Suscríbete Iniciar sesión

Polémica

‘Dragonkeeper’ se estrena sin los trabajadores de Ilion en los créditos y las empresas se culpan entre ellas

Los responsables de Guardián de Dragones AIE y el antiguo propietario de Ilion se acusan mutuamente de no haber reconocido el trabajo de los animadores, quienes estudian las medidas que pueden tomar al respecto
créditos de Dragonkeeper

Los antiguos trabajadores de Ilion Animation no aparecerán en los créditos de Dragonkeeper a pesar de sus protestas. La superproducción animada se estrenará este viernes 19 de abril sin reconocer la aportación de los más de 60 animadores, técnicos y diseñadores. Estos aseguran haber sido excluidos de los créditos finales a pesar de trabajar en la película entre marzo de 2019 y julio 2020.

Las dos empresas responsables, Guardián de Dragones A.I.E. y la propia Ilion Animation, se pasan la pelota. La primera ha respondido a los trabajadores que nunca recibió un listado de los mismos ni de sus tareas, mientras que los antiguos responsables de Ilion se descargan toda la responsabilidad asegurando que informaron en todo momento de las personas que realizaron las diferentes tareas. Se da la circunstancia de que la relación laboral entre ambas firmas se cerró en malos términos en julio de 2020, y que poco después Ilion fue adquirida por la multinacional Skydance, en la que quedó diluida.

Los trabajadores y trabajadoras de Ilion Animation que participaron en la primera fase de la producción no tienen ninguna reclamación laboral, ya que todos ellos cobraron por su trabajo y algunos continuaron su relación con la empresa posteriormente. Pero piden ser reconocidos por su trabajo en la película internacional, uno de los títulos con más expectativas respecto a la taquilla española este 2024, como respaldo a sus carreras profesionales y por la posible proyección del mismo. Afirman tener el apoyo de algunos de los empleados en momentos posteriores de la producción, también descontentos con que los créditos les atribuyan trabajos que no realizaron.

Los responsables de Guardián de Dragones A.I.E. señalan a Ilion Animation por no entregar un listado del personal y sus tareas

Cine con Ñ ha podido contactar con los representantes de los trabajadores y acceder a parte de su comunicación con los responsables de Dragonkeeper. El pasado 15 de febrero los trabajadores y trabajadoras dirigieron un burofax a Guardián de Dragones A.I.E. que fue respondido por los productores Lorenzo ‘Larry’ Levene y Pedro Pérez Fernández de la Puente. Estos, según la documentación, responsabilizaron a Ilion Animation, firma actualmente perteneciente a la multinacional Skydance Animation, que la adquirió después de producirse su ruptura contractual con la anterior.

En su escrito, los responsables de Guardián de Dragones A.I.E. alegan que «ninguno de los firmantes» del burofax «ha tenido relación laboral o profesional de ningún tipo con ninguna de las productoras de Dragonkeeper«. Recuerdan también que rompieron su contrato con Ilion Animation el 1 de julio 2020 por «incumplimiento de obligaciones esenciales nacidas del contrato de prestación de servicios de producción suscrito el 18 de febrero de 2019″.

Cuando esta compañía entregó su parte del trabajo, «ni en ese momento, ni en ningún otro momento posterior, nos hizo entrega de la lista de las personas que habían participado en la elaboración de dichos materiales», una actuación «diferente al del resto de proveedores que han trabajado en la producción del largometraje, que sí suministraron al terminar sus trabajos dicha relación».

créditos de Dragonkeeper

Una versión que se contradice con la de Ignacio Pérez Dolset, antiguo propietario de Ilion desvinculado de la misma desde su venta a Skydancer en 2020. A preguntas de este medio, aseguró que «durante el tiempo en el que Ilion trabajó en Dragonkeeper, Guardián de Dragones AIE tuvo toda la información sobre los profesionales que trabajaron en el proyecto» y que, de no tenerla por cualquier circunstancia posterior, «en ningún momento se ha dirigido a nosotros para solicitarla», ya que «se la habríamos facilitado inmediatamente». Añadió, además, que desde Ilion desconocen cualquier detalle de la producción posterior a finalizar su contrato, «lo que hace aún más absurdo que nos atribuyan responsabilidad alguna en esta lamentable situación».

