1. Reportajes
  2. ‘Pico Reja’, el documental sobre la fosa que sigue destapando el horror de la represión franquista

‘Pico Reja’, el documental sobre la fosa que sigue destapando el horror de la represión franquista

Remedios Malvárez y Arturo Andújar dirigen una película sobre una de las mayores fosas comunes de la posguerra y cuya investigación sigue en marcha

Pico Reja

El pasado 3 de junio el Ayuntamiento de Sevilla anunciaba el hallazgo en cuerpos recuperados de la fosa de Pico Reja, junto al cementerio de San Fernando, de restos de metales pesados que demuestran que se trata de miembros de la famosa Columna Minera, un cuerpo de voluntarios que acudió a la capital andaluza desde la vecina Huelva el mismo 18 de julio de 1936 para defender la II República y que fue masacrado por las tropas de Queipo de Llano. Un hallazgo histórico, que completa un capítulo cerrado en falso de la Guerra Civil y pone en contexto la importancia de los trabajos en Pico Reja, la mayor fosa común abierta en Europa desde Srebrenica, en Bosnia.

Pico Reja, la verdad que la tierra esconde, que se estrena en cines el próximo viernes 17, demuestra así ser un documental vivo y de actualidad. Una película incompleta por sus propias circunstancias y de manera explícita: ha narrado la historia de la fosa sevillana al mismo tiempo que se empezaba a conocer, en paralelo a los primeros trabajos de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, especializada en este tipo de recuperaciones. Una situación que, en sí misma, sus directores, Remedios Malvárez y Arturo Andújar, consideran que justifica la existencia del documental.

El momento de Pico Reja es ahora

'Pico Reja', el documental sobre la fosa que sigue destapando el horror de la represión franquista 1

Malvárez explica al teléfono a Cine con Ñ que el objetivo de su documental fue plantear Pico Reja «no como algo que pasó, sino que está pasando, aún, todavía. No como pasado, sino como presente. Estamos en un momento político en el que hay voces, sin poner nombres, reacias a reconocer determinados derechos humanos. Por eso era el momento de decir esto está aquí. Es una vergüenza democrática y debemos solucionarlo entre todos, en base a los principios de verdad, justicia y reparación, después de un silencio impuesto durante muchos años y un silencio cómplice dentro de la democracia por miedo».

El montaje hace uso de un puñado de casos particulares, como el de Blas Infante, considerado el «padre de la patria» por el andalucismo. Los directores desvinculan su presencia de lecturas políticas y señalan que cuando se dice que «Blas Infante son todos» se refieren a las otras 2.000 personas que pueden encontrarse en la fosa o las 50.000 que se fusilaron en toda Andalucía por el bando franquista, casi un tercio del total en España y más que en las dictaduras de Argentina y Chile en los años 70. «En Andalucía occidental no hubo guerra. Aquí las tropas golpistas entraron, ocuparon y fusilaron. Y eso explica los números y la brutalidad de la represión», explica Malvárez.

Lo cierto es que Infante es apenas la punta del iceberg de un trabajo abrumador. En la fosa, de forma triangular como un pico, de ahí su nombre, y de unos 700 metros cuadrados, se creía que estaban enterrados los restos de casi 900 represaliados. Pero ya se han localizado casi 1.200 y aún no han concluido los trabajos de exhumación, por lo que se sospecha que puedan superar fácilmente los 2.000. Se calcula que solo en las fosas del Cementerio Municipal de Sevilla hay más de 14.000 cuerpos, de los que están documentados poco más de 4.500. Los cargos públicos, políticos republicanos o mineros onubenses pueden ser apenas un botón.

El trabajo de los arqueólogos

'Pico Reja', el documental sobre la fosa que sigue destapando el horror de la represión franquista 2

Para Arturo Andújar «si la gente que ve la película se plantea por qué no se abrió antes la fosa de Pico Reja, será también es un objetivo cumplido. ¿Por qué no exhumar hasta ahora? Obviamente ha habido una voluntad política en que esto no se haga, con muchos intereses de un lado y de otro. Esos asesinatos los sufrieron unas personas y los ordenaron otras que tienen nombres y apellidos». Malvárez añade que hasta la Ley andaluza de Memoria Democrática de 2017 «realmente no existía presupuesto para una excavación tan complicada, inasumible por las asociaciones de familiares». En este caso han colaborado la Junta de Andalucía, la Diputación y el Ayuntamiento de Sevilla.

Pico Reja, la verdad que la tierra esconde, premiada en el Festival de Sevilla, el de Huelva (Premio del Público y el Premio a la Mejor Película Andaluz) o en el IV Encuentro Audiovisual Imágenes con Memoria de Pamplona, añade la virtud de poner en valor el delicado y complejo trabajo de los arqueólogos, que se retrata en el documental con la misma precisión que se desarrolla. Andújar comenta que «visualizar esas tareas parece muy interesante. Es un trabajo muy poco conocido pero muy importante». Malvárez destaca el «respeto mortuorio» de los profesionales de Aranzandi, tanto para las víctimas como para su familiares.

A partir de este viernes será el turno de la película de enfrentarse al público más allá de los festivales y algunas proyecciones. La codirectora comenta cómo le sorprendió la proyección ante estudiantes de la Universidad de Huelva el pasado otoño: «Era un público joven, nada que ver con el que se espera para este tipo de documental, y sirvió para tomarle el pulso a otra generación. Los chavales se quedaron los 90 minutos en silencio. Cuando no conoces nada de esto y te dicen que esto pasó y fue cerca de su casa, te quedas estremecido. Estás viendo documentos reales. Pico Reja no es una película para informar, es una película para reflexionar».

Imágenes: Pico Reja – Producciones Singulares

Menú