1. Análisis
  2. La filmografía de Almodóvar en cinco carteles

La filmografía de Almodóvar en cinco carteles

Los carteles de Almodóvar son parte del carácter de sus películas. A raíz del teaser póster de ‘Madres paralelas’ repasamos su carrera en cinco ejemplos

carteles de Almodóvar

Con los carteles de Almodóvar llegó el escándalo… o no. Presuntamente Instagram ha «censurado» el teaser póster de Madres paralelas, el inminente estreno del director manchego, trayendo consigo una de esas polémicas de redes que no está claro cómo empiezan ni si pueden acabar. Indirectamente, como en muchas otras de sus películas, y sin ni siquiera estrenarla, el cineasta ha puesto sobre la mesa el debate sobre la visibilidad de la lactancia materna o la arbitrariedad de qué pezones -femeninos o masculinos- se consideran «visibles».

Al mismo tiempo, aunque Almodóvar no es ajeno al escándalo -siempre, desde sus inicios, un escándalo que recibía tantos aplausos como reproches-, nos recuerda una de sus virtudes como director: la creación de mundos a través del diseño. La atmósferas almodovarianas que vienen de una estética propia nacida desde los mismos pósters de sus filmes. Un arte perdido que bebe del diseño de vanguardia, el underground de los 80, el cine clásico y el arte contemporáneo.

Así que, aprovechando, hemos decidido repasar, a través de cinco carteles, pósters o como ustedes los quieran llamar, la filmografía de Pedro Almodóvar. Cinco carteles, cinco diseñadores, cinco etapas:

Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón, por Ceesepe

La filmografía de Almodóvar en cinco carteles 1

Lo mejor es empezar por el principio. El cartel oficial de Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (1980) es obra de Ceesepe (fallecido en 2018), artista gráfico y dibujante del cómic underground de los 70 y 80, uno de los ilustradores más reconocidos de la Movida Madrileña, que sacó su nombre artístico de la pronunciación de sus iniciales (se llamaba Carlos Sánchez Pérez). El primer Almodóvar bebe precisamente mucho de ese mundo de la cultura underground de la Transición que, música mediante y en parte por la vía de su cine, iba a eclosionar en la noche madrileña. Los personajes estereotipados y gozosamente excesivos de las páginas de El Víbora, que nacía unos meses antes del estreno del filme, son los de los primeros años almodovarianos.

Entre tinieblas, por Iván Zulueta

La filmografía de Almodóvar en cinco carteles 2

Entre tinieblas (1983) sigue perteneciendo al Almodóvar provocador y deconstructor de los tropos de la cultura POP del anterior régimen. Siguen siendo, de resaca o no, los años de la Movida. Por supuesto, Iván Zulueta es mucho más conocido por dirigir ese film icónico del movimiento madrileño: Arrebato. El póster de Entre tinieblas lo diseñará en pleno proceso de desintoxicación de la heroína -ese Sagrado Corazón de agujas- y tras regresar a España habiendo vivido a finales de los 70 en Marruecos. Como él mismo resume esa etapa en su propia web: «Años bárbaros también estos. Años oscuros. Pero también años de vértigo y alucine. Su cartel para El pecador impecable (Augusto M. Torres, 1987) es rechazado al igual que el de El arreglo (J. A. Zorrilla, 1983), pero los de Laberinto de pasiones (Pedro Almodóvar, 1982), Entre tinieblas (Almodóvar, 1983) y ¿Qué he hecho yo para merecer esto! (Almodóvar, 1984), causan furor entre el público, los coleccionistas y los estudiosos. La gente recuerda cuáles son los maestros de Zulueta en el mundo del cartel: Bass, Mac, Jano».

Tacones lejanos, por Juan Gatti

La filmografía de Almodóvar en cinco carteles 3

El argentino Juan Gatti es el cartelista predilecto del director manchego, el que en más ocasiones se ha puesto a sus órdenes a lo largo de su carrera desde Mujeres al borde de un ataque de nervios. Los collages de Átame, Tacones lejanos, La flor de mi secreto o Kika que llegan hasta Dolor y Gloria. La sencillez POP de Hable con ella o La mala educación. Todo fruto de la larga colaboración entre dos genios que se conocen bien y a través de la que Gatti es capaz de plasmar las inquietudes del manchego y servir como carta de presentación, casi literalmente, de la temática de sus filmes. En el de Tacones lejanos lo camp alcanza sus propias cotas de virtuosismo, sencillez y, por qué no, autospoiler.

Todo sobre mi madre, por Oscar Mariné

La filmografía de Almodóvar en cinco carteles 4

Oscar Mainé solo diseñó un cartel para Almodóvar, que bebe de las corrientes de diseño de los 90, pero fue precisamente este, uno de los más icónicos y homenajeados, también en parte gracias al Premio Óscar que recibió la película. El artista fue director de la revista de referencia Madrid de Mata durante los años de la Movida y más tarde se mudó a Nueva York. Desde entonces trabaja más en publicidad o trabajos de marca (asociados a Cadena Ser, El Pais o el Festival de San Sebastián, que a su manera también son almodovarianos). En la misma década sería el autor de otros dos carteles icónicos: El día de la bestia, de Álex de la Iglesia, y Tierra, de Julio Medem.

Julieta, por Nico Bustos

La filmografía de Almodóvar en cinco carteles 5

El cartel «que no parece de Almodóvar». Encargado al estudio Bar Futura, el célebre fotógrafo de moda Nico Bustos realizó otra composición con autospoiler, como el buen póster de cine debe ser, en el que las actrices que interpretan a la protagonista Julieta se funden y que mezcla elementos de diseño contemporáneo con referencias religiosas, siempre presentes en el cine del manchego, como la del pañuelo de la Verónica.

Menú