1. Noticias
  2. Festivales
  3. ‘La voluntaria’ cierra en alto la competición en Málaga

‘La voluntaria’ cierra en alto la competición en Málaga

La película de Nely Reguera sobre una mujer (Carmen Machi) que viaja a un campo de refugiados plantea las contradicciones en la ayuda humanitaria de Occidente

la-voluntaria-pelicula-cine-con-n

La Sección Oficial del Festival de Málaga se cerró en alto con la interesante La voluntaria, la esperada segunda película de Nely Reguera después de María (y los demas) (2016). En esta ocasión, Reguera se acerca a la historia de una médica jubilada, Marisa (Carmen Machi), que viaja como voluntaria a un campo de refugiados en Grecia. Una vez allí, el personaje se acerca a la complicada realidad de ayudar a personas en una situación como esa mientras busca la forma de ser fiel a sus instintos.

En los deseos y la empatía de Marisa se cruza el complicado funcionamiento de una ONG en su trabajo de campo, que establece equilibrios y reglas cuando está en contacto con las personas en situación vulnerable. Nely Reguera compone así una película, con actores profesionles y no profesionales, que se define no tanto como denuncia de la crisis de los refugiados, que también está ahí al mostrarla, sino como una reflexión sobre cómo opera realmente el propio concepto de ayudar o asistir a los demás.

La voluntaria plantea una situación ambigua y contradictoria para el espectador, al que no se le permite expíar su mirada o sentirse mejor porque la película plantee una denuncia social. Ese conflicto se expresa en concreto en el enfrentamiento entre Marisa, que se deja llevar por su deseo de ayudar a una determinada persona, y Carolina (Itsaso Arana), la jefa de voluntarios de la ONG que establece unas normas concretas de no intervención personal en el campo.

La actitud de Occidente en la crisis de los refugiados

'La voluntaria' cierra en alto la competición en Málaga 1
De izquierda a derecha, el productor Álex Lafuente, la directora Nely Reguera y el productor Adrià Monés en la rueda de prensa en Málaga. Foto: Ana Belén Fernández.

En una mañana lluviosa en Málaga, Nely Reguera ha explicado en rueda de prensa que en La voluntaria sí está presente la denuncia de la situación migratoria en el Mediterráneo («en otra capa») pero «no en la crisis de los refugiados en general, que me parecía algo inabarcable, sino que me apetecía centrarme en algo más pequeño. Quería que como espectador reflexionaras sobre qué harías tú en esa situación».

La directora ha asegurado que la película está finalmente «en una mirada más en el personaje (Marisa) y en algo más cotidiano» y que Marisa simboliza «la actitud de Occidente, de cierta soberbia, de que ella sí sabe lo que necesita estas personas, mientras el otro lado -el de los refugiados- no tiene voz porque no se la damos». Para Reguera, «más allá del sistema, que está mal, quizá haya una tendencia a creer que sabemos lo que es ayudar o que creemos que ayudamos de forma desinteresada cuando igual no lo hacemos».

Las contradicciones en La voluntaria

'La voluntaria' cierra en alto la competición en Málaga 2
La voluntaria’. Foto: Lucía Faraig

Sobre la oposición entre el personaje de Marisa y el de Carolina, Itsaso Arana ha asegurado que La voluntaria «está tratando este dilema moral que siente el espectador entre Marisa, Caro y según qué pareceres, es el mismo que sentíamos nosotros rodando. Al final, vas a un campo de refugiados real a rodar una película, tratando de retratar parte de una realidad que es mucho más grande, más importante. Los que la hemos hecho sentíamos muchísimas contradicciones que en el mundo del voluntariado se sienten constantemente».

Carmen Machi ha confesado que sintió «desasosiego» durante el rodaje en la piel de Marisa porque «se sentía muy sola». La actriz ha explicado que eso pasa porque «tu problema es tan pequeño comparado con lo que estás viviendo en un campo de refugiados, Con lo que le está pasando a esta gente y tú quieres cubrir tu vacío. Estás viendo este no futuro, esa dura realidad, de repente es una lucha»«. La actriz asegura que «al propio personaje le pasó, que se puso por encima de las circunstancias».

Menú