Suscríbete Iniciar sesión

Críticas

Tadeo Jones 3. La tabla esmeralda: Desentierra como puedas

El equipo de Enrique Gato se atreve con un más difícil todavía de animación y trama que mantiene la comedia y la aventura para niños que funcionó en las dos primeras
Tadeo Jones 3. La tabla esmeralda: Desentierra como puedas 1

Tadeo Jones vive una nueva aventura, en esta ocasión por fin como arqueólogo novato y en prácticas. El extraño descubrimiento de un sarcófago egipcio en una tumba maya provoca que Momia y Tadeo activen una antigua maldición, la de la tabla esmeralda. Para poder deshacer el sortilegio, viajarán a París y a Egipto, encontrando nuevo aliados y enemigos y recordando el poder de la amistad.

La nueva entrega de las aventuras del aspirante a arqueólogo animado es más de lo mismo, pero mejor, por decirlo de alguna manera. Más presupuesto y animación mucho más lucida manteniendo lo que funcionaba en las anteriores. Más aventuras sin complejo parodiando sutilmente los clásicos del género y más buenos sentimientos, que es para niños. Más personajes y más bromas sobre Momia siendo Mortadelo con vendas.

Tadeo Jones 3. La tabla esmeralda es una prolongación de sus dos primeras entregas con más tiempo de maduración para su director Enrique Gato, tanto para una trama que intenta complicarse un pelín, solo lo justito, como para un apartado técnico que es cada vez más espectacular. Referencias al cine de aventuras clásico -incluso anterior al propio Indiana Jones que sirve de modelo- y chistes de equívocos mamporros siempre amables. Esta películas no es para que lleves a los niños al cine, es para que ellos te lleven a ti.

Tadeo Jones y la trama filosofal

Tadeo Jones 3. La tabla esmeralda: Desentierra como puedas 2

Una vez más, la entrega de Tadeo Jones gira alrededor del choque entre las aspiraciones del personaje y su torpeza. Eso sí, el fichaje del equipo de guión de Operación Camarón (Manuel Burque y Josep Gatell) hace que la catarsis no sea romántica o de competencia contra una contraparte malvada, sino centrada en la amistad entre Tadeo y Momia y cómo sus excentridades y locuras los hacen complementarios, aunque a veces el primero no soporte al segundo. La «baja autoestima» del personaje sigue siendo la base de todo, digamos, pero la forma de «curársela» es un poco más compleja que en anteriores episodios.

En ese sentido, curiosamente, suena más a historia infantil que las anteriores entregas, en las que Tadeo, de no ser por la parafernalia, habría tenido un arco de personaje de comedia romántica cafre de los 2000. Su novia, Sara, resulta menos chocante ahora que se ha rebajado su parecido con Tomb Raider, quizás porque la referencia 10 años después de la primera entrega ha perdido vigencia. Pero el final que reafirma al protagonista ahora no es que sus compañeros de la obra alucinen con que tenga una novia tan guapa, sino que ha creado un grupo de amigos muy leal con el que vivir más aventuras.

Más allá de la «madurez» del protagonista, que deja de ser un amateur que triunfa por una mezcla de bondad y potra para convertirse en estudiante de Arqueología que aplica lo aprendido, sobre todo en lo que gana su tercera aventura es en espectacularidad. Si ya se recreó Granada con puntilloso detalle en la segunda película, ahora es el turno del Museo del Louvre. Igualmente los personajes han ganado expresividad y variedad física, lo que de paso nos regala gags muy locos como los del policía veterano que solo habla en tópicos y es un completo inútil, uno de esos chistes que hacen gracia a niños y mayores por motivos distintos, marca de la casa.

Tadeo Jones y Ayesha

Tadeo Jones 3

Tadeo Jones sigue siendo una versión patosa de su primo Indiana y, al mismo tiempo, un personaje de Bruguera metido en equívocos muy locos, fabricando parte de su humor a base de trompadas. El excéntrico Momia es, más que nunca, un Mortadelo del pasado. En esta entrega, como la trama decide ir más atrás en el tiempo y no parodiar tanto al Doctor Jones o Cazatesoros como a los clásicos de la novela del XIX, recibe una contraparte femenina, una Ayesha pija y en el fondo bonachona. Rah-Amón-Ah es un buen añadido al circo de tres pistas que permite diversificar gags sin dejar de ser simpática.

Por el camino, por cierto, en este diseño de personajes más amplio y atrevido que en otras entregas, obtenemos a una secundaria que es un vínculo de Sara, que así recibe algo de enjundia, y viene a ser… una piramidiota. Es difícil jugar con las magufadas en una película de aventuras este tipo, ya que necesitas que las leyendas sean «reales» para que haya historia, además de que es para niños y ni quiere ni debe matarse en reflexiones muy elaboradas, pero está bien que se ridiculice ese tipo concreto de estafa.

Como ya adelantamos al empezar, Tadeo Jones 3. La tabla esmeralda es una película familiar y de aventuras muy efectiva, que mantiene todo el espíritu caótico de comedia infantil de sus entregas anteriores y se arriesga con un par de chulerías técnicas que agrandan las virtudes de sus entregas anteriores. Un producto bien diseñado para hacer lo que quiere hacer y que es capaz de crecer con cada nueva entrega sin abandonar lo que lo hacía funcionar.
La puedes ver online en

Imágenes: Tadeo Jones 3. La tabla esmeralda – Telecinco Cinema

Jose A. Cano

Jose A Cano (Sevilla, 1985), es licenciado en Periodismo. Ha colaborado en medios como El Mundo, 20 Minutos, El Confidencial o eldiario.es, entre otros, como periodista de local, internacional o Cultura. Actualmente ejerce como redactor en Cine con Ñ y colabora con El Salto, El Español o revista Dolmen. Socio de la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE).

APÚNTATE A LA NEWSLETTER DEL CINE ESPAÑOL

Get the latest business resources on the market delivered to you weekly.
Recibe en tu correo las últimas novedades sobre el audiovisual estatal
LA NEWSLETTER DEL CINE ESPAÑOL
Recibe en tu correo las últimas novedades del audiovisual estatal