1. Noticias
  2. Industria
  3. Aprobadas con polémica las enmiendas a la Ley Audiovisual, el texto definitivo se vota el 26 de mayo

Aprobadas con polémica las enmiendas a la Ley Audiovisual, el texto definitivo se vota el 26 de mayo

El Gobierno veta por motivos presupuestarios gran parte de los cambios de la oposición y las productoras independientes lo acusan de beneficiar a las grandes compañías

Aprobadas con polémica las enmiendas a la Ley Audiovisual, el texto definitivo se vota el 26 de mayo 1

La nueva Ley Audiovisual va a tener polémica hasta el último minuto y quizás incluso necesitar foto finish. Las enmiendas a la norma se han aprobado este jueves 19 de mayo en la comisión de Asuntos Económicos, con el resultado de un dictamen y un texto que será el que se debata en el pleno del Congreso el próximo día 26 de este mes, pero lo han sido con polémica, rechazo de la oposición, de las productoras independientes y hasta del grupo de Unidas Podemos.

El Gobierno ha enviado una lista de vetos a diferentes enmiendas que se iban a debatir y votar en la comisión de hoy 19. Es una potestad que tiene el Ejecutivo con cualquier ley y que según fuentes del Congreso consultadas por Cine con Ñ es algo habitual y que ocurre en la mayoría de normas, siempre por motivos presupuestarios (si el cambio puede suponer más gasto o por menos ingresos) . Aún así los partidos de la oposición lo han recibido como una injerencia que además provocaba que el debate de la norma se desvirtuase.

Según ha recogido la agencia Europa Press, el presidente de la comisión, Celso Delgado (PP) informó de que recibieron el escrito del Gobierno con este listado y que se aceptó por mayoría. Sin embargo el Grupo Popular cree «no parece razonable» presentar los vetos»con tampoco tiempo de antelación» y pidió aplazar debate, pero recibir apoyo de ningún otro grupo. Los diputados de Navarra Suma, Ciudadanos y Vox protestaron porque una norma con más de 1000 enmiendas deba debatirse «en una sola mañana» e incluso han calificado la votación de «farsa».

Puerta de atrás para que grandes empresas reciban ayudas como «independientes»

Aprobadas con polémica las enmiendas a la Ley Audiovisual, el texto definitivo se vota el 26 de mayo 2

Aunque la principal polémica que afecta al sector cinematográfico viene por el polémico artículo 110, el que define lo que a efectos legales -es decir, de ayudas públicas- se entenderá por «productor independiente». La Plataforma Audiovisual de Productoras Independientes (P.A.P) y PATE Productores audiovisuales han lanzado esta misma mañana un comunicado acusando al Gobierno de modificar el modelo de producción audiovisual que se había presentado al sector durante el proceso de elaboración de la Ley Audiovisual.

En concreto señalan la enmienda 790, del artículo 110.1, presentada por el PSOE, según la cual «se considera productor independiente a efectos de este capítulo a la persona física o jurídica que no está vinculada de forma estable en una estrategia empresarial común con un prestador del servicio de comunicación audiovisual obligado a cumplir con lo establecido en los artículos 115 a 117 y que asume la iniciativa, la coordinación y el riesgo económico de la producción de programas o contenidos audiovisuales, por iniciativa propia o por encargo, y a cambio de una contraprestación los pone a disposición de dicho prestador del servicio de comunicación audiovisual”, sustituyendo la palabra «dicho» a la palabra «un».

La productoras creen que el cambio de esta modificación, de carácter técnico, es «de enorme calado» y «con consecuencias muy graves» tanto para la producción independiente «como para el sector en su conjunto». Entienden que se cambia la obligación de no tener vinculaciones con un prestador de servicios mayor -una distribuidora, una plataforma de streaming o una cadena de televisión, por ejemplo- deja de ser general -solo sería independiente la productora no vinculada a ningún conglomerado mayor- a referirse a cada caso concreto.

