Suscríbete Iniciar sesión

El director de ‘Nowhere’ rueda ‘Tierra de nadie’, un thriller de suspense con Luis Zahera, Karra Elejalde y Jesús Carroza

Se está rodando Tierra de nadie, un thriller de suspense que dirige Albert Pintó (Matar a Dios, Malasaña 32) con un reparto encabezado por Luis Zahera, Karra Elejalde y Jesús Carroza. La película cuenta la historia de tres amigos que, de formas distintas, se ven envueltos en el tráfico de drogas en la provincia de Cádiz. Fernando Navarro (Verónica, Bajocero, Segundo premio) ha escrito el guión de esta producción que se está filmando en diferentes localizaciones de Cádiz y luego pasará a en Madrid.

«Tierra de nadie es una oda a la amistad, una historia centrada en 3 personajes que han tomado caminos muy distintos debido a la situación que se está viviendo, desde hace mucho tiempo, en el Sur de nuestro país. Esperamos que la película sea un reflejo de cómo todo eso está afectando a las vidas de la gente que vive aquí, a sus estructuras familiares y a su modo de vida», ha dicho Albert Pintó en declaraciones recogidas para la prensa.

PIntó vuelve a dirigir una película tras el éxito de Nowhere (2023), película original de Netflix con Anna Castillo que se ha colocado entre las cinco de habla no inglesa más vistas de la historia de la plataforma. La información facilitada a los medios destaca que el director catalán, que también ha dirigido series como La casa de papel o Berlín, es el único cineasta no estadounidense con títulos tanto entre el top 10 de películas más vistas de la historia de Netflix como entre el top 10 de series más vistas.

El director de 'Nowhere' rueda 'Tierra de nadie', un thriller de suspense con Luis Zahera, Karra Elejalde y Jesús Carroza 1
De izquierda a derecha: Karra Elejalde, Albert Pintó, Jesús Carroza y Luis Zahera en el rodaje de ‘Tierra de nadie’. ©Marina Caputo

El productor del filme es Álvaro Ariza (Esto También Pasará), que ha asegurado que «volver a rodar en Andalucía y en mi tierra Cádiz me hace muy feliz. Llevamos cuatro años trabajando en esta película que  habla de la fortaleza de los ideales, de la amistad y de una problemática social que existe y que hace que hablemos de como un lugar se convierte en ‘tierra de nadie’».

Tierra de nadie es una producción de Esto También Pasará, Glow, En Tierra de Nadie Films AIE y SDB Films, y cuenta con la partipación de Prime Video, RTVE, Canal Sur, Mogambo y CREA SGR, en asociación con Film Factory y con el apoyo del ICAA. Sony Pictures distribuirá la película en 2025.

El director de 'Nowhere' rueda 'Tierra de nadie', un thriller de suspense con Luis Zahera, Karra Elejalde y Jesús Carroza 2
Rodaje de ‘Tierra de nadie’. ©Marina Caputo

Esta es la historia de tres amigos. Mateo el Gallego, un heróico —a su pesar— guardia civil, Juan El Antxale, un pescador convertido en narco por la mala suerte y en el paro, y Benito el Yeye, un resignado e inteligente depositario judicial siempre a medio camino entre la ley y la delincuencia. Tres amigos separados por un lugar, Cádiz y un momento, el presente. Atrapados los tres entre el abandono de las instituciones, el violento e imparable ascenso del narco en la provincia y el peligroso aumento del descontento social. Tres amigos atrapados en un polvorín que pondrá a prueba su amistad.

 

Ocho apellidos marroquís: Una saga, una condena

Ocho apellidos marroquís nos lleva precisamente a Marruecos cuando un gran empresario cántabro muere y su mujer y su hija (Elena Irureta y Michelle Jenner) deben cumplir su última voluntad: ir a Marruecos a por su barco, el ‘Sardinete’. Al viaje se une el exnovio de la hija (Julián López), que busca así intentar reconquistar a su amada. Lo que no esperan es que en el país el muerto tenga… una hija secreta.

La jugada ya se sabe, pero la repito: Mediaset ha transformado una película llamada Casi familia en la tercera parte de la saga Ocho apellidos. Ni guionistas, ni personajes, ni actores, ni director… lo que comparte esta nueva con las anteriores es su esencia de comedia romántica basada en las oposiciones entre territorios y prejuicios sociales. Ahora lo que pasa es que no es a la interna, sino entre dos países enteros como España y Marruecos. Por supuesto, ambos exagerados convenientemente en su estereotipo más extremo.

La estrategia de Mediaset de querer reflotar a la desesperada esta Propiedad Intelectual (PI) da para un artículo entero de valoraciones y análisis. Aquí lo dejaremos en que es una improvisación torticera, un maltrato a la saga más taquillera de la historia del cine español, una falta de respeto a la inteligencia del público… y, sobre todo, una mochila innecesaria para esta película en concreto, una comedia divertida que, pese a que puede ganar muchos espectadores con el rebranding, no se merece cargar con la losa de prejuicios y/o expectativas de las dos películas originales.

<strong>Ocho apellidos marroquís</strong>: Una saga, una condena 3

La otra parte de cargar con el nombre de la saga viene en que, de repente, sus representaciones sociales o su forma de abordarlas ganan relevancia. Porque ese fue parte del brutal éxito popular de la saga, su forma de usar estereotipos y qué decían de nosotros, en un momento sociológico y cultural concreto —por cierto, diferente al que vivimos hoy—. Y los de Ocho apellidos marroquís vienen, para empezar, con una sátira directísima del estereotipo del español muy de derechas, retratado aquí en varios perfiles, pero que todos comparten un fondo racista, clasista y xenófobo.

Es lo que se podría llamar el «dilema Torrente«: ¿Se ríe de o se ríe con? ¿Disfrutamos de la ridiculización de personajes horribles o validamos pensamientos que están ahí en nuestras cabezas? Quizá lo mejor es fijarse en qué desarrollo tienen los personajes y qué forma tiene la película de validarlos o redimirlos, teniendo siempre en cuenta que el objetivo de una comedia es hacer reír a cualquier costa —y que el espectador no se va a plantear un dilema sobre la representación y el humor cuando se siente a verla—.

A diferencia de lo que pasaba con Torrente en las de Santiago Segura, cada vez más indulgente con el personaje, la evolución va claramente a censurar esa clase de prejuicios y discursos de odio. Es algo que ya ocurrió en Como Dios manda (Paz Jiménez, 2023), otra película de este año que hace comedia con lo que podríamos llamar el mismo perfil sociológico y político de Ocho apellidos marroquís. Películas que, curiosamente, llegan con la consolidación en España de ciertos discursos de extrema derecha.

En el otro lado, está el marroquí. El «otro». Un país, una cultura musulmana, que en la película, a fuerza de no querer caer en la estigmatización y a la vez usar todo tipo de estereotipos, se queda en un paternalismo light. Al mismo tiempo que carga con todo el peso de «lo malo» del lado de los españoles, valida lecturas sobre Marruecos con ciertos complejos. Quizá, en el fondo, la película parece ser consciente de que los que deberían reírse de lo que hacen o dejan de hacer en Marruecos son… los propios marroquíes. Aún así, esta dinámica contradictoria no llega a ser ofensiva.

<strong>Ocho apellidos marroquís</strong>: Una saga, una condena 4

Como película en sí, lo cierto es que Ocho apellidos marroquís tiene ritmo, exprime el carisma de López e Irureta para resolver unos personajes de giros imposibles y presenta un puñado de situaciones objetivamente graciosas (colocar a tres ‘fachas’ en una patera es una jugada maestra). Y eso, vista la media, no es poco. Además, puede fardar de un nivel de producción y atención formal (menos al inicio, ¿qué pasa con la iluminación al principio?) que Mediaset cuida más que Atresmedia, que va más a la cantidad.

Por el resto, exactamente lo que se puede esperar de una comedia romántica hecha por una televisión española en 2023. O quizá algo más. Lo que se le puede achacar a la película es que no termina de encontrar su toque entre lo cafre y lo amable, tirando un poco por la vía de en medio. Pero en realidad son cambios de tono que no hacen excesivo daño y que a veces incluso se agradecen entre tanto aspaviento.

En el pecado lleva la penitencia: esta comedia, apañada y ocurrente, tiene los ingredientes perfectos para que le caigan palos por todos lados. Por un lado, se la acusará de burda maniobra comercial, echando por tierra lo que sí tiene de bueno, y por otro lado se la tachará tanto de reaccionaria como de (sobre todo) propaganda ‘progre’. Todo por llevar el nombre de la saga. A Mediaset el marketing le puede acabar compensando por el lado económico, pero no es justo para las personas que han hecho esta película.



La puedes ver online en
Etiquetas: , , ,

Sueños y pan: Espíritu del cine quinqui con pocos recursos y mucha conciencia de clase

En Sueños y pan dos amigos de un barrio de Madrid malviven de pequeños trapicheos en los primeros años del siglo XXI. Por una serie de casualidad acaban dando el golpe de su vida, el robo de un cuadro de gran valor, que deciden utilizar para ayudar a una amiga yonqui y su pequeño hijo. Pero se ven incapaces de aprovecharlo y revenderlo, mientras la situación va empeorando porque su amiga es ingresada en un centro de desintoxicación y servicios sociales se niega a darles la custodia del niño a pesar de que ponen todos sus esfuerzos en normalizarse. Aún así, no pierden la esperanza en salir adelante.

La opera prima de Luis (Soto) Muñoz es un homenaje directo al cine quinqui pero con más que ver con Deprisa, deprisa (1981), de Carlos Saura, que con El Pico (1983) de Eloy de la Iglesia o cualquier barrabasada exploitation de José Antonio de la Loma. Presentada en el Atlàntida Mallorca Film Fest, que se celebra en Palma en el momento de escribir esta crítica, supone en parte una actualización de los tropos de la mítica película de Saura, aunque matizados por su ambientación en los primeros 2000.

De hecho, Sueños y pan es un ejercicio de amor al cine y de hacer de la necesidad virtud. Rodada sin más recursos que las ganas de verla hecha realidad a saltos entre 2020 y 2021, con las restricciones de la pandemia mediante, supone el primer largometraje producido Mubox Studio (Olores), y está protagonizado por dos jóvenes talentos emergentes como Javier de Luis y George Steane, que tienen que lidiar y aprovechar los saltos temporales dentro y fuera de la acción para sus personajes.

Yonquis, picos y blanco y negro

sueños y pan

Es inevitable recordar durante el visionado de esta película declaraciones recientes de Daniel Guzmán durante la promoción de Canallas, título que comparte macguffin y ambientación con Sueños y pan, además de la voluntad de conectar con un género popular abandonado, en su caso el de la comedia de caraduras. Se lamentaba el director madrileño del empeño de cierto cine social por retratar los barrios obreros como lugares tristes, donde el humor o la alegría no tienen cabida, cuando precisamente son espacios donde dichos elementos nunca se pierden, pese a todas las circunstancias.

Así, la influencia de Saura está muy presente en la elección de los cortes y fundidos entre escenas, en muchos planos, pero también en la elección de la banda sonora, siempre diegética y con temas propios del rap de primeros de siglo, pero sobre todo en vitalismo que los personajes no pierden ni en los momentos más duros y desmoralizantes. Sueños y pan es un cine quinqui muy light, en el que apenas se insinúan momentos violentos y que siempre se mantiene en un tono de comedia al que los protagonistas otorgan una enorme naturalidad.

Además, el clasismo al que se enfrentan adopta formas muy sutiles, tantas como rechazo recibe su aventura «sanchopancista», en palabras del director del filme, por conseguir colocar el cuadro robado. Da para teoría del Arte, aunque aquí la motivación sea otra: que el valor subjetivo de dicha obra dependa tanto de quién la intente vender. En principio, por lo que sabemos, es un cuadro auténtico, pero para poder colocarlo como objeto robado son necesarios unos contactos y un capital social y cultural que nuestros protagonistas, a pesar de su hazaña, nunca alcanzarán. No existe el golpe perfecto que te saca de pobre.

Malas calles (de los 2000)

Sueños y pan

Sueños y pan tiene muchas limitaciones, producto de su escasez material evidente, y también algunos problemas de tono. Tan bien como es capaz de sostener la comedia en algunos momentos donde directores más experimentados se estrellarían con todo el equipo, flaquea en otras secuencias más dramáticas y en la que sus referentes del cine quinqui más duro están bastante claros. No desmerecen el conjunto, que es un largometraje capaz de alzarse sobre las dificultades tanto como sus protagonistas, pero sí le hacen perder parte de esa credibilidad que la comedia les regalaba.

En este tímido revival del cine quinqui, entendido más como una estética que otra cosa, de manera que se pierden los elementos documentales o de crítica social del género original —no hay más que ver lo mucho de fantasía sexual que tenía Las leyes de la frontera—, es bueno que un proyecto que roza lo amateur sea capaz no solo de recordar todos esos valores que hacen que aún hoy en día aquellas películas sean influyentes, también la necesidad de una mirada más compleja y vitalista sobre dichos ambientes, huyendo tanto del estigma como de la pornografía sentimental.

Archivando el caso, Sueños y pan es una ópera prima muy notable que revela a un director inteligente y que sabe lo que quiere, un pedazo de cine social más que interesante y una demostración de compromiso actoral. Está lejos de ser perfecta, y de ser un proyecto más maduro o con respaldo económico no habría necesitado la cantidad de referencias metacinematográficas que vemos aquí, pero es una novedad bienvenida que apunta que otros tipos de miradas al cine de nuestro pasado y nuestras realidades sociales son posibles, aunque nadie las financie.

Etiquetas: , , ,

‘A nuestros amigos’: la película que cuenta el camino de ida y vuelta al barrio

Salir del barrio sin que el barrio salga de ti. Es lo que busca la joven protagonista de A nuestros amigos, película híbrida entre la ficción y el documental del cineasta Adrián Orr. El director de Niñato (2017), nominada al Feroz a Mejor Documental en 2018, acaba de presentar en el Festival Visions Du Réel (Nyon) su segundo largometraje, un acercamiento a las aspiraciones y decisiones de una chica de clase trabajadora durante la etapa entre la adolescencia y la adultez.

Ella es Sara Toledo (Madrid, 2001), una actriz y profesional audiovisual que, durante distintos momentos entre el 2019 y el 2022, mezcló su propia vida con la ficción para la película. La historia del filme arranca en el decisivo verano del fin del instituto y la Selectividad: Sara pasa los días con sus amigos de un barrio obrero de Madrid, pero todo está a punto de cambiar cuando llega a la universidad. Una nueva realidad contrastará con lo que ha conocido hasta entonces.

En conversación desde Suiza, Orr explica a Cine con Ñ que su intención era hacer una película que recuperara el «universo de la adolescencia, ese momento cuando tienes muchas energías de hacer y cambiar cosas, cuando no te conformas con nada, estás buscando lo que quieres hacer y llevando la contraria al mundo». Un impulso que, a su vez, se cruza con la circunstancia vital de que «no tienes las herramientas para poder saber bien cuál es ese todo que quieres transformar, a dónde quieres llegar».

'A nuestros amigos': la película que cuenta el camino de ida y vuelta al barrio 5
Sara Toledo en ‘A nuestros amigos’. ©El Viaje Films, New Folder, Karõ Filmes

'A nuestros amigos': la película que cuenta el camino de ida y vuelta al barrio 6

Suscríbete y lee sin limitaciones

Mensual

2€

Primer mes

Después, 4,99€/mes

Suscríbete

Anual

45,99€

Primer año

Antes, 59,99€/año

Suscríbete

Etiquetas: , , ,

60 años de ‘La tía Tula’, el clásico de Miguel Picazo sobre la condena femenina

El próximo mes de septiembre se cumplen 60 años del estreno en el Festival de San Sebastián de La tía Tula (1964), ópera prima de Miguel Picazo, emblema del Nuevo Cine Español (NCE) y uno de los clásicos más recordados de la historia del cine estatal. En un programa ofrecido por la plataforma de streaming FlixOlé, el pódcast Contingentes y Necesarios analiza en audio las claves que hicieron de la película una de las obras más recordadas de su época y el contexto en el que se produjo, además de la carrera posterior de Miguel Picazo.

La adaptación de la novela de Miguel de Unamuno, que FlixOlé incluye en su nueva colección Principios del Siglo XX por el Día del Libro, supuso un importante impacto en el cine español de la época. La película retrataba la represión sexual y el rol asignado a las mujeres a partir de una historia de sororato: tras la muerte de su hermana, Tula (Aurora Bautista) es presionada para casarse con su cuñado (Carlos Estrada).

En el nuevo programa de Contingentes y Necesarios, Arturo Tena y Jose A. Cano analizan, primero, el contexto de la película, enmarcada dentro de la etiqueta del NCE, una denominación que los propios protagonistas, esa nueva generación de cineastas que revolucionó el cine español en los años 60, han discutido. Después, se centran en la carrera posterior de Miguel Picazo, que no volvió a repetir un éxito como el de La tía Tula y solo pudo rodar 5 largometrajes cinematográficos a lo largo de su extensa carrera.

Finalmente, el equipo de Cine con Ñ analiza las claves de lectura y las cualidades de la película como una de las cimas históricas del cine español. Picazo debutaba en el cine con un intenso drama que sintetizaba en la puesta en escena todo un planteamiento alrededor de la sexualidad reprimida o los roles de género que sobrevivió a la censura franquista. Con una Aurora Bautista dando un giro a su carrera, el filme cumple 60 años como una de las películas más recordadas de su época.

Ivoox

Spotify

YouTube

Amazon Music



La puedes ver online en

Etiquetas: , ,

‘La familia Benetón’ ya es la película española más taquillera de 2024

La taquilla de La familia Benetón ya es la más alta de una película española en lo que va de 2024. Dentro de lo esperado, pero más tarde de lo previsto, en mitad de una recaudación general más bien escasa, el largometraje de Joaquín Mazón protagonizado por Leo Harlem, testimonio del funcionamiento fiable de las comedias familiares, ha alcanzado los 3,4 millones de euros y los 523.000 espectadores. Supera así los 3,2 millones y 482.000 de Ocho apellidos marroquís, de Álvaro Fernández Armero, un estreno de diciembre de 2023 que hasta el pasado fin de semana, de 12 al 14 de abril, lideró la recaudación de los títulos españoles.

Este ‘adelanto’ llega la misma semana en la que el cine español se ha apuntado uno de sus pocos números uno en taquilla de lo que va de 2024, con la comedia Menudas piezas, de Nacho G. Velilla, liderando el Top10. Eso sí, con números poco espectaculares para su estreno en 340 salas: 416.701 euros y 60.342 espectadores. Consigue superar a los blockbusters internacionales que siguen en cartel, como Godzilla y Kong: El nuevo imperio, La primera profecia o Dune: Parte Dos, que continúan cada una en más de 200 salas.

La familia Benetón, por su parte, sumó en dichos días 220.700 euros en 320 salas, después de cuatro semanas en cartel, desde el 22 de marzo, poco después de su estreno como película de clausura del Festival de Málaga. Ambas comedias fueron los únicos títulos españoles en superar los 100.000 euros, y las 250 salas, de los presentes en cartelera.

Destaca otro estreno, el documental Hispanoamérica. Canto a la vida y esperanza, de José Luis López-Linares, presente en apenas 58 cines, hizo 93.908 euros y sumó 12.459 espectadores, lo cual le permitió un gran media por sala de 1.619 euros y 212 personas. Para mal lo hace El salto, lo nuevo de Benito Zambrano, que presente apenas en 74 salas y con escasa promoción, ha recaudado unos pobres 22.487 euros, a pesar de las buenas críticas.

No es extraño que incluso los datos «buenos» no sean precisamente espectaculares, sino que sigue la tónica de lo que llevamos de año. La taquilla del cine español en el primer trimestre de 2024 ha sido mala. Es una tónica general, pero que no deja de ser preocupante. Con un total de 12,8 millones de euros y 1,9 millones de espectadores a 31 de marzo, no llega a catastrófica, pero está por debajo tanto de 2023 como de 2019 y 2020, según los datos del Ministerio de Cultura, todos ellos años considerados fracasos de recaudación.

Llegan Dragonkeeper y Locomía

La recaudación, en un contexto general en el que ni siquiera los grandes superestrenos internacionales hacen grandes cifras, está pendiente ahora del estreno, este domingo 19, de Dragonkeeper, de Salvador Simó y Jianping Li. De la gran superproducción hispanochina animada se espera que iguale a Momias, la película española más taquillera a nivel mundial de 2023 gracias a su gran distribución internacional. Este fin de semana también será la oportunidad de Disco, Ibiza, Locomía, de Kike Maíllo, con el reclamo de Jaime Lorente o Blanca Suárez dando vida a la jugosa historia del grupo musical de los 90

Dado el buen resultado del cine familiar, las expectativas luego pasarán al verano. El 18 de julio, llegará Padre no hay más que uno 4, la nueva entrega de las comedias con niños de Santiago Segura, que La familia Benetón demuestra que siguen funcionando muy bien en vacaciones escolares. En dichos meses también se espera Buffalo Kids, de Juan Jesús García Galocha y el mismo estudio que Momias.

Etiquetas: , , , , , , ,

Cesc Gay adaptará a película su obra ’53 Domingos’ para Netflix

Cesc Gay convertirá en película su obra de teatro 53 Domingos. El director de Truman ficha por Netflix para plantear este comedia dramática sobre relaciones familiares que estará protagonizada por Carmen Machi, Javier Cámara y Javier Gutierrez, tres hermanos reunidos para decidir qué hacer con su padre octogenario, que ha empezado a actuar de forma extraña.

Después de Sentimental, que adaptaba Los vecinos de arriba, con 53 Domingos será la segunda vez que un libreto de Cesc Gay pasa de las tablas al cine. En la 53 Domingos original, los tres hermanos están decididos a que su padre ya no viva solo, pero no saben si llevarlo a una residencia o a una de sus casas. Pronto, la rivalidad y los conflictos soterrados entre los hermanos saldrán a la luz, convirtiendo una conversación en una pelea.

La adaptación de 53 Domingos, sin embargo, puede resultar algo más complicada que la que acabó siendo Sentimental. En una entrevista a Culturplaza en 2021 preguntado sobre una posible película basada en la obra, seguró que había «cuestiones que no se pueden adaptar, como por ejemplo el hecho de que un personaje interaccione directamente con el público». En cambio, cuando escribió Los vecinos de arriba ya pensó «que podría terminar convirtiéndose en una película».

El anuncio de 53 Domingos coincide en la misma semana que Netflix ha anunciado otro gran proyecto cinematográfico en España de un ganador del Goya como Cesc Gay: Un fantasma en la batalla, de Agustín Díaz Yanes, un thriller político sobre una Guardia Civil infiltrada en ETA. La plataforma de streaming apuesta en este 2024 por directores de renombre para sus nuevas películas originales.

Etiquetas: , , ,

‘On the go’, ‘La hojarasca’, ‘Nina’ o ‘Historias de pastores’ se dan cita en el Festival de Las Palmas 2024

El Festival de Las Palmas 2024 reunirá algunas de las propuestas más vanguardistas del cine español reciente que han estado en grandes certámenes internacionales. La sección Panorama, dedicada a los títulos nacionales, reunirá largos y cortos como On the Go, de María Gisèle Royo y Julia de Castro, vista en Locarno; Historia de pastores, de Jaime Puertas Castillo, vista en la Berlinale, o Nina, de Andrea Jaurrieta, estrenada y premiada recientemente en Málaga. Igualmente tendrán su espacio el cine canario y el homenaje al cine de género internacional.

Este viernes 19 de abril arranca la 23ª edición del Festival de Cine Internacional de Las Palmas de Gran Canaria y se prolongará hasta el próximo día 28. La organización ha explicado que a lo largo de estos diez días se proyectarán 107 títulos, 45 cortos y 62 largos repartidos en 143 pases. Un 56% de las obras son dirigidas por hombres y un 37,40% por mujeres, el resto es de autoría grupal. Entre ellas, nueve operas primas entre secciones competitivas y Panorama, y una representación de 28 países como productores o coproductores y más de 110 invitados.

Festival de Cine de Las Palmas 2024
‘Nina’, de Andrea Jaurrieta.

La sección competitiva Panorama España es la que incluye «la obra más audaz de la cinematografía española» reciente «aquella que se hace a los márgenes y que se mueve, mayoritariamente en el circuito de festivales». Este año se verán cortos como Contadores, de Irati Gorostidi; Cura sana, de Lucía G. Romero; Els Buits, de Sofía Esteve, Isa Luengo y Marina Freixa Roca y Trenc d’Alba, de Anna Llargués. También las mencionadas On the Go, Historias de pastores y Nina, el mediometraje Mamántula, de Ion de Sosa; y la ópera prima Los restos del pasar, de Alfredo Picazo y Luis Soto Muñoz.

El cine español también estará presente en la sección Canarias Cinema, dedicada a los cineastas locales. Trece títulos en total, nueve cortos y cuatro largos, que aspirarán a los premios Richard Leacock. El Festival de Las Palmas ha comunicado que con esta sección quiere visibilizar como «el cine hecho en Canarias vive un buen momento de salud. La coordinadora de la sección, Rebeca P. Bethencourt, apunta en el catálogo que «el cine canario vuelve a demostrar su destreza documentalista endémica, pero también evidencia una insurgente profesionalización en géneros más periféricos».

Los largometrajes serán La hojarasca, de Macu Machín; Un volcán habitado, de David Pantaleón y Jose Víctor Fuentes; Una casa en el pueblo, de Domingo J. González, yVoy a desaparecer, de Coré Ruiz, España. Por su parte los cortos son Aitana, de Marina Alberti; Cabreo, de Jesús F. Cruz; Colonos del Espacio, de Fernando Alcántara; El Canto de los Años Nuevos, de Alexander Cabeza; El naciente, de David Pantaleón; La isla errante, de Pablo Borges; Las cosas queridas, de Pablo Vilas; Las invasiones biológicas. El caso del Ovis orientalis musimon en la isla de Tenerife: «El último muflón», de Shira Ukrainitz y Omar Al Abdul Razzak, y Meteoro, de Víctor Moreno.

'On the go', 'La hojarasca', 'Nina' o 'Historias de pastores' se dan cita en el Festival de Las Palmas 2024 7
‘La hojarasca’, de Macu Machín.

También tendrán lugar unas sesiones especiales que celebrarán el 30 aniversario de la productora canaria La Mirada, recordando dos de los trabajos del realizador Roberto Santiago. Se proyectarán Ruleta (1999) y Hombres felices (2001).

Este año el certamen incluye dos importantes ciclos. Uno dedicado a la cineasta, guionista, productora y actriz de origen iraní Ana Lily Amirpour. La autora del “western de terror” Una chica vuelve a casa sola de noche (EE.UU. 2014) visitará la ciudad y presentará, entre otros, sus cuatro largos y seis cortometrajes. 

El otro ciclo presenta la singular conexión de un productor y actor fundamental del cine japonés, Toshiro Mifune con Gran Canaria. La proyección de la película que el actor rodó en el archipiélago, 10.000 millas de borrasca es considerada por el equipo del Festival como un auténtico hito. Además de esta película, el certamen proyectará otros cinco títulos de Toshiro Mifune.

La inauguración del 23º Festival Internacional de Cine de Las Palmas se llevará a cabo este viernes 19 de abril con la película El moderno Sherlock Holmes, de Buster Keaton. La cinta que celebra su primer centenario y dará el pistoletazo de salida a la programación arropada por la Gran Canaria Big Band bajo la dirección de Chano Gil. La actriz española Mónica López será la maestra de ceremonias, encargada de conducir el acto inaugural y de presentar los contenidos de la edición.

También estará mercado del Festival MECAS, con su bifurcación entre el apartado del cine casi hecho y el cine por hacer, vive un buen año en cuanto a recepción de proyectos: con más de 400 trabajos, ha batido un récord en inscripciones en su séptimo año de vida. En concreto, esta cifra supone una subida del 44,3% en relación a 2023 que registró 232 títulos.

Etiquetas: , , , , , , , ,

‘Dragonkeeper’ se estrena sin los trabajadores de Ilion en los créditos y las empresas se culpan entre ellas

Los antiguos trabajadores de Ilion Animation no aparecerán en los créditos de Dragonkeeper a pesar de sus protestas. La superproducción animada se estrenará este viernes 19 de abril sin reconocer la aportación de los más de 60 animadores, técnicos y diseñadores. Estos aseguran haber sido excluidos de los créditos finales a pesar de trabajar en la película entre marzo de 2019 y julio 2020.

Las dos empresas responsables, Guardián de Dragones A.I.E. y la propia Ilion Animation, se pasan la pelota. La primera ha respondido a los trabajadores que nunca recibió un listado de los mismos ni de sus tareas, mientras que los antiguos responsables de Ilion se descargan toda la responsabilidad asegurando que informaron en todo momento de las personas que realizaron las diferentes tareas. Se da la circunstancia de que la relación laboral entre ambas firmas se cerró en malos términos en julio de 2020, y que poco después Ilion fue adquirida por la multinacional Skydance, en la que quedó diluida.

Los trabajadores y trabajadoras de Ilion Animation que participaron en la primera fase de la producción no tienen ninguna reclamación laboral, ya que todos ellos cobraron por su trabajo y algunos continuaron su relación con la empresa posteriormente. Pero piden ser reconocidos por su trabajo en la película internacional, uno de los títulos con más expectativas respecto a la taquilla española este 2024, como respaldo a sus carreras profesionales y por la posible proyección del mismo. Afirman tener el apoyo de algunos de los empleados en momentos posteriores de la producción, también descontentos con que los créditos les atribuyan trabajos que no realizaron.

Los responsables de Guardián de Dragones A.I.E. señalan a Ilion Animation por no entregar un listado del personal y sus tareas

Cine con Ñ ha podido contactar con los representantes de los trabajadores y acceder a parte de su comunicación con los responsables de Dragonkeeper. El pasado 15 de febrero los trabajadores y trabajadoras dirigieron un burofax a Guardián de Dragones A.I.E. que fue respondido por los productores Lorenzo ‘Larry’ Levene y Pedro Pérez Fernández de la Puente. Estos, según la documentación, responsabilizaron a Ilion Animation, firma actualmente perteneciente a la multinacional Skydance Animation, que la adquirió después de producirse su ruptura contractual con la anterior.

En su escrito, los responsables de Guardián de Dragones A.I.E. alegan que «ninguno de los firmantes» del burofax «ha tenido relación laboral o profesional de ningún tipo con ninguna de las productoras de Dragonkeeper«. Recuerdan también que rompieron su contrato con Ilion Animation el 1 de julio 2020 por «incumplimiento de obligaciones esenciales nacidas del contrato de prestación de servicios de producción suscrito el 18 de febrero de 2019″.

Cuando esta compañía entregó su parte del trabajo, «ni en ese momento, ni en ningún otro momento posterior, nos hizo entrega de la lista de las personas que habían participado en la elaboración de dichos materiales», una actuación «diferente al del resto de proveedores que han trabajado en la producción del largometraje, que sí suministraron al terminar sus trabajos dicha relación».

créditos de Dragonkeeper

Una versión que se contradice con la de Ignacio Pérez Dolset, antiguo propietario de Ilion desvinculado de la misma desde su venta a Skydancer en 2020. A preguntas de este medio, aseguró que «durante el tiempo en el que Ilion trabajó en Dragonkeeper, Guardián de Dragones AIE tuvo toda la información sobre los profesionales que trabajaron en el proyecto» y que, de no tenerla por cualquier circunstancia posterior, «en ningún momento se ha dirigido a nosotros para solicitarla», ya que «se la habríamos facilitado inmediatamente». Añadió, además, que desde Ilion desconocen cualquier detalle de la producción posterior a finalizar su contrato, «lo que hace aún más absurdo que nos atribuyan responsabilidad alguna en esta lamentable situación».

Por su parte los trabajadores de Ilion alegan que la ruptura del contrato entre las dos compañías no debería impedir que se reconociese su aportación. Aseguran que «la decisión de poner en créditos selectivamente a unas personas y no a otras es muy grave» al asignar «la totalidad de la tarea a solo una parte del personal, lo cual es injusto para todos. Las personas que sí salen en créditos tampoco están conformes con que se les asigne una tarea que no han realizado, y nos han manifestado su apoyo». Atribuyen todas estas circunstancias a los desacuerdos originales entre Guardián de Dragones A.I.E. e Ilion de los cuales los trabajadores no pueden ser, en su opinión, culpados.

Cine con Ñ ha intentado conocer la versión de los productores españoles de la cinta, dirigiéndose por diferentes vías en concreto a Larry Levene, productor principal de Guardián de Dragones A.I.E. y persona de contacto de los reclamantes según su versión, además de señalada por Pérez Dolset. No hemos recibido respuesta y por eso no disponemos de su versión ni su respuesta a las acusaciones de los trabajadores o del antiguo propietario de Ilion.

El caso contrasta con otro error en los créditos, relacionados con otra productora y otros trabajadores de la película no incluidos, que, según aseguran fuentes cercanas a la producción, sí que será subsanado cuando la película se estrene en streaming. Ninguna de las fuentes consultadas ha querido confirmar esta circunstancia oficialmente, ni entre los trabajadores de cualquiera de las compañías ni desde Guardián de Dragones AIE. Por su parte los ex de Ilion están estudiando que medidas es posible tomar para corregir la actual situación.

El pasado marzo, este grupo de trabajadores de Dragonkeeper, denunció en un comunicado y desde redes sociales su exclusión de los créditos finales tras haber llevado a cabo trabajos de «desde Proxy Modeling hasta Character Effects», mientras que el equipo chino «se encargaría del modelado en alta resolución de escenarios y de parte de los personajes, iluminación, render, FX y composición».

Durante este período «el trabajo se llevó a cabo con éxito y sin ninguna irregularidad notable», completando «entre el 60% y 70% del layout de la película, al tiempo que se finalizó el modelado de la mayoría de los personajes», así como «el rig de prácticamente todos los personajes modelados», incluyendo en ambos casos al personaje protagonista Ping y a Huahua, el ratón que la acompaña. Desde su página web, los trabajadores y trabajadoras presentaron una lista de créditos alternativa e incluso un vídeo del tráiler eliminando las partes que corresponden a las tareas realizadas por la parte excluida.

créditos de Dragonkeeper

Basada en la saga de novelas de Carole WilkinsonDragonkeeper cuenta la historia de una niña que se une al último dragón vivo para intentar frenar la extinción de estos. Una película de corte familiar que contará con la distribución en España de A Contracorriente pero que también tiene garantizado un ambicioso estreno en salas de Norteamérica (Estados Unidos y Canadá): según la información facilitada a la prensa de la distribuidora, su objetivo es llegar a más de 1.700 pantallas en la zona.

Oficialmente más de 600 trabajadores han trabajado en la película, que suma un presupuesto total de 25,5 millones de euros que sigue siendo extraordinario para el cine español solo contando el 50% que corresponde a su parte, 12,75 millones. Inicialmente la película iba a ser dirigida por Ignacio Ferreras (Arrugas) y producida por Manuel Cristóbal (Arrugas, Buñuel en el laberinto de las tortugas), que se retiraron del proyecto por diferentes motivos. Desde los inicios, en 2016, el principal impulsor fue el productor también español Lorenzo ‘Larry’ Levene (4 latas, Katmandú, un espejo en el cielo).

Durante la primera fase de promoción de la película, en su presentación en Málaga, Simó y Levene explicaron que hubo numerosas dificultades con los equipos chinos por el diferente modo de trabajar, e incluso con la censura. En este último caso, por ejemplo, porque los responsables chinos entendían que el villano original del libro respondía al estereotipo del chino malvado, e incluso propusieron darle aspecto occidental.

Etiquetas: , , ,

Mais cuñados: Un despropósito, pero Ourense sale muy bonito

Mais cuñados (o +Cuñados), porque tres nunca es suficiente. Eduardo, Sabonis y Modesto, que después de la primera entrega es ahora uno más de la familia, se meten en problemas por quedarse con el botín de la corrupta empresaria Alicia Zamora y su socio mafioso portugués. Los antiguos cómplices de sus enemigos vienen a buscarlos para reclamar lo que es suyo, pillándolos en el puesto de pulpo que han montado en Ourense para blanquear el dinero y en pleno carnaval de la ciudad gallega. Un follón durante el cuál además Sabonis intenta reconquistar a su ex, Eduardo cuidar de su familia y Modesto ya ni sabe lo que busca.

Secuela de la comedia Cuñados (2021), cambiando de director, de Toño López pasamos a Luis Avilés, manteniendo a Araceli Gonda a los guiones del equipo original y con el mismo trío de actores: Miguel de Lira, Xosé A. Touriñán y Federico Pérez. Los dos primeros en especial son pequeñas estrellas locales en Galicia y la primera parte funcionó razonablemente bien, sobre todo para estrenarse en plenas restricciones por la pandemia. El humor es el mismo, salpimentado además de patrocinios bastante poco disimulados, el principal es de suponer que de Turismo de la misma Ourense.

<strong>Mais cuñados</strong>: Un despropósito, pero Ourense sale muy bonito 8

Suscríbete y lee sin limitaciones

Mensual

2€

Primer mes

Después, 4,99€/mes

Suscríbete

Anual

45,99€

Primer año

Antes, 59,99€/año

Suscríbete

Etiquetas: , , , ,

APÚNTATE A LA NEWSLETTER DEL CINE ESPAÑOL

Get the latest business resources on the market delivered to you weekly.
Recibe en tu correo las últimas novedades sobre el audiovisual estatal
LA NEWSLETTER DEL CINE ESPAÑOL
Recibe en tu correo las últimas novedades del audiovisual estatal