Por su parte los trabajadores de Ilion alegan que la ruptura del contrato entre las dos compañías no debería impedir que se reconociese su aportación. Aseguran que «la decisión de poner en créditos selectivamente a unas personas y no a otras es muy grave» al asignar «la totalidad de la tarea a solo una parte del personal, lo cual es injusto para todos. Las personas que sí salen en créditos tampoco están conformes con que se les asigne una tarea que no han realizado, y nos han manifestado su apoyo». Atribuyen todas estas circunstancias a los desacuerdos originales entre Guardián de Dragones A.I.E. e Ilion de los cuales los trabajadores no pueden ser, en su opinión, culpados.

Cine con Ñ ha intentado conocer la versión de los productores españoles de la cinta, dirigiéndose por diferentes vías en concreto a Larry Levene, productor principal de Guardián de Dragones A.I.E. y persona de contacto de los reclamantes según su versión, además de señalada por Pérez Dolset. No hemos recibido respuesta y por eso no disponemos de su versión ni su respuesta a las acusaciones de los trabajadores o del antiguo propietario de Ilion.

El caso contrasta con otro error en los créditos, relacionados con otra productora y otros trabajadores de la película no incluidos, que, según aseguran fuentes cercanas a la producción, sí que será subsanado cuando la película se estrene en streaming. Ninguna de las fuentes consultadas ha querido confirmar esta circunstancia oficialmente, ni entre los trabajadores de cualquiera de las compañías ni desde Guardián de Dragones AIE. Por su parte los ex de Ilion están estudiando que medidas es posible tomar para corregir la actual situación.

El pasado marzo, este grupo de trabajadores de Dragonkeeper, denunció en un comunicado y desde redes sociales su exclusión de los créditos finales tras haber llevado a cabo trabajos de «desde Proxy Modeling hasta Character Effects», mientras que el equipo chino «se encargaría del modelado en alta resolución de escenarios y de parte de los personajes, iluminación, render, FX y composición».

Durante este período «el trabajo se llevó a cabo con éxito y sin ninguna irregularidad notable», completando «entre el 60% y 70% del layout de la película, al tiempo que se finalizó el modelado de la mayoría de los personajes», así como «el rig de prácticamente todos los personajes modelados», incluyendo en ambos casos al personaje protagonista Ping y a Huahua, el ratón que la acompaña. Desde su página web, los trabajadores y trabajadoras presentaron una lista de créditos alternativa e incluso un vídeo del tráiler eliminando las partes que corresponden a las tareas realizadas por la parte excluida.

créditos de Dragonkeeper

Basada en la saga de novelas de Carole WilkinsonDragonkeeper cuenta la historia de una niña que se une al último dragón vivo para intentar frenar la extinción de estos. Una película de corte familiar que contará con la distribución en España de A Contracorriente pero que también tiene garantizado un ambicioso estreno en salas de Norteamérica (Estados Unidos y Canadá): según la información facilitada a la prensa de la distribuidora, su objetivo es llegar a más de 1.700 pantallas en la zona.

Oficialmente más de 600 trabajadores han trabajado en la película, que suma un presupuesto total de 25,5 millones de euros que sigue siendo extraordinario para el cine español solo contando el 50% que corresponde a su parte, 12,75 millones. Inicialmente la película iba a ser dirigida por Ignacio Ferreras (Arrugas) y producida por Manuel Cristóbal (Arrugas, Buñuel en el laberinto de las tortugas), que se retiraron del proyecto por diferentes motivos. Desde los inicios, en 2016, el principal impulsor fue el productor también español Lorenzo ‘Larry’ Levene (4 latas, Katmandú, un espejo en el cielo).

Durante la primera fase de promoción de la película, en su presentación en Málaga, Simó y Levene explicaron que hubo numerosas dificultades con los equipos chinos por el diferente modo de trabajar, e incluso con la censura. En este último caso, por ejemplo, porque los responsables chinos entendían que el villano original del libro respondía al estereotipo del chino malvado, e incluso propusieron darle aspecto occidental.

Jose A. Cano

Jose A Cano (Sevilla, 1985), es licenciado en Periodismo. Ha colaborado en medios como El Mundo, 20 Minutos, El Confidencial o eldiario.es, entre otros, como periodista de local, internacional o Cultura. Actualmente ejerce como redactor en Cine con Ñ y colabora con El Salto, El Español o revista Dolmen. Socio de la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE).

APÚNTATE A LA NEWSLETTER DEL CINE ESPAÑOL

Get the latest business resources on the market delivered to you weekly.
Recibe en tu correo las últimas novedades sobre el audiovisual estatal
LA NEWSLETTER DEL CINE ESPAÑOL
Recibe en tu correo las últimas novedades del audiovisual estatal