Es decir, que una empresa productora vinculada a una gran compañía podría ser considerada como empresa independiente, a efectos de la Ley Audiovisual, si presta servicios de producción a otra gran firma diferente a aquella a cuyo entramado pertenece. Por ejemplo, si una filial de una gran compañía internacional ejerce como productora de desarrollo para una plataforma de otra firma o una productora española crea una serie o película que será distribuida por una compañía internacional. Así, el famoso 5% de títulos «independientes» en catálogo de las plataformas de streaming se podría cubrir con producciones de grandes compañías, sin hueco para las más pequeñas a las que presuntamente la Ley iba a proteger.

La PAP y PATE consideran esto como competencia desleal y «injusta ventaja» respecto a «los verdaderos productores independientes», ya que los grandes proveedores de servicios de comunicación, como televisiones y plataformas, «no sólo cuentan con las ventanas donde exhibir el contenido, sino que además tienen la plataforma donde se anuncia. De esta manera, esta modificación impulsa concentración inmediata de la industria, en
el duopolio televisivo actual y en el medio plazo en las grandes plataformas internacionales».

La Ley Audiovisual se decide el 26 de mayo… o no

Aprobadas con polémica las enmiendas a la Ley Audiovisual, el texto definitivo se vota el 26 de mayo 3

Aunque el Grupo Parlamentario Socialista no ha querido hacer valoraciones antes los requerimientos de este medio, fuentes de la comisión señalan que la enmienda propuesta por el mismo tiene la intención precisamente de proteger los intereses de las productoras independientes, y que se trata de un desacuerdo técnico pero que esperan poder explicar a las asociaciones. Por su parte, fuentes del Grupo de Unidas Podemos han señalado que desde el mismo. El Grupo de Unidas Podemos, por su parte, apoya a las productoras y pide que dicha enmienda se retire.

El caso se resolverá, o no, el próximo jueves 26 de mayo, cuando el dictamen salido de la comisión de este día 19 se debata en el pleno del Congreso. En este caso se debatirá el texto con las enmiendas aprobadas y las enmiendas vivas que los grupos parlamentarios pidan que se vuelvan a votar por no aprobarse en comisión. Durante el debate del mismo la Presidencia de la Cámara podría admitir nuevas enmiendas por errores técnicos, terminológicos o gramaticales si no se opone ningún grupo y en determinadas circunstancias.

Por otro lado, el reglamento del Congreso incluye la posibilidad de que las normas, incluida esta Ley Audiovisual, puedan volver a la Comisión si persisten dudas o fallos en el texto resultante de la votación o todas las enmiendas tramitadas por el camino. Es poco probable, dada la prisa del Gobierno en su aprobación y que realmente tan solo Unidas Podemos se ha pronunciado explícitamente contra dicha enmienda, que por otra parte podría subsanarse en el mismo debate ya que todos los grupos insisten en apoyar las intenciones de las productoras y el desacuerdo sería «técnico».

La Academia apoya a las productoras

La Academia de Cine, en pleno proceso de renovación de su Junta Directiva, ha emitido un comunicado manifestando «su apoyo pleno a la producción independiente del cine español, fundamental para garantizar que la diversidad de miradas y talentos que componen la cinematografía española continúe generando títulos indispensables de nuestra cinematografía». Aunque no se pronuncia específicamente sobre la Ley Audiovisual, al producirse pocas horas después de la polémica en el Congreso, se ha interpretado como un apoyo a las asociaciones PAP y PATE.

La institución ha comunicado que cada año las películas de producción independiente «aportan riqueza cultural y económica, generan empleo y son reconocidas internacionalmente y también en nuestros Premios Goya. Nuestro cine independiente es vital para nuestra identidad cultural». Añaden que «desde su nacimiento, el arte cinematográfico ha consistido en una amplia variedad de miradas. Muchas voces y talentos únicos se perderían si nuestro ecosistema cinematográfico dejara fuera a los cineastas independientes, que, con su trabajo, nutren y enriquecen nuestro cine».

Menú