1. Noticias
  2. Proyectos
  3. El desierto de Tabernas como metáfora del desarraigo social en ‘Amanece’

El desierto de Tabernas como metáfora del desarraigo social en ‘Amanece’

Se rueda en Almería el primer largometraje de Juan Francisco Viruega, un drama intimista protagonizado por Aura Garrido, Iria del Río e Isabel Ampudia

Amanece

Se rueda estos días en Almería Amanece, el primer largometraje del director Juan Francisco Viruega. La aridez del Desierto de Tabernas y el paisaje volcánico de Cabo de Gata «sirven como metáfora del desarraigo de una generación» en un rodaje que se prolongará hasta el próximo 25 de junio en localizaciones de la provincia de Almería.

Aura Garrido (Stockholm, El Ministerio del Tiempo), Iria del Río (El increíble finde menguante, Antidisturbios) e Isabel Ampudia (15 días contigo, Los sin nombre) protagonizan este filme que explora temas tan íntimos como la búsqueda de la identidad y lo efímero del amor a través de la conexión emocional con el entorno. El Arrecife de las Sirenas y el Rancho Malcamino’s en Tabernas están centrando las primeras secuencias de esta segunda fase del rodaje en la que la relación entre los personajes y el paisaje almeriense ha ido un paso más allá.

“El desarraigo de Alba (Aura Garrido) demandaba una iconografía yerma y devastada; pero en esta segunda parte, con la irrupción de Candela (Iria del Río) y Aurora (Isabel Ampudia), el objetivo es explorar el paisaje del rostro humano, la intimidad y la proximidad de la mirada, la poética del gesto y las texturas del silencio. El viaje de los tres personajes cristaliza en una suerte de reencuentro marino, en una sonrisa amable y el perdón hacia sí mismas”, reflexiona el director de Amanece, Juan Francisco Viruega.

A lo largo de estas dos semanas también se incorporarán al reparto Antonio Gómiz (Grupo 7, La peste) y Rebeca Sala (HIT, El secreto de Puente Viejo). Ambos completan una nómina de intérpretes de la que ya forman parte los andaluces Antonio Araque (Por donde pasa el silencio, La casa de papel), Sebastián Haro (El laberinto del fauno, 15 días contigo) y Rafa Jiménez (Tierra Santa. El último peregrino, Toy Boy)

Almería, escenario de cine

El desierto de Tabernas como metáfora del desarraigo social en 'Amanece' 1

Entre los escenarios del proyecto que ya han podido verse en pantalla grande figuran la Escuela de Arte de Almería, el Palacio de Hatay en Indiana Jones y la última cruzada; el Desierto de Tabernas, indisociable del spaguetti western y la cinematografía del gran Sergio Leone, y el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, decorado de cintas célebres como Lawrence de Arabia. A estas localizaciones se añaden exteriores menos conocidos, pero igual de hipnóticos como las balsas de sal de Las Salinas. 

En palabras del propio Viruega, Amanece es “una constelación familiar y una película intimista” que habla de temas que han estado presentes en todos sus proyectos: el regreso al hogar, las relaciones entre padres e hijos y el conflicto que viven aquellas personas que están a caballo entre el pueblo de la infancia y la ciudad donde desarrollan su actividad profesional. 

En el equipo técnico de Amanece está destacan Juan Francisco Viruega (guion, dirección y producción ejecutiva), Loles Peña (directora de producción), Ana Rubio (ayudante de dirección), Pepe de la Rosa (director de fotografía), Beatriz López (dirección de arte), Carlos Fernández (sonido) y Ana Ramos (diseño de vestuario).

Amanece es una coproducción de ATM Producciones, Amanece Audiovisual, AIE y Juan Francisco Viruega PC, con la producción asociada de Mubox Estudio y La Pañoleta Films, y la participación de Canal Sur. El filme cuenta con el apoyo de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía; el Área de Cultura y Cine de la Diputación de Almería a través de FICAL; Fundación Cosentino; Copyfly; Centro Comercial Torrecárdenas y los ayuntamientos de Roquetas de Mar, Tabernas, Níjar y Almería.

Sinopsis oficial de Amanece

El desierto de Tabernas como metáfora del desarraigo social en 'Amanece' 2

Alba y Martín emprenden un viaje hacia el sureste español. Hacen una parada en un cortijo aislado en mitad del desierto, cuya explanada está repleta de muebles y objetos a la venta. A medida que observan en silencio esas reliquias pertenecientes a relaciones rotas, perciben la nostalgia por un sentimiento ya agotado, cuyos últimos estertores les muestran que su viaje es una huida hacia delante.

Esta historia es una pequeña radiografía de las relaciones sentimentales de la sociedad actual, que tras completar las tres primeras etapas del ciclo natural de una pareja, tienden a estancarse, por la carencia de proyectos en común, por la dictadura del deseo capitalista o por la inseguridad como fruto de las carencias afectivas durante la infancia.

Se trata de un drama intimista y generacional, contado desde el punto de vista de tres protagonistas femeninas, en el que la complejidad de la naturaleza humana y la decadencia del amor dialogan con el paisaje.

Imágenes: Rodaje de Amanece – Raúl Villaverde

Menú