CríticasSeries españolasSeries españolas 2020

30 monedas, capítulo 1: Lo tomas o lo dejas

Un primer episodio a la altura de las expectativas.

30 monedas, capítulo 1: Lo tomas o lo dejas 1

En el municipio castellano de Pedraza sucede un hecho extraordinario: una vaca da a luz un bebé humano. El alcalde del pueblo y la veterinaria se proponen aclarar el hecho sobrenatural con la ayuda del padre Vergara, sacerdote escéptico y misántropo que apenas lleva un año en el pueblo. Una misteriosa moneda que el cura obtuvo cuando aún era exorcista parecerá ser la clave de todo cuando se revele que tanto Vergara como el bebé sobrenatural son más de lo que parecen. 

El primer capítulo de 30 monedas no decepciona y entrega una dósis concentrada del estilo de Álex de la Iglesia, aunque medida como para dejar algo que ver en las siguientes entregas. Los personajes principales y un par de los secundarios son presentados de manera efectiva. Queda misterio alrededor de la figura del padre Vergara que se deberá ir aclarando conforme avance la trama.



En parte uno se pregunta, si esto es solo el principio, qué nos espera. Lo más probable, aunque me arriesgo a equivocarme, es un asedio del pueblo en el que la redención del protagonista será la clave y donde los tópicos que intuimos en este primer capítulo -el flirt romántico o los conflictos entre los vecinos del pueblo- tendrán algún giro inesperados.

Aquí están Cronenberg –en la carne, en los monstruos y en Spider, claro-, El Exorcista y, por supuesto, El día de la bestia -el personaje de Eduard Fernández, intuimos, pudo haber estudiado en el mismo seminario que el de Álex Angulo-. Pero también Predicador, de Garth Ennis, y una idiosincrasia 100% ibérica, con el pueblo de la España vaciada como medida de todas las cosas, el hecho paranormal propio de las leyendas del rural patrio y un retrato de las miserias del agro que danza entre Berlanga y Buñuel. Incluso el tema del la intro que recrea la crucifixión se permite recordar a una marcha de Semana Santa.

 

30 monedas capítulo 1 con spoilers

30 monedas, capítulo 1: Lo tomas o lo dejas 2

El puñetazo en la mesa que pega HBO con 30 monedas es espectacular. Si la serie de Álex de la Iglesia es capaz de mantener el ritmo de su bestial primer episodio se colará en un podium de un año muy disputado por Veneno, Antidisturbios y Patria y en el que aún tiene que estrenarse El desorden que dejas. Es cierto que aquí no está el de la Iglesia más comedido -y taquillero- de Perfectos desconocidos, sino el desatado de Balada triste de trompeta. Pero de eso se trata. Es un reclamo para fans, pero también una serie de terror que puede satisfacer al público más exigente.

El mcguffin lo ha dejado claro la campaña promocional, pero por si acaso lo subraya la secuencia de créditos. La estética de cómic con filtro cañí va a dominar todo el primer capítulo y sirve para que el personaje de Carmen Machi pueda brillar en todo su esplendor. Es el que suponemos primer pacto con el diablo, pero no último, que veremos en esta serie.



De hecho, el hiato en la ambulancia, entre su “resurrección” y el accidente, en el que mantiene una conversación que no llegamos a ver con Merche (Macarena Gómez) la ambiciosa mujer de Paco el alcalde (Miguel Ángel Silvestre), es quizás la primera subtrama de una serie que girará alrededor del concepto de traición. 

Silvestre y Megan Montaner tendrán que mejorar un punto sus interpretaciones para estar a la altura de Eduard Fernández, que se sabe la estrella de la función. El resto están tan correctos como es de esperar, destacando la breve pero desagradable presentación del personaje de Paco Tous, encarnación del macho ibérico tradicional al que de la Iglesia gusta de humillar cada vez que puede.

 

La mente crea la realidad30 monedas, capítulo 1: Lo tomas o lo dejas 3

Lo más interesante, juego de terror aparte, es el ya mencionado padre Vergara, personaje a medio camino entre el western y el cómic ultraviolento, cuya ambigüedad respecto a lo que ocurre lo coloca en las antípodas del Berriartúa de El día de la Bestia. Mientras el segundo es un creyente al que las pruebas a las que se ve sometido lo hacen dudar, el primero, al menos por el momento, intenta negar lo que ya sabe. La duda sobre si uno ve lo que quiere ver dialoga también con, por ejemplo, Los crímenes de Oxford, aunque aquí, en principio, sepamos que los monstruos son reales porque los hemos experimentado a través del punto de vista de varios personajes.

Esta dicotomía se presenta, además, invertida. Es el exorcista el que nos advierte contra nuestras percepciones -”Pase lo que pase, veas lo que veas, niégalo. Cierra tu mente”- y no da importancia a los sucesos paranormales que él mismo detiene. Mientras la veterinaria, mujer de ciencia, es la que se empeña en la realidad  fáctica de lo que sucede y en enfrentarse a ella. Por dos veces con riesgo para sí misma, ya que será la poseedora de la moneda al final del episodio.

En resumen: si consigue igualar las expectativas tan altas que crea esta primera entrega, una obra maestra. Es complicado, porque queda la sensación de que con 30 ó 40 minutos más para dar contexto a la moneda y resolver el misterio de Vergara, este capítulo habría sido un largometraje más de Álex de la Iglesia. 

 

Jose A Cano (@caniferus)

Puedes ver 30 monedas online aquí.

Menú