1. Noticias
  2. Los finales más dramáticos para ‘El verdugo’ que impidió la censura

Los finales más dramáticos para ‘El verdugo’ que impidió la censura

La Filmoteca Española custodia dos finales alternativos que hacían más explícita la condena a la pena de muerte

final de El Verdugo

El final de El verdugo pudo ser muy diferente al que conocemos. Berlanga, Azcona y Ennio Flaiano escribieron al menos dos finales alternativos para la película que custodia Filmoteca Española. Uno de ellos, además, que condena la pena de muerte de manera mucho más explícita que en la versión que llegó a cines de la obra maestra del director valenciano, celebrado en 2021 por el centenario de su nacimiento.

El Cutural de El Mundo recoge hoy esos dos posibles finales y sus diferencias con el finalmente rodado y que todos conocemos. Se trata de cambios sutiles, pues no deja de ser la histórica escena en el barco con la familia rodeada de turistas y José Luis, interpretado por Nino Manfredi, traumatizado tras consumar su primera ejecución.

Pero mientras que en la versión filmada la acción se centra en el comentario cínico de Amadeo, el verdugo jubilado al que da rostro Pepe Isbert, que no se cree el «no lo haré mas» de su yerno, que conduce la escena en todo momento, estas otras escrituras cambian el enfoque, haciendo la reacción del joven verdugo mucho más dramática y la conclusión menos irónica.

Elija un final de El Verdugo

el-verdugo-berlanga

En la más dramática, el protagonismo es para Carmen, el personaje de Emma Pennella, que intenta consolar a su marido y llora con con él. De hecho, en este final José Luis no jura que no lo hará más, su tristeza es más contenida e incluso piensa en comprarse algún utensilio para no hacerse daño en la muñeca al usar el garrote.

La otra versión es mucho más parecida a la aprobada e incluye el comentario del personaje de Isbert y al protagonista asegurando que no volverás a ejecutar a nadie, pero centra su plano final en la tristeza de la pareja y su contraste con los turistas que bailan al ritmo de un tocadiscos.

Aunque en ningún final de El verdugo se hace evidente una condena de la pena de muerte o el Régimen franquista, la película fue considerada «antipatriótica» por la Dictadura e intentó que no fuese exhibida en la Mostra de Venecia de 1963. Como recuerda El Cultural, en aquella época Francisco Franco era apodado «el verdugo» en el resto de Europa y por la oposición democrática en el exilio, y la lectura que se hizo de la película fuera de España era condenatoria tanto de su gobierno como de la pena de muerte y el garrote vil.

Menú