1. Noticias
  2. Adiós a Antón García Abril, compositor de más de 200 bandas sonoras de cine y televisión

Adiós a Antón García Abril, compositor de más de 200 bandas sonoras de cine y televisión

Puso música a las comedias de los 60 y 70 (‘Sor Citroën’, ‘Vente a Alemania, Pepe’), y al las series de prestigio de TVE en los 80 (‘Anillos de oro’, ‘Fortunata y Jacinta’, ‘Brigada Central’).

Adiós a Antón García Abril, compositor de más de 200 bandas sonoras de cine y televisión 1

Falleció ayer Antón García Abril, Premio Nacional de Música, uno de los compositores más destacados de la música contemporánea española y autor de más de 200 bandas sonoras de cine. Dijo adiós en Teruel, su ciudad natal, en la que vino al mundo en 1933, dejando como legado una extensa obra tan popular como a veces invisible fue la mano que había detrás.



Aunque su composición más conocida es el tema de la serie documental de Félix Rodríguez de la Fuente El hombre y la tierra (1974-1981), Antón García Abril contaba ya con una extensa experiencia en el audiovisual con cintas clásicas de la comedia española de los 60 y 70 como Sor Citroën, Los chicos del preu, Venta a Alemania, Pepe o Las Ibéricas FC. Ya en los 80 y como compositor consagrado pondría la banda sonora a Los santos inocentes.

En televisión la lista es igualmente interminable, siempre de la mano de TVE y casi siempre del director Pedro Masó: Anillos de Oro, Segunda Enseñanza, Brigada Central… También trabajó en el popular tema de Curro Jiménez y en las adaptaciones de prestigio de la televisión pública, como Fortunata y Jacinta o Ramón y Cajal.

 

Antón García Abril, músico de prestigioAdiós a Antón García Abril, compositor de más de 200 bandas sonoras de cine y televisión 2

Demandado compositor de música clásica, el ballet La Gitanilla, por parte del Ballet Nacional de España; la ópera Divinas palabras, para el Teatro Real de Madrid; la obra Six partitas for solo violin, por parte de la violinista Hilary Hahn; o el himno de Aragón que le encargó las Cortes de la comunidad autónoma en 1989.

Recibió numerosos reconocimientos a lo largo de su dilatada carrera, entre los que destaca el Premio Nacional de Música en 1993 pero que incluyen también el Premio Nacional de Teatro en 1971, el Premio Nacional de Pedagogía e Investigación Musical en 1991, el Premio del Real Conservatorio Superior de Música en 1994 o la Medalla de Oro de las Bellas Artes en 1998.

La SGAE, de la que era socio desde 1956, comunicó ayer su fallecimiento. La entidad informó que Antón García Abril tenía más de 1.000 obras registradas. «Su firme compromiso con el colectivo autoral y los Derechos De Autor le llevó a formar parte de la Junta Directiva de la entidad», explicaron. Actualmente ocupaba el cargo de Consejero de Honor.

Menú