1. Críticas
  2. Culpa: Estigma sin necesidad de excusas

Culpa: Estigma sin necesidad de excusas

La película de Cormenzana toca la tecla del estigma de la víctima de agresión sexual, pero se pierde al justificar su evolución

culpa-pelicula-cine-con-n

Culpa arranca con una violación. Tras esa fatídica noche, Ana (Manuela Vellés) decide aislarse de todo y de todos en una cabaña equipada con lo mínimo y ubicada en mitad de una zona rural de difícil acceso. Ana afronta ahí, en soledad, las consecuencias de la agresión sexual, manteniendo solo contacto real con su casero (Luis Hostalot). Pronto Ana empieza a sospechar que podría estar embarazada.

Dirige Ibon Cormenzana (La cima), que ha coescrito el guion junto a Vellés. Ambos, pareja en la vida real, se lanzan a la piscina con esta película que quiere explorar, con muy pocos elementos, la violación desde distintos puntos de vista. Aquí están su dimensión psicológica, emocional y hasta física, pero también la social: el ambiente que normaliza la agresión sexual hasta tal punto que resulta en un estigma absoluto para la víctima sin que signifique siquiera consciencia por parte del agresor. 

La manera en la que se despliega la llamada cultura de la violación es lo más interesante de Culpa, una esforzada película que se sostiene cuando explora el dolor en el vacío y se cae cuando quiere explicar cómo Ana va a asimilar ese embarazo no deseado. Un filme con sus aciertos, pero que engulle y neutraliza su angustia audiovisual para dar forma a algo así como excusas dramáticas para su protagonista que no necesitaba, visto lo visto.

La culpa es tuya

Culpa: Estigma sin necesidad de excusas 1

Contada desde distintos momentos seleccionados a lo largo de los meses, Culpa se esfuerza en explicar la primera congoja vital de Ana, una víctima a la que Cormenzana y Vallés deciden captar tanto desde la cruel cotidianidad que la rodea como desde el silencio y la soledad que se van apoderando de ella. Aquí está la culpa del título, un ambiente social que no ofrece herramientas suficientes a una mujer ante esa situación y la deja indefensa para afrontar con garantías lo que le ha pasado.  Y, sin soltar a Vallés, la película hace calar en sus imágenes esta sensación de desprotección absoluta.

El problema es que una vez presenta esas angustiosas ganas de desaparecer, que Cormenzana aguanta muy bien en plano y que Vellés llena con dolor, la película no sabe muy bien qué hacer luego con esa sensación. Porque, en realidad, su estructura se configura a partir de ese embarazo -que realmente estaba viviendo Vellés-, que va creando un dilema y una resolución que no acompañan ni en sutileza del guion ni en ideas cinematográficas al comentario sobre la violación. Por querer acotar una propuesta que se tiene que ajustar a un presupuesto mínimo, la han terminado ahogando.

Justificaciones y maternidades

Culpa: Estigma sin necesidad de excusas 2

Quizá la cercanía real del embarazo les haya jugado una mala pasada a Manuela Vellés y a Ibon Cormenzana en este caso, porque los momentos seleccionados de la película son de una obviedad alarmante, con paralelismos y situaciones gruesas sobre la maternidad que desaprovechan el poco tiempo disponible que tiene un proyecto tan humilde. Lo más interesante del proceso es la negación a través del maltrato al cuerpo, pero se queda en una serie de golpes de efecto más para generar repulsa física que reflexión moral.

La inquietud que busca Culpa está en la buena interpretación de Vallés, seguramente la mejor de su carrera, y en cómo representa los sentimientos de una víctima violencia sexual a partir del entorno, todo siempre desde un único punto de vista. Por el resto, la película ofrece demasiado poco, quedándose más bien en anécdotas para generar impacto y justificar un arco dramático que no encaja con el desarrollo que estaba viviendo su protagonista. Un esforzado estudio emocional, limitado seguramente por las posibilidades que tenía a priori, que no da con la tecla a la hora de la verdad.

Imágenes: Culpa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú