CríticasPelículas españolasPelículas españolas 2020

Eso que tú me das: la conmovedora última conversación entre Pau Donés y Jordi Évole

Eso que tú me das: la conmovedora última conversación entre Pau Donés y Jordi Évole 1

Para hablar de Eso que tú me das, que ahora se estrena en abierto en LaSexta, no se la puede separar de sus emocionales circunstancias y lo único de su concepción: fue el propio Pau Donés quien pidió a su amigo Jordi Évole mantener una última charla que se difundiera tras su fallecimiento. Le llamó para que viajara con su equipo al Valle de Arán, donde el de Jarabe de Palo transcurría sus últimos días de vida rodeado de su familia y allegados.

El documental, como un programa especial de Salvados, está dividido únicamente en tres ambientes, en tres momentos. El breve prólogo es un coche, donde escuchamos a Évole dirigiéndose hasta el Valle y hablando con la médica de Donés para prepararse la entrevista. La parte central -y más larga y, por tanto, más importante- sucede en casa de Donés, donde está la gran carga emotiva. Para acabar, un estirado épilogo en un entorno natural de Arán.

A lo largo de los 64 minutos de Eso que tú me das se despliega su gran tesoro: las reflexiones lúcidas y, en ocasiones, concentradas en sentencias breves de Pau Donés, sobre las que valdría la pena volver una y otra vez. Al igual que de sus canciones, de sus palabras se desprende una inmensa ansia de vida. De disfrutarla, obviamente, pero, por encima de todo, de saber valorar el mero hecho de estar vivos.


Esto que tú me das: hablemos de la vida

Eso que tú me das: la conmovedora última conversación entre Pau Donés y Jordi Évole 2

De primeras, impacta la imagen física de un Pau Donés desmejorado, cuyo aspecto ya se vio en el videoclip de la canción que lanzó durante la cuarentena y que ha servido como título del documental. Puede que impresione más su dicción, pues de su boca ya no salen palabras limpias, sino más bien atropelladas y a veces hasta difíciles de comprender. Pero las ganas de comunicar de Donés se imponen.

«Hablemos de la vida» le responde a Évole cuando al inicio el periodista le confiesa que no sabe por dónde empezar. Efectivamente, el milagro laico de vivir ocupa buena parte de la conversación y se declina en forma de momentos compartidos con su familia (su hija, en especial), expresión artística a través de la música o mera contemplación de la belleza de la naturaleza.


El músico barcelonés fue un ser de vida capaz de mirar a los ojos a la muerte. Decía a propósito el filósofo Santiago Alba Rico en una entrevista reciente que «nadie nos ha enseñado a morir y esa es una asignatura pendiente de Occidente». Parece que Pau Donés fue de los pocos que pudo afrontarla con serenidad, sin ese miedo que nos paraliza ante este tabú social. En el documental habla sin tapujos sobre el suicidio de su madre cuando él era un adolescente.

Reconoce que le gustaría que se le concediera un tiempo suplementario: al menos hasta los 70 años para, con suerte, poder conocer a sus nietos. El cáncer le ha negado ese deseo y también una postrera gira de 5 conciertos que tenía en la cabeza. Lo sabe, lo asume y agradece la buena vida que sí ha tenido tiempo de gozar.

Para concluir la conversación filmada, Pau Donés se arranca a cantar El sitio de mi recreo, de su admirado Antonio Vega, cuyos versos le sirven como despedida, de la vida y de la música. Con esta canción acaba Eso que tú me das, un documental que en otras circunstancias, en otro momento o con otras personas habría sido imposible. Un concentrado que impresiona y transmite todo lo que sus dos protagonistas quieren hacer llegar.

Puedes ver ‘Eso que tú me das’ online aquí.

Menú