1. Críticas
  2. Espejo, espejo: Aunque la mona se vista de seda

Espejo, espejo: Aunque la mona se vista de seda

Una comedia sobre el reflejo que necesitamos para aceptarnos que salva con corazón y saber hacer algunos patinazos

Espejo, espejo: Aunque la mona se vista de seda 1

Espejo, espejo se fija sobre todo en cuatro personajes, todos trabajadores en la misma compañía de cosmética femenina. Álvaro (Santi Millán) es un directivo venido arriba, Cristina (Malena Alterio) lleva una vida gris y ordenada en la que algo falla, Paula (Natalia de Molina) quiere aportar aire fresco a la empresa con nuevas ideas y Alberto (Carlos Areces) está completamente ninguneado por el resto de sus compañeros. Los cuatro hablan con sus propios reflejos para enfrentar sus inseguridades y problemas de identidad.

Marc Crehuet (El rey tuerto) vuelve al cine después de la pequeña Apolo: la juventud baila (2018) para tirar por su primera comedia pura. Espejo, espejo propone un punto de partida en el que nuestro diálogo interno, nuestra lucha de pensamientos intrusivos, se convierte en una versión de nosotros mismos que nos habla directamente desde el otro lado del espejo. Un concepto al estilo de Edward Norton en La última noche (Spike Lee, 2002) que Crehuet quiere conectar a la cultura de la apariencia que reina la sociedad digital del 2022.

Entre lo kitsch y lo casi fesseriano, Crehuet saca una comedia que se mantiene simpática más allá del ingenio de su punto de partida. Es verdad que la película no termina de encontrar un tono asentado y consistente entre tanto color pastel y decorado de oficina, pero sabe mantenerse en el alambre de los estereotipos y hasta tener momentos graciosos de verdad. Quizá le falte algo más de mordiente al final y menos perspectiva ridiculizante de «señor mayor», pero hay inteligencia y corazón suficiente en la ironía para que no moleste.

Espejo, espejo, qué dificil es este reflejo

Espejo, espejo: Aunque la mona se vista de seda 2

El planteamiento de Espejo, espejo es que cada uno de los cuatro protagonistas, arquetipos sociales distintos, tengan más o menos la misma presencia para poder disparar un poco a todos lados. Los cuatro tiene su propia tela psicológica que cortar, y Crehuet los va intercalando y mezclando como buenamente puede, intentando darle espacio a cada uno de ellos para que se entienda el «viaje» que hacen por separado como personajes y unirlo luego en el comentario social general de la película.

Una vez presentada la dinámica del reflejo, a Espejo, espejo le cuesta encontrar un balance entre los cuatro y contar todo lo que quiere contar, algo que se supone que sucede en el arco de dos días, con la referencia de la fiesta de aniversario de la empresa. Así es como se descompensa tanto la paleta de colores de la película, su puesta en escena y la actitud cómica hacia los cuatro personajes, especialmente inconexa en el tono del personaje que interpreta Malena Alterio.

Acéptalo

Espejo, espejo: Aunque la mona se vista de seda 3

Aún así, la película de Crehuet se agarra a algunos momentos tragicómicos bien resueltos, la acidez de algunas de sus punch-lines y lo ajustado de su montaje. El resto lo ponen el saber hacer de sus cuatro actores protagonistas y lo bien elegidas y caracterizadas que están algunas secuencias de personajes secundarios. Entre ellos, hay que quedarse con el de Betsy Túrnez, que da un auténtico recital en la película, o el de Verónica Forqué, que da algunos minutos de oro puro como madre borracha e incapaz de asumir los fracasos de su hijo.

Esto es suficiente para que a Espejo, espejo se le perdonen sus patinadas desde su planteamiento estético (esas distorsiones…), tonal y hasta cierto freno de mano puesto cuando no debería. La película se muestra claramente pesimista en los cambios que podemos dar hacia fuera en una cierta moraleja del estilo «aunque la mona se vista de seda..» que esconde algo de conservadurismo -los cambios parecen solo son posibles a nivel individual-, pero que también demuestra tener su encanto cuando toca aquello tan difícil de aceptarse a uno mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú