1. Noticias
  2. Festivales
  3. ‘García y García’ se estrella con todo el equipo

‘García y García’ se estrella con todo el equipo

Una comedia con Pepe Viyuela, José Mota, Martita de Granada y Carlos Areces que no tiene gracia es más bien una tragedia

García y García

Algún día tenía que ser y fue el último. García y García, en Sección Oficial fuera de concurso, ha sido el gran accidente a cámara lenta de este Festival de Málaga de temporada de vacunación y vuelta a la alegría. En un certamen donde Operación Camarón y Sevillanas de Brooklyn han sorprendido para bien y Chavalas ha arrancado el Premio del Público, esto no es de recibo. Por favor. ¿Qué somos? ¿Bárbaros?

Para que asimilen ustedes la magnitud de la tragedia: Pepe Viyuela, José Mota, Ricardo Castella, Martita de Granada, Carlos Areces y Jordi Sánchez… y la película no tiene un solo diálogo ocurrente, ni ritmo, ni gags visuales o físicos dignos de tal nombre ni gracia en general. Los homenajes a la comedia clásica de Hollywood o al screwball no funcionan, el equívoco no se aprovecha, las cosas pasan porque el guion lo necesita…

Porque les digo una cosa. En García y García hay un tufillo rancio que tira para atrás, chistes machistas -sobre todo sin querer-, alguno racista y un poquitín tránsfobos… pero es que eso se puede perdonar. En Operación Camarón o Sevillanas de Brooklyn hace unos días hemos visto coñitas que firmaría Arévalo. Lo que pasa que en primer lugar tenían gracia y en segundo eran conscientes de que cómo sonaban y se contextualizaban en consecuencia.

La premisa de García y García es de infantería, de comedia clásica, de venga, vamos a ver que sale. Una compañía de vuelos low cost que roza la quiebra ficha a dos expertos, un gestor famoso por salvar empresas al borde del cierre y un mecánico que deja a McGyver por manazas. Ambos se llaman Javier García y la coincidencia provoca que se intercambien identidades. Cuando ambos, por diferentes razones, decidan mantener el cambiazo, el enredo estará servido.

García y García deja a El robobo de la jojoya por Azcona

'García y García' se estrella con todo el equipo 1

Y miren, yo qué sé. Tufo clasista aparte, muy acusado y completamente inconsciente -jiji, jajá, claro, si es mecánico, pues será un garrulo que no sabrá donde está Turquía en el mapa ni sepa usar el mando de la tele del hotel, jijiji, me parto y me mondo- y giros random en la trama, esto no hay por donde cogerlo. No vale ni como comedia absurda, ni como parodia del mundo que refleja, ni como nada de nada.

Porque les digo una cosa. Si servidor de ustedes se ha parado a problematizar la diferencia de edad entre José Mota y Eva Ugarte no es por culpa de los actores ni porque uno sea particularmente picajoso con el tema. Es que la película explica tan mal el presunto flirteo entre los personajes que no te lo creerías aunque de verdad Mota estuviese interpretando a Cary Grant ni ella pareciese que quiere que le den su cheque y acabar con esto.

Si una película se hace larguísima -cuando es una comedieta de poquito más de hora y media – y al mismo tiempo parece que faltan escenas es como si te meten un 6 a 0 y el que mejor ha jugado ha sido el portero. Algo anda muy mal en el equipo. Si encima ese equipo está lleno de presuntas estrellas y la entrenadora es buena porque dirigió La Higuera de los Bastardos y algo sabe de su oficio, pues no sabemos si el tema está en el guion, en el montaje, en la producción, en las prisas o en la pasta. Pero algo grave pasa.

Porque además supongamos que se dejen caer por aquí los fans de Mota, Viyuela o Martita de Granada. ¿Qué se van a encontrar? Al primero haciendo un papel que no se cree ni lo intenta, al segundo con el montaje reventándole sus gags físicos y el guion dándole unos diálogos ridículos y a la tercera con un personaje presuntamente vital para la trama pero cuya relación con el resto no se explica, simplemente salta a donde necesita la historia en ese momento y ya.

Que a ver, que como decimos siempre. Cuando esto llegue a Prime Video -a donde si no, que Mediaset no tiene plataforma- seguro que le arregla la tarde de un sábado a alguien. Y estas películas tienen derecho a existir. Nos ha jodido, si tenemos derecho a existir los periodistas tiene derecho a existir todo el mundo. Pero no quita que como comedia sea un desastre absoluto.

© Imágenes García y García.
Menú