha piscina y poco thriller…mostrar los zapatos embarrados… las caras de Perroni son de heroina de novela, la foto del frasco? 🫣para ver una tarde en la tele.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú