ListasPor artista

5 películas de Eloy de la Iglesia para tiempos faltos de amor y esperanza

El director bilbaíno fue la voz de una Transición y una Movida menos bonitas de lo que nos han contado y de la realidad LGTB cuando solo se la consideraba divertimento, pero también un gran autor de terror y reconocido guionista.

Hace 15 años fallecía Eloy de la Iglesia, uno de los directores asociados al llamado cine quinqui, olvidado durante una década pero convertido en referente de un tiempo a esta parte en un país que, como dijo Pérez Rubalcaba, entierra muy bien. Reivindicarlo ya es más un tópico que otra cosa en una época donde reflejar la realidad LGTB es ya un valor y no una losa o un capricho autoral.



El director vasco fue el narrador de lo sórdido, sí, pero sobre todo de la ausencia de esperanza. Frente a la imagen idílica que en ocasiones se sigue vendiendo de la Transición, de la Iglesia fue capaz de captar todo el nihilismo de aquellos momentos para presentarnos a una serie de personajes heridos y desesperados, cuyas a menudo graves carencias materiales solo potencias las emocionales.

Así, para recordarlo, dejamos algunas de sus cintas más famosas (El pico o Navajeros) pero enumeramos otras cinco películas que reflejan su particular universo, su gusto por los personajes heridos que no saben como encontrar la salida a sus propios agujeros y el compromiso con una realidad en constante proceso de autodestrucción, incluso o más aún, si es desde el terror.

 

NADIE OYÓ GRITAR (1973)eloy-de-la-iglesia-nadie-oyo-cine-con-ñ

Después de Sesión salvaje ya todos reivindicamos el desaforado pop de derribo que fue el cine español de género en los 70. El thriller y el terror se atrevían con todo, llegaban a lugar que la comedia bufa de Mariano Ozores ni podría haber rozado y nuestro actual auge del género para todos los públicos ni roza. En este caso Carmen Sevilla, mantenida de un rico empresario, acaba inserta en un sórdido cenagal de cuernos, asesinato y aspiraciones vitales frustradas cuando descubre a su vecino lanzando el cadáver de su esposa por el hueco del ascensor. De testigo a cómplice, los turbios acontecimientos que van empeorando a partir de ahí reflejan a una serie de personajes reprimidos que solo conocen vías violentas y miserables para escapar de la presión de sus propias vidas.

Puedes ver Nadie oyó gritar completa online aquí.

 

EL DIPUTADO (1978)eloy-de-la-iglesia-el-diputado-cine-con-ñ

Con la Constitución por aprobar y el cadáver del Ilustre aún fresco Eloy de la Iglesia se dedicó a disfrutar de la, al fin, ausencia de censura proponiendo este drama sin concesiones con el espectador, ni el de entonces ni el de ahora, en el que se asume de frente el terrorismo de extrema derecha que a veces se nos olvida que marcó aquellos años y se presentan la homosexualidad, la bisexualidad o incluso eso que aún no se llamaba poliamor de manera natural, aunque sin sus dósis de morbo propias del momento. José Sacristán ya se convierte aquí en icono progresista con una actuación magistral. Una de las pocas ocasiones en las que un protagonista de de la Iglesia está a punto de alcanzar cierta redención por sí mismo, aunque el mundo se la arrebate.

Puedes ver El diputado completa online aquí.

 

OTRA VUELTA DE TUERCA (1985)eloy-de-la-iglesia-tuerca-cine-con-ñ

La particular adaptación que Eloy de la Iglesia hace la novela de Henry James es uno de sus trabajos más interesantes y olvidados en el mundo del terror. De institutrices y profesoras victorianas de afectada rectitud a seminaristas reciamente ibéricos de homosexualidad reprimida. Aunque las cuestiones sexuales, desde lo cotidiano a lo escabroso, ya estaban en el texto original, de la Iglesia las hace explícitas y las adapta a la España de la época, sin cortarse en el conflicto central del sacerdote fallido protagonista ni las consecuencias en los menores. Quizás por eso tan olvidada, ya que seguramente, y como en gran parte del cine anterior a los 80 del director, está llena de planteamiento bastante inasumbles por un espectador actual. Pero aún así con la fuerza de la combinación de dos imaginarios represivos tan imposibles de conciliar y tan parecidos como los de la Gran Bretaña del XIX y la España del Franquismo.

Puedes ver Otra vuelta de tuerca completa online aquí.

 

 

LA ESTANQUERA DE VALLECAS (1987)eloy-de-la-iglesia-estanquera-cine-con-ñ

El único resultado posible era una obra maestra. Se unieron José Luis Alonso de Santos y Eloy de la Iglesia, cronistas del desencanto de la generación de la Transición y la Movida que demasiadas veces hemos dejado que nos cuenten los ganadores o quienes las vivieron desde fuera y solo quieren crear consenso nostálgico. El gusto del director por los perdedores de los perdedores, por el lumpen, se une al del dramaturgo por la ternura de la cotidianidad superviviente para dar un poema épico por igual de lo sórdido y del orgullo del pobre. La estanquera de Vallecas tiene la factura de los filmes elegidos, aquellos que son iconos culturales no solo por o a pesar de su valor cinematográfico, sino por la verdad que rezuma cada plano y las interpretaciones que pasan directamente a tus vecinos del barrio, sea cual sea la época o el lugar en el que vivas. Como casi todo el cine del bilbaíno, pero más que ningún otro, tan verdad que duele.

Puedes ver La estanquera de Vallecas completa online aquí.

 

CALÍGULA (2001)eloy-de-la-iglesia-caligula-cine-con-ñ

Recuerden que ni en sus etapas más hominosas TVE ha dejado de ser TVE. En ella, por cierto, había empezado la carrera de Eloy de la Iglesia allá por 1964, dirigiendo episodios de la serie divulgativa Nuestro amigo el libro. En esta ocasión realizó una adaptación muy particular de Calígula de Albert Camus para Estudio 1 en un capítulo excepcional, con rodajes en exteriores y un reparto liderado por Roger Pera como el emperador romano y unos espectaculares Fernando Guillén Cuervo, Assumpta Serna, Sancho Gracia y Juan Díaz. El monólogo existencialista del Calígula de Camus se convierte aquí en el quejido vital de todos los personajes de de la Iglesia, que al contrario que los del autor argelino, no son tantos burgueses cansados de vivir como animales heridos atrapados en un destino que les han dicho que controlan mientras se lo cercenan. O como convertir el epitafio de un emperador romano especialmente caprichoso y corrupto en un doloroso discurso de clase y LGTBI.

Puedes ver Calígula completa online aquí.

 

Jose A Cano (@caniferus)

Menú