1. Noticias
  2. Festivales
  3. El asesinato de Ignacio Ellacuría es un alegato por la verdad y la justicia en ‘Llegaron de noche’

El asesinato de Ignacio Ellacuría es un alegato por la verdad y la justicia en ‘Llegaron de noche’

Imanol Uribe presenta a concurso en el Festival de Málaga una dramatización de la matanza de los jesuitas en El Salvador en 1989 con una gran Juana Acosta como protagonista

El asesinato de Ignacio Ellacuría es un alegato por la verdad y la justicia en 'Llegaron de noche' 1

El asesinato del padre Ignacio Ellacuría, junto con el de otros cinco jesuitas y la familia del conserje de la residencia donde vivían, se convierte, por el filtro de la mirada honesta de Lucía Barreda, la único testigo de los hechos, en un alegato por la verdad, la justicia y la libertad en las manos de Imanol Uribe en Llegaron de noche, presentada este lunes en el Festival de Málaga y a concurso en su Sección Oficial y que llegará a cines el próximo viernes 25 de marzo.

Uribe compareció ante la prensa en el certamen andaluz escoltado por los productores Gerardo Herrero y María Luisa Gutiérrez, el guionista Daniel Cebrián y parte del reparto, en el que destaca el trabajo de Juana Acosta como la protagonista y en este caso incluía a Carmelo Gómez y Ben Temple, ambos con papeles breves pero decisivos para la trama. El que no estuvo en Málaga fue Karra Elejalde, que pone cara al propio Ignacio Ellacuría. Todos protagonistas de un rodaje accidentado, que la pandemia obligó a paralizar antes de empezar estando todo el equipo en Colombia en marzo de 2020 y que pudo finalizar tras el confinamiento.

La película terminó su rodaje justo al tiempo que la Audiencia Nacional fallaba en contra del único responsable de la muerte de los jesuitas que se encuentra en prisión, el excoronel Inocencio Montano, cuya sentencia lo condena a 133 años y 4 meses de prisión. Sin embargo, recordó el cineasta vasco, el resto de acusados de ordenar la muerte de Ellacuría siguen en la calle, y el caso lo suficientemente vivo como para que los protagonistas en que se basa Llegaron de noche, Lucía Barreda y su marido, que residen un municipio sin especificar de California, ya abuelos, sigan contando su historia cerrando la ventana y corriendo las cortinas antes de hablar.

El legado de Ignacio Ellacuría

El asesinato de Ignacio Ellacuría es un alegato por la verdad y la justicia en 'Llegaron de noche' 2
El equipo de ‘Llegaron de noche’ en la rueda de prensa. Foto: Festival de Málaga/Koke Pérez

Para Juana Acosta el personaje de Lucía Barreda ha sido «uno de esos de los que llegan poco en la vida. Un regalo, junto con todo el proceso, en el que tuve la suerte de conocerla y escuchar el testimonio de todo lo que ocurrió de su propia voz y la de su familia». Acosta llegó a leer el guión junto a Lucía, que le explicó cómo recordaba cada momento, incluso cambiando diálogos «porque esto yo no lo dije así». La actriz colombiana afirmó que Barreda «ha sido muy generosa conmigo», y ese trabajo entre ambas se puede observar en un filme en el que transforma su acento y cambia completamente su expresión corporal.

Carmelo Gómez, preguntado por su papel como el padre Tojeira, el líder jesuita que protegió a Barreda y que sigue residiendo actualmente en la sede de Universidad Centroamericana (UCA) donde fueron asesinados sus compañeros, comentó que ya había interpretado antes sacerdotes «pero nunca como este». El actor se empapó del famoso sermón del entierro de Ellacuría y sus compañeros, televisado en su momento y fácilmente encontrable en internet, durante el cual José María Tojeira apuntó a la responsabilidad del Ejército Salvadoreño en las muertes y reclamó justicia, una escena que se reproduce en la película.

Preguntados por hasta qué punto los hechos han sido ficcionados, Imanol Uribe y Daniel Cabrera explicaron que apenas se han tomado dos licencias: concentrar en Tojeira acciones que llevaron a cabo varios curas diferentes, por motivos de economía narrativa, y reducir la edad de la hija de la protagonista para que pudiese interpretarla la hija en la vida real de Juan Carlos Martínez, el actor colombiano que interpreta a Jorge Cerna, marido de Lucía. El resto, diálogos incluidos, está documentado al detalle, y Uribe y Cabrera llegaron a residir durante una semana en la UCA junto a los jesuitas, conociendo al Tojeira real y al teólogo Jon Sobrino, mano derecha de Ignacio Ellacuría, que no pudo prestar su testimonio por su avanzada edad.

Llegaron de noche y el cine de entonces

El asesinato de Ignacio Ellacuría es un alegato por la verdad y la justicia en 'Llegaron de noche' 3

En parte Llegaron de noche es una película de otro tiempo, ya que reunió sobre el escenario del Cine Albéniz de Málaga en su presentación a Gerardo Herrero, Carmelo Gómez e Imanol Uribe. Esa combinación, que habría sido ganadora en cualquier momento de los 90 o principios de los 2000, en este Festival de Málaga de 2022 es solo una más de los posibles, y de hecho Uribe llega tras siete años sin estrenar una película -aunque en hacer esta ha invertido cinco de ellos- y Gómez en un papel que es poco menos que un cameo como excusa para volver a trabajar con sus amigos, pero, se ocupó de aclarar, no un regreso al cine.

Herrero, de hecho, anunció una promoción «a la antigua», en la que están en conversaciones para que participe la propia Compañía de Jesús, cuyo apoyo ha sido clave para rodar el proyecto, y que va a consistir en «un proceso de ir a buscar al público para despertar el interés», presentando la película en varias ciudades de España en una gira en la que, mínimo, participarán él mismo e Imanol Uribe. «Nos vamos a convertir el uno en el chófer del otro, pero va a ser una película vendida puerta a puerta», bromeó el veterano productor.

Por su parte el director vasco quiso finalizar dando las gracias a los jesuitas y también poniendo en valor no ya la figura de Ignacio Ellacuría, sino a Lucía Barreda como foco moral de loa película. Lamentó que la historia Llegaron de noche siga resultándonos actual, «porque la historia desgraciadamente es cíclica», pero quiso poner a la mujer en que se basa su protagonista como «un ejemplo en estos tiempos de fake news, una mujer humilde que defendió la verdad hasta el último momento, manteniéndose honesta aún a riesgo de perder su vida».

Menú