Suscríbete Iniciar sesión

Críticas

Mañana es hoy: Comedia de un futuro pasado

La primera película original de Amazon Prime Video se sostiene por el carisma de su pareja protagonista, pero desaprovecha un simpático punto de partida
Mañana es hoy: Comedia de un futuro pasado 1

Mañana es hoy nos lleva al verano de 1991 en Madrid: una familia de matrimonio (Carmen Machi y Javier Gutiérrez) y dos hijos (Carla Díaz y Asier Rikarte) se va por primera vez en diez años de vacaciones a la playa. Unos días de sol y descanso que, tras coger un pedaló, se convierten en una tormenta y un viaje en el tiempo hasta 2022. Un salto de 30 años que lleva al futuro a la familia. Bueno, no a toda.

Cómo hemos cambiado, qué lejos ha quedado. Nacho G. Velilla se ríe de quiénes eramos y, sobre todo, de quiénes somos hoy en esta película que tiene mucho más de aventura de unión familiar que de ciencia-ficción. Aunque la película se esfuerza por hacer que el mecanismo fantástico tenga cierta importancia y funcione, en realidad las coordenadas de Mañana es hoy son las de una comedia española de toda la vida -nada de malo en ello-, con sus toques gamberros y su fondo dulce para el desarollo de sus personajes.

Hacía falta una comedia para los viajes en el tiempo en España, que siempre nos los hemos tomado bastante en serio (Los cronocrímenes, Durante la tormenta, El increíble finde menguante…). El resultado no es nada memorable, por mucho que se eleve por la personalidad que le dan Javier Gutiérrez y Carmen Machi a sus personajes o por algunas ideas paródicas bien traídas. Es, por el resto, una historia conservadora que no se esfuerza demasiado en resultar creíble o ensamblada y una producción que parece haberse hecho sin mucho cuidado.

España de ayer y hoy, España de siempre

Mañana es hoy: Comedia de un futuro pasado 2
Rodaje de ‘Mañana es hoy’

La gracia de Mañana es hoy está fundamentada en una idea de guion muy sencilla: cómo sería colocar a unos españoles medios de 1991 en 2022. La mirada al pasado tiene mucho de mitificación idealista: ahí están sus cassettes, sus chupas de cuero y sus Héroes del Silencio. 1991. Estamos en 1991. Velilla plantea ese tiempo pasado más feliz, en el que todo era más sencillo y más feliz… si no fuera porque las mujeres tenían que estar al servicio de los hombres. Pero eso en la España de 2022 ya no pasa (¿?). Es lo único que realmente ha mejorado desde entonces, porque la película se ríe de que por el resto somos una sociedad más superficial e individualista, precarizada e hipertecnologizada al extremo.

Quizá todo antes sí era mejor, o, como dice Ernesto Sabato en El túnel, simplemente ya no nos acordamos de las cosas malas de entonces. La comedia se ríe de nuestra sociedad actual, y lo hace entre la ocurrencia simpática y el desaprovechamiento total. Velilla, por lo menos, deja espacio a que el contraste principal se genere entre los roles preasignados a los personajes de Machi y Gutiérrez, que son claramente lo mejor de la película y dan personalidad hasta al chiste más insulso. Ella está mejor en 2022, él quiere volver a toda costa a 1991. Pero la familia está por encima de todo.

Mañana es hoy, pasado lo será también

Mañana es hoy: Comedia de un futuro pasado 3

Más allá de las lecturas que se pueden sacar de un guion que ofrece muy poco al resto de personajes que no sean los dos principales, lo que sorprende de Mañana es hoy es una cierta dejadez a nivel de producción. Quizá por los tiempos impuestos, la película tiene fallos de coordinación entre cortes, planos-contraplanos o en las soluciones de su montaje. Tampoco sus efectos especiales están bien acabados, con un par de momentos de sonrojo. Si va a seguir haciendo películas originales en España, Amazon Prime Video tiene que subir la apuesta más allá del cuidado en la música.

Regresando al futuro: Mañana es hoy es una comedia con una idea de fondo simpática que su carismática pareja protagonista exprime todo lo que puede. En el fondo es una película del montón que no parece haber recibido todo el cariño que debería. No aprovecha las reglas del viaje en el tiempo ni de la ciencia-ficción y tampoco plantea líneas cómicas o visiones del pasado, presente o futuro que no hayamos visto antes.

Imágenes: Mañana es hoy – Emilio Pereda / Amazon Prime Video (Montaje de portada: Cine con Ñ)

Arturo Tena

Graduado en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid. Escribe crítica y análisis de cine desde 2010 y es socio de ACCEC (Associació Catalana de la Crítica i l'Escriptura Cinematogràfica). Después de trabajar en CTXT, en 2018 cofunda y dirige el medio especializado Cine con Ñ.

Twitter: @artena_

APÚNTATE A LA NEWSLETTER DEL CINE ESPAÑOL

Get the latest business resources on the market delivered to you weekly.
Recibe en tu correo las últimas novedades sobre el audiovisual estatal
LA NEWSLETTER DEL CINE ESPAÑOL
Recibe en tu correo las últimas novedades del audiovisual estatal