Suscríbete Iniciar sesión

Críticas

Tregua(s): Cómo respiran las parejas

Mario Hernández saca partido de su modesto planteamiento sobre una atípica pareja de infieles, unos improbables Salva Reina y Bruna Cusí
Tregua(s): Cómo respiran las parejas 1

Tregua(s) nos acerca al encuentro en una habitación de hotel entre una actriz (Bruna Cusí) y un guionista (Salva Reina) que coinciden en Málaga por su Festival de Cine. Ambos siguen así su tradición de encuentros «prohibidos»: llevan liados 10 años mientras han cambiado o mantenido a sus otras parejas, las realmente oficiales. Aunque parece que será una más de sus quedadas, hay algo en el ambiente que invita a pensar que esta vez puede ser distinta.

El director y dramaturgo Mario Hernández debuta en el largometraje con esta acotada película. Tregua(s) construye una isla en el que la tierra firme —y la movediza— es la relación de esta pareja atípica, recogida en sus interacciones y conversaciones durante todo un día. Presentada en la Sección Oficial del Festival de Málaga, su casa natural tanto en la ficción como en la realidad, Hernández se las ingenia para expandir un concepto semiteatral en uno cinematográfico.

Muy consciente de sus límites y, sobre todo, de sus puntos fuertes, la película encuentra su particular encanto en un duelo en el que fluyen líquidamente la química, las tensiones y, claro, nutridas discusiones. Un planteamiento modesto, sin muchas risas ni lágrimas, que abraza la misma contradicción de sus personajes y no se aferra demasiado a lo que dicen, que nunca es del todo cierto ni del todo mentira. Tregua(s) se permite divagar de forma natural, y ahí está su fuerza.

Cómo darse una(s) tregua(s)

Tregua(s): Cómo respiran las parejas 2

Sin ser epítome de originalidad ni de brillantez, el guión de Hernández está bien planteado y, sobre todo, respira. En un planteamiento tan pequeño, y más en una ópera prima, que la tentación de agarrarse de forma muy estática y férrea al texto puede ser grande. Y no lo hace. Ya sea por improvisación o mucho ensayo, el hecho es que la omnipresente interacción entre los personajes funciona casi todo el tiempo tanto en lo más micro (un gesto, una risa) como en sus planteamientos de conjunto (las bases y los escollos que surgen en su particular relación).

En su planteamiento más puramente cinematográfico, Tregua(s) enfatiza lo que representa de bocanada de aire, de oasis suspendido, esta relación para ambos. Ya sea con un clásico plano-contraplano como con un alargado plano secuencia, fijo o en movimiento, la película va dando lo que pide cada momento y situación, que puede cambiar en cuestión de segundos. Se agradece también que la disposición de los cuerpos de los actores, a los cuales se acerca y aleja con distintas técnicas, también tenga un sentido acompasado a sus idas y venidas.

Bruna Cusí y Salva Reina, la extraña pareja

Tregua(s): Cómo respiran las parejas 3

Mucho de lo que da la película está, claro, en lo que dan de sí las interpretaciones de Reina y Cusí. Haya sido casualidad o no (se sabe que María León era la primera opción para el papel femenino), el contraintuitivo cásting funciona: la pareja del malagueño y la barcelonesa son esa mezcla que dirías que no pega pero que acaba funcionando, como lo serían la de un guionista y una actriz. Hay química entre ambos en escena, cada uno tiene su espacio para dar con su forma de afrontar el personaje y juegan bien con los arquetipos de sus profesiones. Quizá Cusí esté más cómoda en el envite dramático, pero ambos llegan a donde quieren.

Por ir pidiendo el taxi, que no paga producción:Tregua(s) es un buen debut para Mario Hernández, que saca partido de su pequeño planteamiento y aprovecha a sus dos personajes, interpretados por dos actores ubicados e intuitivos. Juntos forman una extraña pareja que nunca podría haber protagonizado Antes del amanecer (Richard Linklater, 1995), pero que no pueden, pese a todo, renunciar a tener su propia dosis de romanticismo, su propia canción.

Imágenes: Bruna Cusí, Mario Hernández y Salva Reina en la presentación de Tregua(s) en el Festival de Málaga – Alex Zea/Festival de Málaga.

Arturo Tena

Graduado en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid. Escribe crítica y análisis de cine desde 2010 y es socio de ACCEC (Associació Catalana de la Crítica i l'Escriptura Cinematogràfica). Después de trabajar en CTXT, en 2018 cofunda y dirige el medio especializado Cine con Ñ.

Twitter: @artena_