1. Noticias
  2. Industria
  3. Denuncian que las nuevas ayudas al cine en Andalucía perjudican a directoras y guionistas

Denuncian que las nuevas ayudas al cine en Andalucía perjudican a directoras y guionistas

La Asociación Andaluza de Mujeres de los Medios Audiovisuales (AAMMA) cree que los nuevos criterios valoran demasiado las trayectorias profesionales previas y la participación en festivales

Rodar en andaluz

La Asociación Andaluza de Mujeres de los Medios Audiovisuales (AAMMA) ha denunciado que las nuevas normas de concesión de ayudas al sector de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía perjudican notablemente a las profesionales al reducir la valoración de la presencia de mujeres como directoras o guionistas, eliminar el fomento de la igualdad y perjudicar a la financiación de documentales y a la creación novel. La organización ha mostrado su rechazo en una nota de prensa.

En concreto, AAMMA apunta a las nuevas bases reguladoras de concesión de subvenciones a la producción de proyectos de largometrajes, documentales y otras obras audiovisuales en Andalucía, publicada en una orden del 11 de mayo de 2022 de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico. En las mismas la presencia de mujeres en los equipos técnicos pasa a valorarse de 10 a 8 puntos como máximo, y la de directoras y guionistas en concreto, de 2 a 1, como eran en la anterior normativa de 2016.

Además, señalan que la orden incumple su propios criterios, pues si bien establece como transversal la “integración transversal del principio de igualdad”, este, según AAMMA, «se reduce a una anecdótica mención a la obligación de no usar lenguaje sexista ni una imagen discriminatoria o estereotipada en la publicidad de la obra audiovisual o cinematográfica».

En su comunicado, la asociación de cineastas andaluza añade su preocupación porque los nuevos criterios «perjudiquen notablemente a las obras documentales y la creación novel», ya que entienden que se otorga «un peso desproporcionado a la valoración de las trayectorias profesionales basadas en la participación en festivales», un criterio «inadecuado» que «solo beneficia a una minoría de las producciones andaluzas. Esto es, a las grandes producciones«.

La AAMMA concluye que estas medidas «obstaculizan la proyección presente y futura de las cineastas andaluzas, dando peligrosos pasos atrás no solo en políticas de fomento de la igualdad, sino también en materia legislativa cultural. Lejos de fomentar nuestro trabajo y de impulsar desde lo público las obras de las creadoras este texto amenaza con devolvernos a la casilla de salida«.

Las críticas de AAMMA, en la línea de la Mesa del Documental

Denuncian que las nuevas ayudas al cine en Andalucía perjudican a directoras y guionistas 1

Las críticas de las cineastas andaluzas toman el relevo de la Mesa del Cine Documental Andaluz, que el pasado enero denunció en términos muy similares la anterior orden de la Consejería de Cultura, del 17 de diciembre de 2021. Consideraba el sector de los documentalistas andaluces que aquella normativa, de la cuál la actual es continuista «condenaba a la desaparición» al formato ya que «el borrador excluye al cine documental de la financiación pública». 

Según la Mesa del Cine Documental Andaluz, la orden anterior, de 2017, sí contemplaba «al menos una línea de subvención destinada a los documentales de creación». Los baremos del nuevo texto, sin embargo, dirigen la financiación exclusivamente hacia películas de divulgación o televisivas, y «constriñen los valores culturales a un baremo que limita la producción a documentales divulgativos sobre temas andaluces y definidos por la institución», señalaron.

De hecho las críticas de AAMMA a la regulación local no están tan lejos de las planteadas recientemente por la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA) a la polémica Ley General Audiovisual, aprobada en el Congreso de los Diputados y actualmente en trámite en el Senado, en la que se lamentaba que no incluyese cuotas para las profesionales de manera que ayudase a la integración de las mismas y se desechasen las enmiendas propuestas por las asociaciones del sector.

CIMA proponía la inclusión de una «cuota adecuada, tanto en los catálogos y las emisiones anuales, como en el dinero destinado a la producción por parte de los prestadores de servicio de comunicación audiovisual televisivo», para las obras «dirigidas o creadas exclusivamente por mujeres, para que su implantación profesional al 50% llegue a ser una realidad». Apuntaban a que en otros países de la UE, como Francia, aunque la normativa no lo contemple, existe un Consejo Audiovisual que lo regula, inexistente en España y que finalmente la Ley Audiovisual no creó como estaba previsto.

Menú