1. Cine clásico
  2. La memoria rescatada de Elena Jordi, la primera directora de cine de la historia de España

La memoria rescatada de Elena Jordi, la primera directora de cine de la historia de España

L’Acadèmia del Cinema Català homenajea la figura de la actriz y empresaria, una de las pioneras del cine español delante y detrás de las cámaras

La memoria rescatada de Elena Jordi, la primera directora de cine de la historia de España 1

Elena Jordi fue el pseudónimo de la actriz, empresaria y cineasta María de Montserrat Casals, artista de la bohemia barcelonesa de comienzos del siglo XX y, con muchas posibilidades, la primera directora de cine de la historia de España… e incluso, quizás, productora. La Academia de Cine Catalán acaba de crear un fondo documental digital sobre esta autora casi desconocida hasta finales de los 90 y de la que hay varios proyectos para convertir en cine de nuevo, rodando su biografía.

El historiador Josep Cunill publicó en 1999 Elena Jordi.Una reina berguedana a la cort del Paral·lel, en la que reconstruía la trayectoria de esta mujer nacida en el municipio de Cercs en 1882 y que se instala en Barcelona en 1905 acompañada por su hermana. Jordi llegaría a dirigir su propia compañía de teatro, dedicada al vodevil, y ser una figura conocida del panorama artístico catalán de la época. En este libro incluía varias noticias publicadas en 1918 sobre el rodaje y estreno de una película como directora (como actriz saldría en varias), Thais, basada en la novela de Anatole France que inspiró la ópera del mismo título.

«No me di cuenta de que ese dato la convertía en la primera mujer directora de cine de España hasta que empezaron a contactarme catedráticas especializadas en género y cine«, explica Cunill a Cine con Ñ. Si la noticia de Thais era cierta, Jordi le «ganaba» por cinco años a la valenciana Helena Cortesina, que también trabajando en Barcelona había dirigido en 1921 Flor de España. Ambas películas tienen en común que se han perdido: sabemos de ellas por referencias periodísticas de la época, pero no quedan copias conocidas.

Elena Jordi: actriz, directora y productora

La memoria rescatada de Elena Jordi, la primera directora de cine de la historia de España 2
Imagen de una de las obras de vodevil de la compañía de Elena Jordi. Cedida por Josep Cunill

«De todos modos, lo relevante no es quién fuese la primera, sino Elena Jordi como figura pionera junto a otras mujeres de la época», aclara Cunill. «En ella estaban todos los elementos de la Belle Epoque: la bohemia, el teatro, el escándalo del vodevil… Al mismo tiempo era una mujer con una gran capacidad, que llegó a adquirir su propio teatro en la Vía Laietana, aunque no pudo abrirlo, y de producir obras de teatro e incluso una película».

Elena Jordi y su hermana Tina, aún con sin estos nombres artísticos, abrieron un estanco en la Avenida del Paralelo, sede de la bohemia artística barcelonesa, que se convierte en lugar de tertulia de escritores como Salvador Vilaregut. Desde ahí ambas darán el paso autodidacta a la actuación y al negocio del teatro, en el que para 1913 son figuras conocidas, Elena tanto en su faceta de intérprete como de empresaria.

Entre 1914 y 1918 Cataluña tiene la suerte de que España no participa en la I Guerra Mundial pero su industria textil es reclamada por todos los bandos. Grandes cantidades de dinero se mueven por Barcelona y van a financiar una de las industrias cinematográficas más importantes de la Europa del momento. Tina Jordi llega a protagonizar más de 60 películas y recibe buenas críticas, mientras su hermana es más conocida por su actividad teatral.

La directora de cine Judith Colell, presidenta de la Academia catalana y miembro fundadoras de Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA), es también prudente respecto al título de primera directora o productora para Jordi. «Es posible que lo sea pero es complicado afirmarlo. Actualmente la Filmoteca Española la reconoce como la primera directora, si es la primera productora sería una cuestión muy interesante, porque sabemos que en la época existían tanto en cine como en teatro mujeres empresarias y es flagrante que no las conozcamos».

Buscando Thais

La memoria rescatada de Elena Jordi, la primera directora de cine de la historia de España 3
Retrato de Elena Jordi. Studio G. L. Manuel Frères (1916). Cedida por la Academia de Cine Catalán.

Añade que «lo importante con este reconocimiento por parte de la Academia de Cine Catalán es que estamos incentivando que se investigue más. Hemos logrado que todo el material sobre ella se digitalice y estamos llamando la atención sobre la cuestión». Colell cree que «tiene que haber mucho más material. El hecho de que no se sepa de ella es algo muy habitual. Suerte de las compañeras que han estado haciendo investigación de las mujeres pioneras».

Además de la biografía de Cunill, que ahora se reedita ampliada, el otro texto de referencia sobre Jordi es la tesis de Irene Melé Ballesteros, Elena Jordi y el mito de Thais, que trabajó junto a la investigadora Bárbara Zecchi (conocida como autora de La pantalla sexuada). En este tiempo el biógrafo han ampliado buscando referencias a una película de la que durante bastante tiempo no se conoció mucho más que el título y que la actriz estaba también tras las cámaras.

«En la primera edición incluíamos seis noticias de entre febrero y junio de 1918 que hablaban de que la película existía y estaba a punto de ser estrenada», comenta. «Ahora he podido añadir una entrevista en profundidad que el escritor Paco Madrid publica en 1917 y en la que ella explica que se ha introducido en el mundo del cine. Dice que ha rodado una película en los estudios Hispano Films, explica dónde adquirió el mobiliario e incluso con qué operador de cámara trabaja».

A eso se añade una pequeña nota, de la misma época, en la que se menciona que los actores de la compañía de Jordi se habían enfadado con ella porque había rodado la película con otro reparto. Entre los nombres del elenco habría estado Rafael Bardem, padre de Pilar y Juan Antonio y abuelo de Carlos y Javier. «Pero», añade Cunill, «cuando Madrid le pregunta cómo se llama la película ella responde que aún no tiene título. Quiero pensar que es Thais porque no habría sido raro que tardase un año en estrenar, pero si fueron dos, la fecha de su debut se adelanta».

El dato que aún se le escapa: dónde se estrenó. «De 1918 tenemos notas periodísticas que hablan de la película y en la que los redactoras llegan a afirmar que refleja el alto nivel de la industria cinematográfica española del momento», explica el biógrafo. «Da la impresión de que la han visto, ¿verdad? Pero aún seguimos sin encontrar referencias al lugar donde se proyectó».

La importancia de las referentes en el cine

La memoria rescatada de Elena Jordi, la primera directora de cine de la historia de España 4
Retrato de Elena Jordi por Antoni Esplugas (1915). Cedida por la Academia de Cine Catalán .

Judith Colell destaca como en las obras dirigidas o protagonizadas por Jordi, tanto la única que conocemos para cine como el vodevil, presentaba protagonistas que eran mujeres libres y trataba temas de género o identidad que nos resultan contemporáneos. Ella misma, que ha dirigido títulos como L’últim ball de Carmen Amaya o la reciente 15 horas, afirma estar preparando un futuro biopic sobre la cineasta junto al joven guionista Jan Savater.

«Ahora mismo es un proyecto de guión para película», aclara. «Aún no sabemos cómo la vamos a orientar. Estamos dándole vueltas mezclar el biopic con el presente, un poco como títulos del estilo Soldados de Salamina… o como ya hice con Carmen Amaya, contar su historia con alguien que desde el presente está investigando sobre ella».

Para la presidente de la Academia de Cine Catalán figuras como Elena Jordi «y todas las pioneras que siguen sepultadas» son esenciales. «Solo hay que recordar lo que dijo Belén Funes cuando recogió su Goya a la Mejor Dirección Novel. Que todas las niñas que quieren ser directoras y estuviesen viéndolas sepan que sí se puede. Es muy importante tener referentes, y si en los años 30 ó 40 en España hubo mujeres cineastas de las que sí sabemos más es porque primero estuvieron Jordi, Helena Cortesina y muchas otras».

Imagen de portada: Elena Jordi retratada por Walken en 1914. Cedida por la Academia de Cine Catalán

Menú