1. Críticas
  2. Por los pelos: Se le ve el cartón

Por los pelos: Se le ve el cartón

La comedia del exitoso Nacho G. Velilla lleva la penitencia en un punto de partida importado y con las patas muy cortas

Por los pelos: Se le ve el cartón 1

Tres hombres con alopecia son los protagonistas de Por los pelos. Una historia de autoestima. Dos compañeros de la Policía Local (Antonio Pagudo y Carlos Librado) y un cantante de reggaeton (Tomy Aguilera) que, por un motivo o por otro, acaban por ir a la meca de los que se están quedando calvos: Turquía. Los problemas con su mujer, su familia o sus fans esperan encontrar respuesta en un injerto, pero el viaje del trío empieza a complicarse antes siquiera de subirse al avión.

Por los pelos es una comedia de enganche a un fenómeno real: el boom y la democratización de los injertos capilares para los hombres. Una premisa que se saca de la manga un prestidigitador popular como Nacho G. Velilla, prácticamente el único director de comedias junto a Santiago Segura que no ha fallado en hacer éxito tras éxito con sus películas o series. Ahora, seis años después (Villaviciosa de al lado) y en un contexto tan difícil para las salas, lo vuelve a intentar.

Pero si la taquilla va a depender de cómo es la película en sí -que no tiene por qué-, Por los pelos lo va a tener muy complicado. Ya no es solo que la premisa (irse a Turquía a ponerse pelo) esté ya manoseada como chiste, es que luego no se hace nada con ella. Un planteamiento/trauma a la americana al que no se le saca ningún provecho más allá de lo evidente, diluido en una comedia que no sabe muy bien qué quiere ser.

Buddy movie sin fe

por-los-pelos-cine-con-ñ

A priori, a Por los pelos se la puede poner fácilmente al lado de una película como Descarrilados: una comedia veraniega al estilo buddy movie, importada de Estados Unidos. Como pasaba allí mucho en los 2000, los protagonistas son hombres estúpidos que, de alguna manera, tienen que afrontar de una vez sus problemas, ya sean estéticos, de madurez o ambas cosas. Y aquí estamos otra vez 20 años después.

Pero Nacho G. Velilla acepta y rechaza, a la vez, este formato y target de otro tiempo. Ha decidido que la calvicie y su posible solución tienen potencial cómico compartido, pero también se niega a que este tema guíe realmente su historia. Todo se desactiva sin mucha fe, planteando un trío de protagonistas que pretende ser dispar y se queda en insulso para una trama con las patas muy cortas. Sin poder renunciar a ser una comedia de efecto, todo sabe a muy poco.

Atrápalo todo, quédate con nada

Por los pelos: Se le ve el cartón 2

Una vez hecha la tontería, hay que ir hasta el final. Aunque el intento de actualizar el tema y darle más aire se habría valorado si se lo hubieran creído de verdad, Por los pelos lleva su penitencia en un pecado original (juntar a tres personas que se van a poner pelo en Turquía) del que no puede ni quiere escapar. La comedia estaba en tres protagonistas distintos que compartían un mismo problema. Una vez el problema se oculta o sirve solo como simple coartada para otras cosas, también desaparece la posible gracia, como va menguando el personaje de Tomy Aguilera.

Comedia física, situación, equívoco, enredo, acción… se dispara por todos lados para hacer reír en una película mucho menos incorrecta de lo que ella misma se cree. Por los pelos es una comedia atrápalo-todo que nace vieja, sin saber si quiere ser irreverente o terapéutica. Si quiere darle una vuelta a la buddy movie masculina de hace 20 años o aprovechar los coletazos que le quedan. Opta por no optar.

Imágenes: Por los pelos. Una historia de autoestima – Julio Vergne / Warner España.

3 Comentarios. Dejar nuevo

  • William Chacón
    15/08/2022 07:36

    Película para subnormales….
    Atención!!!! Atención!!
    No apta para niños…
    Acudo al cine para ver una peli en compañía de mi hija de 9 años y tal…y he visto en cartelera esta peli .. tiene buena pinta!
    Vaya marrón: escenas de sadomasoquismo , masturbación explícita, sexo oral.. mi hija flipando !! Y en la sala habían niños de 7 a 8 años…una de las películas más absurdas que he visto…

    Responder
  • SI YO COMPARTO LO MISMO , creo que hay secuencias que sobraban y mas para ver con tus hijos pequeños , me parece lamantable

    Responder
  • Ana lasheras
    17/08/2022 22:31

    Me he reído mucho,viva los calvos sin complejos!!!

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú