CríticasPelículas españolasPelículas españolas 2021Películas españolas en cines

¡Corten!: Keep it cutre

Un «giallo marica» con el particular estilo trash de su director, que avanza en las formas y se estanca en sus temas

¡corten!-pelicula-marc-ferrer-cine-con-n

Un asesino de guante negro aterroriza Barcelona con una serie de crímenes. Todas estas muertes están vinculadas de alguna manera a un director de cine, Marcos, que está haciendo una película inspirada en el cine de terror italiano de los 70: un «giallo marica». Esta es la premisa de la comedia ¡Corten!, un homenaje en el que el cineasta Marc Ferrer ha contado con La Prohibida, Samantha Hudson o Saya Solana (Sedimentos) en su reparto.

Ferrer se ha convertido en una de las referencias del cine independiente en Barcelona gracias a películas como Nos parecía importante, La última primavera o Puta y amada, con las que ha conseguido proyección sobre todo gracias a las selecciones en el D’A Film Festival. Sus películas se caracterizan por el humor absurdo y nihilista, la visibilidad del ambiente LGTB de la ciudad y el autorretrato metacinematográfico. Todo desde una producción rápidísima y low cost -ha hecho 5 películas en 5 años, 4 de ellas en largo-, con intérpretes no profesionales y sin tomarse nunca en serio.

La actitud de Ferrer por abrazar lo trash, por querer hacer deliberadamente cine «malo» -léase con todas las comillas del mundo-, continúa en ¡Corten!, con la que ha contado esta vez en producción también con el apoyo de Filmin, otro de los aliados fundamentales para la difusión de su trabajo. Esta vez lo hace desde el homenaje a un subgénero de terror y con un humor aún más directo. Una oportunidad más para reírse con él mientras se intenta averiguar quién es el asesino o para huir despavorido de su cine.

Ya es una cuestión de estilo en ¡Corten!

¡Corten!: Keep it cutre 1

Con una película que aspira a algo más de difusión que las anteriores gracias a la maquinaria promocional de Filmin, Ferrer intenta esta vez explicarse e incluso justificarse directamente ante el público recién llegado a su cine. Lo más evidente en este sentido está al principio de ¡Corten!, que tiene una secuencia de una entrevista televisiva a Marcos, el alter/superego de Ferrer. Ahí se le pregunta directamente sobre si son o no son deliberadas las malas interpretaciones en sus películas. Y él responde: «Cuando una película contiene una mala actuación es una película imperfecta, pero cuando contiene muchas malas actuaciones es ya una cuestión de estilo».

Con esto último queda claro que hablar de ¡Corten! en términos de si es una buena o mala película, de darle una valoración en términos de calidad, no tiene ningún sentido. Más bien se puede decidir si, una vez entrado en su juego, se percibe que es lo suficientemente divertido o disfrutable, es decir, si consigue su objetivo de introducirte en su mundo irónico y estás a gusto en él. Cualquier amago de colocarse por encima de la película o de establecer una distancia se convierte en una experiencia frustrante.

Dario Argento y los límites

¡Corten!: Keep it cutre 2

Aquí la apuesta es claramente por la comedia -más fuerte que en otras películas de Ferrer, muy irónicas pero más introspectivas- a través del homenaje de estilo al cine de terror de Dario Argento o Mario Bava. Y en la película se traduce también en un juego cerrado por intentar descubrir quién es el asesino que va dejando un reguero de sangre. En ese sentido, lo más divertido es el retrato sin piedad del propio Ferrer, el sector audiovisual (¡esa productora!) y la gente que gravita alrededor.

Pero más allá de esto y la feliz entrada de la cuidada fotografía (azules, rojos y grano) de Nilo Zimmerman (Boi), ¡Corten! no introduce demasiadas novedades en el cine ya visto de Ferrer. El director parece haber avanzado en sus formas pero también haber llegado a un determinado estancamiento en sus temas, a través de su propia autoconsciencia y los límites productivos del cine underground. Quien ya haya disfrutado del cine del John Waters catalán volverá a hacerlo aquí, y la que no, que siga corriendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú