1. Entrevistas
  2. «Los herederos del exilio de la Guerra Civil en Francia han cuidado mejor su memoria que en España»

«Los herederos del exilio de la Guerra Civil en Francia han cuidado mejor su memoria que en España»

Laura Hojman, directora de ‘Antonio Machado. Los días azules’, nos habla de Memoria Histórica, poesía y la experiencia de estrenar un documental en plena pandemia.

"Los herederos del exilio de la Guerra Civil en Francia han cuidado mejor su memoria que en España" 1

Laura Hojman es una de las socias de la productora independiente sevillana Summer Films. Licenciada en Historia del Arte, gestora cultural, productora, guionista, documentalista y directora, estrenó el pasado otoño Antonio Machado. Los días azules, documental sobre la vida del poeta sevillano y el peso de su figura como representación del exilio tras la Guerra Civil española. Una película que rima con su anterior documental, Tierras solares, dedicado a Rubén Darío, figura clave en la vida y la obra de los hermanos Machado. Hojman nos atiende por correo electrónico en mitad de los vaivenes de la promoción del filme y poco antes de las fiestas.

¿Cómo ha ido hasta ahora el recorrido del documental? Está siendo un año relativamente bueno para los documentales en taquilla, pero siempre es complicado.

Teniendo en cuenta el año en el que estamos y todas las consecuencias de la pandemia sobre el sector cultural y el cine en particular, el recorrido del documental está siendo muy bueno. Durante el confinamiento, en el que terminamos la postproducción, llegué a pensar que ni siquiera podría estrenarse, pero por suerte llegaron las selecciones en festivales y pude estrenar en la SEMINCI, el Festival de Sevilla, el Iberoamericano de Huelva, el Festival de Cine Español de Edimburgo y tantos otros por los que sigue su recorrido. Por supuesto, las restricciones de aforo han hecho que muchos espectadores no pudieran verlo en pantalla grande durante estos festivales, pero por otra parte, el hecho de haber estado en Filmin durante el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, que se celebró online, hizo que el documental llegara a muchísimo público y en solo dos días se colocara como el más visto de toda la plataforma.



Durante la celebración de estos festivales, además, recibí el Premio RTVA a Mejor Cineasta de Andalucía y el Premio Imagenera a Mejor Largometraje Documental, que otorga el Centro de Estudios Andaluces, lo que arropó mucho el recorrido de Antonio Machado. Los días azules. Respecto al estreno en cines, es un año muy difícil. El cierre de los cines en Andalucía hizo que tuviéramos que cancelar el estreno en mi comunidad, pero hemos podido estrenar en cines de Madrid y Barcelona con una acogida muy buena. Seguimos cerrando pases en salas de cine, porque creemos firmemente que la experiencia de la sala de cine es única e irremplazable. Es un documental que hicimos para el cine y como distribuidora independiente seguiremos apostando por las salas, aunque pueda convivir con otros formatos.

[Nota de Cine con Ñ: en el momento de la entrevista no, pero actualmente se puede ver Antonio Machado. Los días azules online en Filmin]

"Los herederos del exilio de la Guerra Civil en Francia han cuidado mejor su memoria que en España" 2

¿Y la recepción?

La recepción ha superado todas mis expectativas. No voy a mentir, confiaba en que el documental era bueno, pero pensé que sería para un público más minoritario. Una tiende a sentirse un poco sola en este camino de llevar al cine historias sobre poetas, no suena muy cool en principio, aunque yo creo que no hay nada más emocionante que hablar de la vida, y hacerlo a través de las voces y las historias de aquellos que supieron verla e interpretarla. Tras cada proyección se me han acercado personas muy emocionadas, con lágrimas en los ojos, que me dan las gracias, unas gracias con mucha verdad.

Y tras la emisión de la versión para televisión en el programa Imprescindibles de TVE, la acogida ha sido increíble. Todos los días recibo mensajes y emails de personas que me buscan para decirme cosas preciosas sobre el documental, cosas muy personales y con mucha emoción. Y es algo que vengo notando desde el primer pase, el documental conecta con algo profundo de las personas, y eso es hermoso.

¿Diría que Tierras solares y Antonio Machado. Los días azules se pueden leer como un continuo? ¿Podemos entender que el título del segundo remite a Rubén Darío?

No sé si como un continuo pero desde luego, Antonio Machado. Los días azules nació de Tierras solares. Fue cuando estaba escribiendo el guión de mi primer documental que supe que tenía que hacer otro sobre Machado. Darío tuvo muchísimo que ver en su vocación poética, y fueron muy amigos. Rubén Darío fue un agitador de la vida cultural española, su libro Azul. fue una revolución entre los jóvenes. El mismo Juan Ramón Jiménez se fue a Madrid a «luchar por el Modernismo», y es una época que me fascina. Sí que hay reminiscencias de Darío en el título, porque el documental es también un homenaje a esos días, a los de Darío, a los de la juventud de los hermanos Machado, de Juan Ramón… a los de toda esa juventud fervorosa por vivir, por conocer, por crear. Para mí, son los días de la esperanza.



¿Cómo fue contar con el testimonio de la poeta Francisca Aguirre, quien también sufrió un exilio como el de Machado cuando era niña y falleció recientemente?

Es uno de los regalos que me ha dado no solo este documental, sino la vida. Falleció muy poquitos días después de entrevistarla, pero mostró una energía y una lucidez maravillosa. Nos leyó su poema Frontera en el que describe el momento en el que siendo niña coincide con Antonio Machado en el camino del exilio. Cuando terminó, mis compañeros y yo teníamos lágrimas en los ojos y aún, al recordarlo se me pone la piel de gallina. Al terminar la entrevista, me cogió de la mano y me dijo: «Me encanta que la directora sea una mujer».

"Los herederos del exilio de la Guerra Civil en Francia han cuidado mejor su memoria que en España" 3

Hojman conversa con Jacques Rodor, de la Fundación Machado, durante el rodaje. Foto: Summer Films.

¿Existe un desconocimiento de lo que supuso una época como la llamada ‘Edad de Plata‘, los años 20 y 30 en la cultura española?

Creo que sí, sobre todo porque no hay nada peor que dar por sabidos a los clásicos, cuando precisamente lo son porque nos siguen iluminando siempre. En el caso de Machado me he encontrado precisamente a mucha gente que me ha mostrado sorpresa sobre aspectos de su vida y de su obra que han conocido gracias al documental. Un autor que parece que está tan leído, tan sabido… Queda de manifiesto que siempre está por descubrir y que su obra es tremendamente moderna incluso hoy. Esa es precisamente la definición de clásico. Creo además, que al menos en mi época, se enseñaba fatal en la escuela y esto nos hacía rechazar o alejarnos de unos autores y de una etapa realmente fascinante de nuestro país.

¿Y de la dimensión del exilio?

Una de las cosas que el propio equipo pudo comprobar de primera mano durante el rodaje de la película es que los herederos del exilio en Francia han sabido cuidar esa memoria mucho más de lo que se ha hecho en nuestro país. Aquí todavía no se ha hecho una reflexión profunda sobre nuestra historia y vivimos las consecuencias en el día a día. Durante el rodaje me encontré con personas que me comentaban que no sabían por qué Machado se había ido a Francia y por qué estaba enterrado allí.

Ya que nos dió pie en redes: ¿queda por grabar un Midnight in Paris, ya sea ambientada en la misma capital francesa o en Madrid, sobre esa etapa de la literatura y el arte en España?

Desde que empecé a investigar y a documentarme para Tierras solares lo pensé. Me era difícil no salirme del tema tirando del hilo de otras historias paralelas, anécdotas… París era como La Meca para todos los artistas y escritores, el lugar en el que estaba pasando todo, y me encanta imaginarme cómo serían esas noches en el Barrio Latino, bebiendo absenta, los encuentros de Verlaine con Darío, Alejandro Sawa, Antonio y Manuel Machado con Óscar Wilde… Es una historia fascinante desde luego.

El resto de hermanos Machado, en especial Manuel, que en vida fue casi tan conocido como Antonio, tienen una presencia constante de fondo en el documental. ¿Se ha perdido su importancia? ¿Antonio los eclipsa?

Quise que en el documental toda la familia, no solo los hermanos, tuvieran una presencia, porque creo que a Antonio no se le puede entender sin su familia. Personalmente, tengo especial simpatía por su abuelo, otro gran desconocido, pero que fue un personaje importantísimo en la ciencia y en la vida política, precursor de las teorías de Darwin en España, ecologista…

Manuel Machado es un gran poeta, un dignísimo heredero de las formas populares que le inculcó su padre y una persona cuya trayectoria vital nos ayuda a entender el drama que supuso la Guerra Civil. Más que lo eclipsara Antonio, creo que quedó eclipsado por la historia. Una de las cosas que más me han comentado del documental es la sorpresa al conocer la historia de Manuel, al que se le ha tenido siempre como el poeta del régimen franquista. Sobre Manuel cayó un sambenito injusto que hoy no se sostiene. Puede que sí, que la figura de Antonio Machado sea tan rotunda que haya eclipsado a los demás miembros de su familia, por eso precisamente quise hablar de ellos en Los días azules.

"Los herederos del exilio de la Guerra Civil en Francia han cuidado mejor su memoria que en España" 4

Hojman y su equipo grabando en la tumba de Machado en Francia. Foto: Summer Films.

¿Por qué han tenido que pasar más de 40 años de democracia para que un presidente en ejercicio visitase la tumba de Machado?

Habría que preguntárselo a los anteriores presidentes… pero es un signo de ausencia de normalidad democrática, de la dificultad que tiene este país para relacionarse con su pasado. En Francia, la tumba de Machado es un símbolo, numerosos políticos o referentes de la cultura la visitan cada año en los actos de homenaje que se organizan en Collioure. Tras la visita del presidente Sánchez, todos los periódicos franceses celebraban la noticia como un hecho histórico y un acto de justicia. Los descendientes de los exiliados nos contaban emocionados que era el momento que llevaban 80 años esperando, un reconocimiento por parte del Estado español, y un perdón, que pronunció ante la tumba de Azaña.

Es un acto que debería haber suscitado consenso en España, fuera Pedro Sánchez u otro presidente. El caso es que era el representante del gobierno de nuestro país haciendo por fin lo que se tenía que haber hecho hace mucho tiempo. Sin embargo, aquí todo fue controversia. Es un ejemplo bastante revelador de por qué han tenido que pasar más de 40 años de democracia para que algo así suceda.

 

Jose A Cano (@caniferus)

Menú