1. Críticas
  2. Sinjar: Fundamentalismo islámico a tres bandas

Sinjar: Fundamentalismo islámico a tres bandas

Drama intenso sobre la expansión del Estado Islámico que tiene dificultades para unir sus historias pero también una dirección clara

sinjar-pelicula-anna-bofarull-cine-con-n

La historia de Sinjar, nombre de una región fronteriza entre Siria e Irak, son en realidad tres historias: la de Carlota, Hadia y Arjin. Carlota es una enfermera que vive en Barcelona y que descubre que su hijo ha sido captado por el Estado Islámico, Hadia es una mujer con tres hijos esclavizada en Sinjar por pertenecer a la minoría yazidí y Arjin es una adolescente huida de la zona que, en busca de su familia, acaba por unirse a las milicias kurdas.

Un intenso drama a tres bandas y en paralelo sobre las víctimas de la nueva ola de fundamentalismo islámico, centrada en el Dáesh, y en particular desde la perspectiva de las mujeres, especialmente vulnerables ante el avance del grupo yihadista en Oriente Medio a partir del 2014. Las tres historias que plantea la directora y guionista Anna M. Bofarull (Barcelona 1714, Sonata para violonchelo) ofrecen varias de las consecuencias de la expansión del fenómeno dejando claro que, en el fondo, son diferentes caras de la misma moneda: el de mujeres dispuestas a todo con tal de proteger a su familia.

Sinjar es una película esforzada y rodada desde el cuidado del primer plano y la cámara en mano, atenta a cómo late la violencia y la angustia. Aunque el guion tenga salidas ramplonas y demasiado literales, Bofarull compensa dificultades discursivas con una dirección segura que capta tanto la inseguridad vital de estas mujeres como su determinación de seguir adelante por los suyos. No es todo lo que podría ser, pero da lo suficiente.

Sinjar, la visión global

Sinjar: Fundamentalismo islámico a tres bandas 1

La película de Bofarull, que busca continuamente nuestra empatía como público, ha seleccionado bien en qué historias se fija para dar una dimensión amplia del asentamiento del Estado Islámico sobre el terreno. Aunque desde Occidente se mide su presencia en base a ataques terroristas dentro de nuestras fronteras, la triple mirada de Sinjar sí que da una pequeña idea de cómo estaba operando ese protoestado en su época de máxima expansión a mediados de la década pasada. Se cumple con dar ese acercamiento amplio del problema desde la zona fronteriza.

Si la de Carlota es la mirada occidental y obligadamente externa y la de la joven Arjin es la de la lucha desde la trinchera, en la película la más interesante acaba resultado la de dentro: la de la esclava Hadia. Aquí es donde el efecto dramático tan directo que busca Bofarull funciona mejor porque su relato es el que está en contacto directo con los peligros del Dáesh. Ayuda mucho también el buen trabajo de la actriz Halima Ilter, que da una importante gama de emociones en cada violencia que sufre.

Coherencia no es cohesión

Sinjar: Fundamentalismo islámico a tres bandas 2

Visto como grupo unitario, el trío de historias da riqueza temática para entender el fenómeno del fundamentalismo islámico, pero también supone problemas mientras se está viendo la película. Ir intercalando las distintas líneas argumentales de estas tres mujeres en lucha desactiva parte de la propuesta tan intensa y desasosegante de Bofarull, que no ha sabido responder a la pregunta del millón: cómo unirlas discursivamente a nivel cinematográfico, cómo trazar mensajes y conexiones a través del montaje. Son historias coherentes y representativas en su fondo, pero no están cohesionadas en imágenes. Y el todo deja de fluir.

El mejor hilo de Sinjar al final está en su estilo cercano al suelo y al gesto de estas tres mujeres abnegadas, que se levantan por empeño y corazón aunque lo que tengan delante sea una amenaza inabarcable. La película no llega a todo su potencial ni a corresponder del todo su buen esfuerzo de producción, pero aún así es un drama que se ve con interés en varios tramos y que da una cierta visión de conjunto sobre una realidad que, aunque no lo parezca, ahí sigue.

Imágenes: Sinjar – Filmax

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú