Suscríbete Iniciar sesión

REPORTAJES | FESTIVAL DE MÁLAGA 2024

‘Saturno’, un documental en primera persona sobre una familia que descubre que el abuelo era pederasta

Daniel Tornero graba su padre, sus hermanos o sus primos y la confesión del propio abuelo en una película seca y cruda pero emotiva que plantea preguntas al espectador
Saturno documental

Saturno es una historia de luchas. La de la familia respecto a sus propios sentimientos, la de un hombre culpable de pederastia por alcanzar el perdón y la del hijo de este por alejarse de su sombra y protegerse a sus hijos de ese fantasma terrible. El director Daniel Tornero ha retratado en este documental la historia de su propio entorno, la de su abuelo condenado a 12 años de cárcel por abusos a menores a pesar de tener más de 75 y la del resto de la familia afrontando esos hechos.

«Para mi el tema central de Saturno gira en torno a la paternidad«, explica Tornero a Cine con Ñ. «El núcleo son las relaciones paternofiliales, no tanto el suceso en sí, aunque está presente en todas las conversaciones y siempre está su sombra y su eco sobre los personajes». El cineasta entrevista a su abuela, sus tías, sus primos y su propio padre, casi el protagonista del filme, que reflexiona en dos largas conversaciones sobre la figura del abuelo condenado. Este también aparece, apartado del resto de la familia y casi de la sociedad, pasando sus últimos días en libertad en una cabaña en la montaña antes de ingresar en prisión.

«Su presencia siempre estuvo en el plan. Cuando contacté con él llevábamos tres años sin hablar, y le digo lo que estoy pensando hacer. Se mostró dispuesto creo que también porque suponía volver a encontrarse conmigo y, a través de mi, con toda la familia«. El resto lo supo antes «como un proceso de asimilar lo que había pasado, primero individual, y luego proponer hacer esta película… me se he sentido muy arropado por ellos en ese sentido, y todos se mostraron muy generosos».

'Saturno', un documental en primera persona sobre una familia que descubre que el abuelo era pederasta 1

Saturno se estrenó el pasado 2 de marzo en el Festival de Málaga, compitiendo en la Sección Oficial de Documentales. La película se estructura alrededor de dos conversaciones de Tornero con su padre y con su abuelo y luego intervenciones del resto de la familia, incluyendo una colectivo entre sus primos en la que algunos dejan ver su rabia o su frustración. El propio director solo aparece físicamente, más allá de su voz, en un segundo, reflejado en un espejo mientras graba al abuelo, un anciano triste, destruido y que hablar de manera entrecortada.

Para rodar, más que provocar las conversaciones, ya que buscaron «ser muy cuidadosos con las personas que participaban» —entre otras cosas contando con asesoría psicológica—, «hacíamos una puesta en situación, no recrear un pedazo de vida, sino estar en el mecanismo para crearlo, darle tiempo a cada persona para pudieran ir dialogando y exponiendo aquello de que les interesaba o necesitaban hablar». La intimidad de las conversaciones cotidianas, las que se tienen en ropa de estar en casa en pleno verano, va engullendo al espectador alrededor de su tema terrible de fondo.

Parte de ese mismo proceso de respeto con su familia ha sido que viesen la película antes incluso de cerrar el montaje definitivo. «Queríamos escapar siempre del morbo, del efectismo, y también siempre mantener esa línea de horizontalidad con ellos. Esto lo repito mucho porque para mí es algo fundamental de la película». Saturno se cuida mucho de detallar el caso concreto y lo presenta en las conversaciones de la familia con respeto absoluto. En ese sentido, el tratamiento es extremadamente sensible.

'Saturno', un documental en primera persona sobre una familia que descubre que el abuelo era pederasta 2

En un momento de su último diálogo, el abuelo se dirige a la cámara y se pregunta si su hijo podrá perdonarlo algún día, aunque la formulación podría ir dirigida al nieto que lo graba o a cualquiera de esas víctimas de las que no sabemos nada. Tornero cree que ese instante surgió «de una manera honesta, hay algo en él que lo lleva hasta ese lugar». El montaje lo sitúa de manera que recordamos a uno de los primos lamentándose porque el abuelo nunca pidió perdón a la familia. «Esos dos momentos se produjeron sin nuestra intervención y en el fondo son los que hacen bascular Saturno«, comenta.

Esa reflexión sobre si es posible alcanzar el perdón, familiar y por extensión social, para un pederasta, acaba sobrevolando todo Saturno. «Claro que existe esa reflexión, pero no he querido guiar el visionado. Cada espectador tendrá su propio espacio para pensar al respecto. Dentro de la película, la respuesta a la pregunta de mi abuelo es que la cámara se desvía y vemos el viento entre los árboles. Es una forma más poética de responder, pero no deja de ser una respuesta».

Tornero no ha querido sentar cátedra con su película, aunque ahora que ya ha salido del equipo y de su entorno está esperando las reacciones. Si ayuda a otras familias o personas que hayan pasado por situaciones similares, se alegrará, pero «igual que en el rodaje o en las preguntas que nos planteamos no hemos querido intervenir en el proceso de nadie, más que otra cosa lo que puede esperar es que Saturno invite a la reflexión y el debate, no a conclusiones cerradas«.

Jose A. Cano

Jose A Cano (Sevilla, 1985), es licenciado en Periodismo. Ha colaborado en medios como El Mundo, 20 Minutos, El Confidencial o eldiario.es, entre otros, como periodista de local, internacional o Cultura. Actualmente ejerce como redactor en Cine con Ñ y colabora con El Salto, El Español o revista Dolmen. Socio de la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE).

APÚNTATE A LA NEWSLETTER DEL CINE ESPAÑOL

Get the latest business resources on the market delivered to you weekly.
Recibe en tu correo las últimas novedades sobre el audiovisual estatal
LA NEWSLETTER DEL CINE ESPAÑOL
Recibe en tu correo las últimas novedades del audiovisual estatal