1. Noticias
  2. La Academia de Cine cierra el 2020 este sábado con una asamblea que se prevé más tranquila que la de septiembre

La Academia de Cine cierra el 2020 este sábado con una asamblea que se prevé más tranquila que la de septiembre

El acuerdo por los despidos del verano no ha resuelto las críticas a la gestión económica y algunas voces discordantes podrían llevarlas a la asamblea

La Academia de Cine cierra el 2020 este sábado con una asamblea que se prevé más tranquila que la de septiembre 1

La segunda asamblea de la Academia de Cine en este 2020 se anuncia bastante más tranquila que la primera. Aunque algunos críticos siguen cuestionando las cuentas de la institución, el acuerdo judicial por los polémicos despidos del pasado verano ha calmado las aguas y las energías parecen concentradas en la organización de los Premios Goya 2021.

Anualmente la Academia de Cine celebra dos asambleas ordinarias, una antes del verano y otra, que toca este 19 de diciembre, llamada «la de los Goya», en la que se aprueban los presupuestos del año entrante y se anuncian los detalles de la organización de los Premios Goya (que este 2021 se celebrarán en el Teatro Soho de Málaga presentados por Antonio Banderas y María Casado).

La asamblea repite el esquema de septiembre de asistencia virtual desde Barcelona, Málaga, Sevilla y Valencia con voz y voto, que resolvió las protestas por parte de los académicos andaluces en septiembre. Ya el retraso de la asamblea «de verano» hasta dicho mes y las circunstancias especiales de presencia y voto vinieron marcados por la pandemia.



Aquella asamblea vino marcada por la polémica en torno al despido de tres empleadas durante los meses de julio y agosto que se consideró injustificado, sobre todo cuando la Junta Directiva alegaba motivos económicos después de un 2019 de superávit, lo que ponía en duda las cuentas. Estas, finalmente, fueron aprobadas por una amplia mayoría.

Algunos académicos consultados por Cine con Ñ que prefieren no ser identificados han indicado que en estos momentos «es mejor centrarse en los Goya y en trabajar». Otros entienden que una vez la parte legal de los despidos está zanjada «no hay mucho más que hablar».

 

Las voces críticas piden «cuentas claras»despidos-de-la-academia-pq-cine-con-ñ

Lo cierto es que la doble circunstancia de que la Academia de Cine admitió la improcedencia de los despidos el pasado noviembre y que las tres trabajadoras ya han encontrado nuevos empleos ha enfriado dicha discusión. Sí quedan académicos como el productor malagueño Carlos Taillefer, ya que entiende que «si la Academia admite que el despido era improcedente, es que se despidió por capricho, sin ninguna razón».

Taillefer, uno de los académicos más veteranos, lamenta que «se gaste así el primer superávit de la Academia de Cine en casi toda su historia», en referencia a las cuentas de 2019, y confirma a Cine con Ñ que consultará durante la asamblea «si se ha contratado a alguien para los departamentos de estas tres personas, pues eso demostraría que, además, la labor que desempeñaban era necesario». Insiste en que «esta Junta Directiva ha hecho muchas cosas bien, pero no esta cuestión».

Otra de las reclamaciones que el productor plantea es «la acumulación del voto delegado». En la asamblea de septiembre, por las restricciones sanitarias, se acumularon hasta 136 votos delegados, de los cuáles 96 lo estaban en miembros de la Junta Directiva, en algunos casos 28 en una misma persona. Taillefer cree que esto «debería limitarse, como en instituciones similares a la Academia, tipo AISGE, SGAE o incluso EGEDA, que tuvo que reformar sus estatutos por indicación del Ministerio de Cultura».

 

«Riña interna» y «la interventora de los Goya»despidos Academia de cine

Algunas de las voces críticas que participaron en la asamblea de septiembre consultadas por Cine con Ñ han preferido no volver a pronunciarse sobre el particular, algunas por no estar tan implicadas en esta asamblea y entender que el tema despidos está cerrado, otras por entender que lo que se está produciendo, «usando a las despedidas o a las voces críticas que sí han querido dar la cara», es «una pelea entre ‘familias’, un ‘quítate tú para ponerme yo’, y no un deseo de transparencia real».

La Academia, como es habitual, ha preferido no entrar en ninguna polémica, y consultada por Cine con Ñ ha recordado que ciertos detalles a tratar en las asambleas sobre las cuentas de la institución son confidenciales. Algunas fuentes consultadas por esta revista insisten en que previo a los Goya «la Junta Directiva hace lo más correcto y gran parte de los académicos así lo entienden».

Entre los académicos consultados se ha vuelto a insistir en que la principal sorpresa entre los despidos fue Nieves Martínez, a la que llegaron a definir como «la interventora de los Goya. Tiene el reglamento en la cabeza y se ocupa de la transparencia del proceso. Era la persona que elegía al notario, aceptaba o rechazaba nominaciones, etc».

 

Jose A Cano (@caniferus)

Menú