1. Reportajes
  2. Convertir a Buñuel en una serie de espías: el proyecto de ‘Operación: Viridiana’

Convertir a Buñuel en una serie de espías: el proyecto de ‘Operación: Viridiana’

El guionista Guillermo Chapa busca adaptar en seis capítulos la huida de la copia de ‘Viridiana’, oculta entre capotes de toreros para burlar a la censura y ganar la Palma de Oro en Cannes

operacion:-viridiana-cine-con-ñ

La historia de cómo Viridiana ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes está repleta de capítulos que dan para una película por sí solos: los problemas con la censura solventados presentando un guión y un montaje «falsos» mientras Buñuel seguía rodando lo que quería, el Franquismo queriendo destruir cualquier prueba de que la pelicula se había rodado en España o una copia que se saca a Francia oculta entre capotes de toreros para pasar a aduana y llega al certamen sobre la bocina para poder exhibirse.

«Es un thriller de espías e histórico», explica Guillermo Chapa. El director turolense es uno de los jóvenes cineastas seleccionados para las Residencias de la Academia de Cine, el programa de ayuda a creadores de la entidad, gracias al cual está desarrollando Operación: Viridiana, un proyecto de serie dedicada a Luis Buñuel y el accidentado rodaje de su obra maestra.

Chapa quiere convertir en una gran producción la aventura de conseguir estrenar Viridiana una vez el Franquismo se arrepintió de haber permitido su rodaje en España y la censura aprobase un primer montaje. Entre otros objetivos, para «poner en valor el papel de todos los profesionales del cine que la hicieron posible y que tuvieron que huir de España» y también «para recuperar una historia de Buñuel que parece escrita por el propio Buñuel: toros, religión, censura, doble moral…».

Diez años pensando en Viridiana

viridana-luis-buñuel

Se trata de un proyecto que, junto a su coguionista Miguel González, el director tenía desde su etapa de estudiante de cine. Uno que impulsaron durante el confinamiento de 2020. «Las primeras anécdotas sobre Viridiana no las cuenta Pedro del Rey, que era nuestro uno de nuestros profesores en la ECAM y fue el montador de la película. Nos enamoramos de lo esperpéntico de la historia y durante 10 años nos fuimos documentando mientras nos dedicábamos a otras cosas. Y fue durante esos meses que Miguel y yo decidimos que dos veces a la semana, vía videollamada, íbamos a trabajar en ello».

Actualmente Chapa se prepara para mover la biblia de la serie y el guión del piloto entre productores. La idea es una miniserie de seis capítulos de 50 minutos -aunque hace 10 años empezaron a pensarla como una película- con episodios que llevan como título algunas de las fases de creación de un largometraje: guión, montaje, rodaje…

Chapa destaca, entre todos los personajes de esta peripecia, a Domingo Dominguín, el hermano mayor del torero y productor de la cinta, «un personaje que me fascina». Además de parte del mundo taurino de la época y cercano a grandes jerarcas de la época, Dominguín era militante del PCE y demócrata convencido. «El cine fue la vía que encontró de trasladas el malestar con la Dictadura que no se podía expresar por otros medios».

Algo de lo que no salió indemne, ni él ni muchos de sus trabajadores. Uninci, la productora, tuvo que cerrar, y Viridiana, a pesar de su reconocimiento internacional, no se estrenó en España hasta ya muerto Franco. El otro productor, Pere Portabella, de Films 59, se marchó a trabajar a Italia para huir de las represalias de la censura y poder sacar adelante sus proyectos.

Buñuel nunca muere

Convertir a Buñuel en una serie de espías: el proyecto de 'Operación: Viridiana' 1

Con estos personajes «lo he tenido fácil, porque pedían a gritos que ellos y todo lo que les ocurrió se pusiese en orden y se convirtiese en serie o en película. Queremos que sea un retrato de una época y de cómo la vivió la gente del cine, y en este sentido hacer justicia a su trabajo y al papel que tuvieron en luchar por la democracia desde la cultura«, explica el guionista.

Chapa cree que si no se ha recuperado antes es porque el mismo Buñuel o Viridiana -«una película que considero en plena forma en 2021»- «se recuperaron tarde. Tanto tiempo prohibida en España hizo que, sin dejar de dársele mucha importancia entre cinéfilos, nunca tuviese la oportunidad de ser popular«.

Aún así, recuerda el capítulo de El Ministerio del Tiempo dedicado también a salvar una copia de Viridiana, o películas como Buñuel y la Mesa del Rey Salomón o Buñuel en el laberinto de las tortugas, que ya han trasladado al director como personaje de ficción y homenajeado su particular universo. «Su obra sigue de actualidad», opina Chapa, «no hay más que ver El ángel exterminador o Los olvidados para comprobarlo».

De momento todo son castillos en el aire. El proyecto busca productora, pero puestos a soñar, el guionista lo hace con «una serie ambiciosa, brillante y luminosa. Me gustaría poder reproducir el Festival de Cannes, sacar una corrida de toros e incluso un partido de fútbol, que la Real Sociedad también aparece en la historia. Y ya, por venirme arriba, al actor que yo veo como Luis Buñuel es a Luis Tosar». Pero «en cualquier caso, me conformo con que salga adelante con un mínimo».

Menú