CríticasPelículas españolasPelículas españolas 2021Películas españolas en cines

El gran camino: Viajar para descubrirse a uno mismo

Un documental de viaje vital que, pese a lo estándar, hará las delicias de los aventureros

el-gran-camino-documental-cine-con-ñ

Al borde de las vacaciones veraniegas llega a las pantallas españolas el documental El gran camino, el cual nos narra a través de cuatro de las rutas mas significativas a nivel mundial qué significado tienen estos recorridos para sus diferentes caminantes y cuál es la clave para descubrirse a uno mismo a través de su realización. Raúl García y Alba Prol, directores, guionistas y verdaderos artífices del proyecto, narran en primera persona sus experiencias y las de aquellas personas que se van encontrando a lo largo del Pacific Crest Trail, el camino del Inca para llegar a Machu Pichu, el Kumano Kodo en Japón y, finalmente, el camino de Santiago.

Equipados con material de filmación para poder dar un testimonio de su largo viaje alrededor del mundo y con la ilusión de quien se embarca en un proyecto tan personal y vital como el que se nos plantea, la pareja de realizadores ha conseguido llevar a cabo una producción que, entre otros factores, se vio afectada por dudas y restricciones como las generadas por el coronavirus. Sin embargo, el largo camino hasta su estreno ha conocido finalmente la luz tras haber recibido varias distinciones a nivel de distribución por festivales. 

El gran camino: Viajar para descubrirse a uno mismo 1

Planteado en cuatro partes diferenciadas -cada una de ellas identificada con un elemento presente en la naturaleza- el documental comienza en tierras estadounidenses, donde El gran camino nos muestra parte del recorrido de la famosa ruta que conecta Canadá y México a través de la costa oeste del país americano: el Pacific Crest Trail. Este trayecto, popularizado gracias al film Alma salvaje (2014), con Reese Witherspoon, marca las pautas que va a seguir el relato a lo largo de las siguientes ubicaciones: aunque existe una vocación de primera persona a la hora de construir la narrativa del film, el metraje también se apoya ampliamente en los testimonios de diversas personas que están viviendo asimismo la experiencia del camino.

Desde una joven que decide ir sola a lo largo de las diferentes etapas a personas relacionadas anteriormente con el sistema de estudios de Hollywood que ahora asisten y atienden a los diferentes caminantes, la cinta plasma el carácter único de un trayecto que, a modo de gran contraste, desemboca nuevamente en la civilización de San Diego. De Estados Unidos pasamos a las grandes alturas de Perú, dónde un lugar tan emblemático como Machu Pichu puede ser alcanzado de forma mucho más personal a través de la ruta del Inca, la cual, según un entrevistado argentino, le añade un significado que no se podría adquirir de otra manera. Todos estos testimonios jalonan una cinta en la que la belleza de las imágenes y la filosofía que transpiran las diferentes declaraciones invitan al espectador en sintonía a iniciar su propia road movie.

 Tras conocer las peculiaridades del Kumano Kodo en Japón, quizás el recorrido más desconocido para el público generalista, El gran camino vuelve a España para hablarnos de una de las experiencias más icónicas a este nivel que existen en el mundo: el peregrinaje a Santiago de Compostela. Como nos dice la propia directora, el hecho de visitar un lugar a priori menos inhóspito que el exótico Oriente no le resta un ápice de impacto a la experiencia: al final, cada caminante reinventa el recorrido cada vez que lo realiza.

La ruta física acaba desdibujándose para entrelazarse con la vital, dotando al concepto del camino de connotaciones que tienen que ver con nuestras propias decisiones, el estar en bienestar con nosotros mismos e incluso plantearse cuál es el sentido de la felicidad en todo el proceso. El documental, con apoyo de las instituciones gallegas, termina en Finisterre con un mensaje relativo a adoptar una posición de mente abierta y recorrer caminos que, aunque en apariencia sean desconocidos para nosotros, puedan llegar a influir de forma positiva en nuestra existencia.

El gran camino: Viajar para descubrirse a uno mismo 2

Sin duda alguna, El gran camino hará las delicias de aquellas personas con un alma de aventurero/a que se hayan planteado alguna vez dar un giro a sus vidas; la mayor parte de las declaraciones recogidas en el metraje hablan sobre ello. También es de agradecer la implicación de los propios creadores en el relato, sin que su intervención sea una mera presencia externa.

Sin embargo, nos encontramos ante un documental más propio de un canal de viajes que de una pieza que pueda situarse dentro de lo más granado de la no ficción en España -teniendo en cuenta que el año pasado se estrenaron piezas tan importantes como El año del descubrimiento y, sin ser realmente un documental al uso, My mexican bretzel-. Aún así, supone un gran logro que una película de estas características haya podido llegar a estrenarse y que, más allá de una apariencia estándar en lo cinematográfico, siempre nos podremos dejar deleitar por sus imágenes, lugares e interesantes testimonios.


Imágenes El gran camino: Super 8 Distribución.
Menú